FÓRMULA 1 | GP DE JAPÓN

Alonso y McLaren, más cerca del 'motor de GP2' que del Top 5

Fernando y Button saldrán un puesto más atrás que el año pasado tras la peor calificación de la temporada junto con la de Bakú.

0
Alonso y McLaren, más cerca del 'motor de GP2' que del Top 5.
Clive Rose Getty Images

"Si salimos séptimos u octavos creo que podemos luchar por un resultado mejor, por un Top 5", decía Alonso en la rueda de prensa del jueves. "Haremos todo lo posible en la configuración el coche para anotar más puntos y tener al alcance a los tres mejores equipos", señalaba por su parte Hasegawa en el previo del equipo. Pues, de momento, el sábado no han alcanzado ni la Q3 y tienen a cuatro equipos entre ellos y los grandes (Haas, Force India, Williams y Toro Rosso). Un desastre para tanta expectativa.

Todos en McLaren y Honda querían hacer olvidar el pésimo rendimiento que tuvieron en casa de los japoneses en Suzuka la pasada temporada. La evolución del propulsor en el coche de Fernando y los alentadores últimos resultados que estaban consiguiendo les hicieron creer aspirar a algo importante, pero todo ese optimismo ha quedado en nada. Lo cierto es que están más cerca del ‘motor de GP2’ de 2015 que de los cinco primeros puestos que soñaban con alcanzar ante sus fans más apasionados.

El año anterior Alonso y Button se hicieron con dos mejores puestos en una parrilla con dos monoplazas menos porque no estaba Haas (14º y 16º por 15º y 17º), y la mejora en este circuito ha sido escasa, sólo dos décimas con respecto a las poles de Rosberg (2.2 por 2.0). Un dato que evidencia aún más lo que está sufriendo McLaren para encontrar el ritmo es que esta es su peor calificación de 2016 junto con la de Bakú (quedaron 13º y 19º). En ambas suman 32 puestos entre sus dos pilotos.

Como explica Button, simplemente Suzuka es un circuito que se les atraganta. "Ahí es donde estamos. Todo es muy negativo para nosotros en términos de lo que nuestro coche es bueno. Este nunca va a ser un buen circuito para nosotros. Tiene largas rectas y no curvas de frenadas fuertes y de baja velocidad, que es donde somos fuertes. Es un fin de semana duro, probablemente un poco peor de lo que esperábamos, no somos rápidos". Solo el cielo podrá permitirles evitar otra decepción ante los suyos.