FÓRMULA 1

La tecnología digital en la F1 es la prioridad para 'Darth Vader'

Liberty tiene una hoja de ruta con unos objetivos entre los que están expandir el mercado en Asia y América y cambiar las retransmisiones.

La tecnología digital en la F1 es la prioridad para 'Darth Vader'

Liberty Media, que está dirigida por John Malone, tiene una hoja de ruta con una serie de objetivos prioritarios en la nueva era de la Fórmula 1. Aquí un resumen de los aspectos más importantes y relevantes que con efecto inmediato quieren ir modificando.

Expansión.

Uno de los principales objetivos de Liberty Media es aumentar su repercusión y participación en Asia y América. Actualmente hay seis grandes premios asiáticos: Bahrain, China, Singapur, Malasia, Japón y Abu Dhabi; y uno en EE UU: Austin. El gigante del cable y las telecomunicaciones quiere potenciar estos mercados, tanto en el incremento de espectadores, dentro y fuera de los circuitos, como con acuerdos comerciales con las empresas locales, aunque no a costa de expoliar Europa. Por eso, quizá las 21 carreras actuales se transformen en 25 o 26 en un futuro no muy lejano.

Digital.

En una sinergia perfecta, la búsqueda de repercusión y audiencias tiene que ir ligada a la explotación de unas herramientas que hasta ahora han sido obviadas por la F-1: las redes sociales, Youtube, los videojuegos... empezarán a tener una importancia vital. La tecnología y la interactividad con los fans es clave para llegar a los más jóvenes y modificar el target, o mejor dicho ampliarlo, del aficionado tipo del Mundial.

Retransmisiones.

Son los grandes maestros. Poder dotar de interactividad al televidente es habitual en el automovilismo en EE UU. El espectador elige el coche al que seguir, cambia el ángulo de la cámara, escucha conversaciones de radio, ve infografía en la pantalla... En definitiva, el espectáculo habitual de la televisión deportiva estadounidense.

‘Darth Vader’.

John Malone (en la foto) es el líder absoluto de Liberty, pero como en el resto de empresas que componen su imponente holding no aparece su nombre. Al Gore, exvicepresidente norteamericano, le puso como apelativo el nombre del mandamás del Lado Oscuro de la Fuerza en Star Wars ya que domina todo desde la sombra.. y sin muchos escrúpulos. Su poder en el mundo de la comunicación asusta y a sus 75 años sigue controlándolo todo y es un gran experto en los medios internacionales y todo aquello que tenga que ver con el entretenimiento. Casado y con dos hijos también es famoso por sus obras de caracter filantrópico en temas de educación y sanidad.

Bernie Ecclestone.

El británico de 85 años es el superviviente. Liberty sabe que controla todos los aspectos del campeonato y que muchos promotores, patrocinadores y máximos responsables de los equipos prefieren seguir negociando con el omnipresente británico. Dirige la F-1 desde finales de los 70 después de comprar los derechos televisivos y comerciales de la prueba. Cuando CVC Capital Partners adquirió el Mundial hace diez años, la empresa de capital riesgo lo nombró jefe. Con un nuevo dueño, el londinense seguirá al frente del día a día aunque ahora compartiendo protagonismo con Chase Carey, nuevo presidente de la F-1 y hombre de confianza de Malone. Le han pedido que siga tres años y ha aceptado. “Quizá con 89 años me entren ganas de jubilarme o decida dedicarme a otra actividad”, ha asegurado Ecclestone en ‘The Telegraph’.

Inversión de los equipos.

“Tendrán la oportunidad de participar en la inversión de la F1. Los términos detallados se acordarán en su momento”, aseguran desde Liberty Media. Sería algo novedoso ya que ahora mismo ninguna escudería tiene participaciones en la Fórmula 1.