MOTOCICLISMO

A Simón le encantó la WP-KTM de Moto2 que probó en Brno

"Tiene mucho potencial, va bien desde el primer momento y es fácil de llevar. Ojalá contaran conmigo para el año que viene", dice.

Madrid
A Simón le encantó la WP-KTM de Moto2 que probó en Brno
Mirco Lazzari gp Getty Images

Semana grande para Julián Simón, que regresó al podio de Moto2 casi cuatro años después con el tercer puesto logrado en Sachsenring y oportunidad de probar la nueva WP-KTM que debutará el el próximo año en el Mundial de la categoría intermedia. Al tiempo que la firma austriaca probaba su MotoGP por vez primera juntos al resto de la parrilla, en el Red Bull Ring, ponía en pista su Moto2 en el circuito checo de Brno en las experimentadas manos de Julito, que acabó encantado con el prototipo.

"Hay mucho potencial. La moto va bien desde el primer momento y resulta fácil de llevar. Sólo pude rodar medio día el martes y otro medio día el miércoles, con lo que no me ha dado mucho tiempo a ajustarla a mis gustos, pero me ha gustado", empezaba diciendo antes de revelar que "los tiempos han sido muy buenos, a menos de un segundo el récord, y con gomas de carrera. Las mismas sensaciones que he tenido yo con ella las ha tenido también Ricky Cardús, rodando los dos de manera similar y con constancia".

El de Villacañas conoce bien la fábrica de Matthigofen, porque defendió sus colores durante dos temporadas en 125cc (2005 y 2006) y una más en 250cc, logrando en Inglaterra 05 la primera de sus ocho victorias mundialistas. Por ello, hay que tenerle muy en cuenta cuando dice que "los de KTM están contentos con la moto que han parido. Son conscientes de que tienen potencial y es una fábrica que sabe hacer las cosas bien. Han apostado por el concepto tubular para el chasis, pero es más estético que otra cosa y no cambia nada a la hora de pilotar".

El equipo qatarí en el que milita en la actualidad Simón no continuará la próxima temporada en el campeonato, con lo que le vendría de perlas que KTM apostara por él para esa moto que ha creado a medias con la marca de suspensiones WP. Al respecto, dice: "No hemos hablado mucho de mi futuro. Los que mandan en la actualidad son los pilotos jóvenes. He hecho con ellos este test y habrá alguno más. Ojalá contaran conmigo para ser piloto del equipo el año que viene, pero eso no depende de mí". El que dispondrá seguro de una de esas dos unidades que custodiará el equipo Ajo en el que actualmente milita Johann Zarco es Brad Binder, que espera dar el salto desde Moto3 como campeón y su plaza en el Red Bull KTM Ajo de la categoría pequeña la ocupara Enea Bastianini, que abandonará así el equipo Gresini.

Sea como fuere, el campeón del mundo de 125cc de 2009 se va de vacaciones en su mejor momento en mucho tiempo. "Para mí ha sido una semana perfecta, con la vuelta al podio en el GP de Alemania e inmediatamente después a Brno para llevar a cabo estas pruebas. Ahora a descansar y en unos días a pasarlo bien en el Sixty Festival Rider que haremos el 30 de julio en Villacañas, donde celebraremos como se merece es podio de Sachsenring", asegura con una amplia sonrisa Simón, un piloto al que ya le tocaba llevarse una buena alegría y de la que se alegra la inmensa mayoría del paddock.