MOTOGP | GP DE HOLANDA

De Elías a Miller: diez años para ver ganar a un satélite

Desde Portugal 06 no vencía un piloto con una moto privada. El español lo hizo con la Honda de Gresini y el aussie con la del Estrella Galicia.

De Elías a Miller: diez años para ver ganar a un satélite en MotoGP
NICOLAS ASFOURI AFP

Han tenido que pasar casi diez años para volver a ver ganar a un piloto de un equipo satélite una carrera de MotoGP. Lo ha hecho Miller en Assen como antes lo había conseguido Elías, en el GP de Portugal 06, una de las mejores carreras de la historia, por cierto, y también con mayor incidencia.

El manresano tenía en el aire su continuidad en el Mundial y la consiguió firmando una victoria épica. Remontó desde el fondo del pelotón y dejó para el final a Roberts y Rossi, a los que dejó alucinados varias veces con unas tremendas frenadas, completamente de lado, en el final de recta. La pelea final quedó reservada en una mano a mano entre Toni y Valentino, al que batió en la misma línea de meta, saliendo de su rebufo y por tan sólo dos milésimas. Ese resultado le restó al italiano cinco puntos en la pelea por el título, que fueron los que justamente le faltaron al acabar la siguiente cita y la temporada, porque perdió contra Hayden por cinco puntos.

El triunfo de Miller quizá no tuvo tanta épica, pero también era muy necesario para él, porque hay que recordar que estaba en tela de juicio después de haber subido el año pasado a MotoGP directamente desde Moto3. Su alegría al verse en lo más alto del podio de Assen era por tanto más que justificada y también la de su equipo, el Estrella Galicia Marc VDS que de este modo ya tiene salvada la temporada.