F1 | GP DE EUROPA

Bakú: Ecclestone quiere hacer pasar por aquí a los pilotos

Se critica que un piloto de F-1 no probara el trazado, que en algún punto tiene 7,6 metros de anchura, y la vulneración de los derechos humanos.

Preocupa la seguridad en Bakú, ante el GP de F1: así es una vuelta a su circuito
Majid Aliyev Circuito de Bakú

Este fin de semana la Fórmula 1 aterriza en Montreal, pero lo que realmente preocupa al campeonato es lo que aguarda en apenas nueve días en Bakú. Será la primera vez que Azerbaiyán acoja un GP del Mundial, en este caso el de Europa, y ese reto ofrece muchas dudas: la oposición al gobierno pretende que se suspenda la prueba y la seguridad del trazado se pone en duda. Mientras, la FIA afirma: "No vemos la hora de correr allí".

A todo ello se unen las críticas de los activistasde la campaña 'Deporte a favor de los Derechos', que urgen a Bernie Ecclestone a denunciar la vulneración de los derechos humanos en el país. Se ha dirigido una carta a la FOM (Formula One Management, el organismo que gestiona la F-1) y se ha solicitado además que Enrique Iglesias, Pharrell Williams y Chris Brown cancelen sus actuaciones previstas durante el fin de semana del GP de Europa (17, 18 y 19 de junio). En la carta dirigida a la F-1 se acusa al presidente de Azerbaiyán, Ilham Aliyev, de reprimir a los disidentes y a los grupos políticos de la oposición. "Confiamos en tratar estos asuntos con la FOM", afirma Rebecca Vincent, coordinadora de Deportes a favor de los Derechos.

Así es el circuito de Bakú.

Mientras, desde otros frentes se critica el trazado urbano en el que se disputará en gran premio. Lo que preocupa especialmente es el tramo de la curva 8 a la 12, cuyo ancho llega a ser de 7,6 metros. "Estuvimos cuatro o cinco horas caminando por el trazado examinando cada detalle. En general hay que decir que el circuito es excepcional", afirma sin embargo Charlie Whiting, Director de Carrera de la F-1 y delegado de seguridad.

Pero algunas fuentes consideran que se debería haber llevado a cabo un test por parte de un piloto de la actual parrilla de la F-1 y no que haya sido Gulhuseyn Abdullayev, quinto este año en la Formula Gulf 1000 Series de los Emiratos Árabes Unidos el encargado de probar un monoplaza en el delicado trazado azerbaiyano. "La pista tiene un diseño muy singular, las curvas 8 y 10 en la Puerta Qosha Qala son especialmente interesantes. Pilotar en ese tramo no es nada fácil. Creo que vamos a ser testigos de algunos momentos de infarto durante la carrera", reconoce Abdullayev.