FÓRMULA 1

Ferrari sitúa su diferencia con Mercedes en una única décima

"Con nuestro cálculo estábamos una décima por detrás, que es un margen que con un empuje final de los pilotos incluso podría reducirse a cero", asegura Arrivabene.

0
Ferrari sitúa su diferencia con Mercedes en una única décima.
LYNN BO BO EFE

Han diseñado con mimo su arco, mejorando hasta el último detalle, y están situados en la posición perfecta, con los pies clavados en suelo y en la mejor postura aerodinámica, pero a la hora de lanzar sus flechas siempre se levanta algo de viento y no hacen diana. Las de color plata son las únicas que no fallan el tiro. Ferrari tiene la velocidad para ponerles en apuro, la han mostrado, pero aún no han tenido una carrera limpia en la que utilizarla en todo su esplendor.

No tienen dudas de que cuando tengan un domingo favorable estarán ahí. Han reducido la distancia con Mercedes a lo más mínimo, a un margen casi inexistente según explica Maurizio Arrivabene en ‘Motorsport’ tras el GP de China: "En la calificación pudimos apuntar a la pole. Con nuestro cálculo creíamos que estábamos una décima por detrás de Mercedes, que es un margen que con un empuje final de los pilotos incluso podría reducirse a cero. Pero no fue así".

"Seb y Kimi están trabajando duro, estan continuamente en Maranello pasando mucho tiempo con sus ingenieros. En la calificación hubo errores, pero en la carrera lo hicieron bien", dice el mandatario italiano sobre Vettel y Raikkonen. Al alemán le dio un tirón de orejas por sus quejas a Kvyat, pero ahora le da una palmada en la espalda al recordar su excelente maniobra en boxes: "Vi una gran cosa de Seb al pasar a dos coches en el pit lane, demuestra porque su salario es más alto que el de Carlos Sainz".

Después de dejar en mal lugar al español, Arrivabene se centra en la próxima cita, la de Rusia, para la que la Scuderia no tendrá mejoras relevantes: "Habrá algo, pero nada de gran importancia. Decidimos hace tiempo que el desarrollo sería gradual porque cuando se inicia una temporada con un proyecto totalmente nuevo no tiene sentido llevar paquetes revolucionarios. Tenemos que trabajar paso a paso, si realizas grandes saltos te arriesgas a perder la dirección". La dirección es buena, falta puntería.