RESISTENCIA

Porsche 'desnuda' el turbo que ganó Le Mans con Hulkenberg

Muestra por primera vez el propulsor, que ofrecía 500CV (hasta 900CV con el motor eléctrico), también llevó a la marca al título de pilotos y constructores.

Porsche 'desnuda' el turbo que ganó Le Mans con Hulkenberg
PORSCHE

Lo de Porsche es algo así como un pequeño striptease. Por primera vez, la marca ha mostrado imágenes de la pieza clave de su 919 Hybrid ganador de las 24 Horas de Le Mans en 2015. Un concepto de propulsión innovador que permitió a Nico Hulkenberg proclamarse campeón de la mítica prueba disputada en el circuito de La Sarthe. Algo que está en el punto de mira de muchos pilotos, incluso de la Fórmula 1. Ahí está Fernando Alonso, que hace dos años daba la salida a la carrera y decía: "Sería bonito, algún día, poder ser protagonista en pista”.

Pero por ahora, el asturiano, a quien pretendió la marca alemana hace dos años, bastante tiene con triunfar en ese proyecto McLaren-Honda que afronta ahora su segundo tras el regreso a la competición. Por lo pronto deberá ver en la distancia las 24 Horas de Le Mans 2016, que se disputarán el 18 y el 19 de junio. En ellas defiende título en la máxima categoría, LMP1, ese Porsche 919 Hybrid del que hoy conocemos su motor turbo de combustión y cuatro cilindros conectado al eje trasero. Se trata de un sistema de recuperación de energía de los gases de escape, la última tecnología en baterías de iones de litio para almacenar energía y suministrarla a un motor eléctrico acoplado al eje delantero y un complejo sistema de gestión de la propulsión híbrida.

Esa joya tecnológica encumbró a Porsche en 2015, ya que al título en Le Mans sumó los de pilotos y constructores en el Mundial de Resistencia (WEC). El motor será expuesto durante las próximas carreras, en exhibiciones y, por supuesto, en el Museo Porsche de Stuttgart-Zuffenhausen. Con una cilindrada de sólo dos litros, es el propulsor de combustión más eficiente que Porsche haya construido jamás. “Desde el principio optamos por un concepto arriesgado, pero que era también el adecuado. Y ahora está dando sus frutos”, afirma Alexander Hitzinger, el director técnico responsable del 919.

El pequeño propulsor que montaba el prototipo vencedor de las 24 Horas de Le Mans ofrecía más de 500 caballos de potencia. Sin embargo, la reglamentación vigente para este año exige una cantidad menor de energía del combustible empleado en cada vuelta y se reduce el flujo de gasolina en todos los prototipos. Eso supone una pérdida del 8% de combustible y hace que la potencia baje por debajo de los 500 caballos. Junto con la energía eléctrica tomada de los dos sistemas de recuperación de energía (la aprovechada de la frenada del tren delantero y la de los gases de escape), que suministran al motor eléctrico situado en el eje frontal, el sistema de propulsión total del Porsche 919 Hybrid da ahora cerca de 900 caballos.