Estas leyendo

Márquez-Rossi, del amor al ‘odio’ solamente hay un toque

PIQUE ENTRE GENIOS

Márquez-Rossi, del amor al ‘odio’ solamente hay un toque

Márquez-Rossi, del amor al ‘odio’ solamente hay un toque

Jaime Olivares

El español llegó al Mundial en 2008 con el italiano como ídolo y le conoció en Montmeló. Entonces no podían ni pensar que alguna vez serían los rivales que hoy en día son

Hacía tiempo que no se veía una rueda de prensa tan interesante como la de Assen, con Rossi y Márquez tirándose pullas y dardos camuflados con sonrisas poco creíbles. Lorenzo prefirió no mojarse cuando AS se lo pidió. Sea como fuere, el pique de Valentino y Marc era latente con puntos de vista distintos sobre el toque en la última curva de la última vuelta, que se saldó con la salida de pista del 46 acortando la chicane directo hacia la victoria. El intercambio de directos y ganchos será recordado por mucho tiempo.

Motocross. Al recordarle que después de Argentina dijo que había aprendido mucho de Rossi para el futuro, se le preguntó qué había aprendido esta vez. Y respondió con ironía: “A hacer motocross”. Se estaba refiriendo a la manera de acortar la chicane de Rossi por la grava.

¿Otra relación? Preguntados ambos si este polémico desenlace de Assen, sumado a lo que ya vivieron en el final de Argentina, con caída de Márquez, podía cambiar la buena relación entre ambos, contestó primero Rossi. “No, no lo creo”, dijo Valentino entre risas a la vez que miraba a Marc, esperando su respuesta, que fue esta, con la sonrisa dibujada en el rostro, pero con tono algo más serio: “Espero que no… fuera del circuito, pero dentro estamos luchando por objetivos diferentes. Él por el título y yo pienso en ganar cada carrera”.

‘Sacacorchos’. Al cuestionar a Marc si pensaba que la decisión de Dirección de Carrera podía haber sido otra de no haberse tratado de Valentino con quien la tuvo, no se cortó a la hora de contestar: “No lo sé. Ya lo veremos en el futuro, cuando alguien lo haga también, se dirá: ‘¡Eh! Ya lo hizo Valentino y no pasó nada”. Y en esas Rossi se acercó al micrófono para replicarle: “Es cierto, pero puede ver lo que él (por Marc) hizo en el pasado en Laguna Seca”. Lo dice en referencia a cuando el español pasó al italiano acortando en el Sacacorchos, como en su día El Doctor había hecho con Stoner. La réplica del 46 encontró a su vez la del 93, que le soltó: “La diferencia es que no era la última vuelta y que no era el adelantamiento por la victoria...”.

Sin intención. Se le pregunta a Rossi si cree que el toque de Márquez al llegar a la chicane ha sido intencionado. Respuesta: “No. Quiero hablarlo con Marc en persona, porque es mejor ver otra vez las imágenes. Todo el mundo defiende su idea”. Y vuelve a explicar su teoría, la de que el sitio era suyo y el que le saca es Márquez. Se le pregunta a continuación si se cree la versión del ganador, y dice: “Lo que sé es cómo se hace lo correcto, porque yo nunca me fui por fuera del trazado. Lo que yo ya he dicho. Hice una última vuelta perfecta, la última curva la había preparado así. Pero cuando paré la moto, yo estaba ya en el sitio bueno y es cuando nos tocamos, en esa chicane. Yo hice lo correcto”.

Encuentro. Se les preguntó también sobre su reencuentro a pie de podio. “He ido hacia Marc, pero le he visto un poco enfadado y he preferido no hablar mucho. Después de las carreras todo está muy caliente”, aseguraba Rossi antes de que respondiera el español: “Solo le he dicho felicidades y buena última curva”.

Situación. Y la última pregunta conjunta para ellos fue la de, sin ese pequeño toque, quién creía que tenía la mejor posición en la chicane. Rossi: “Yo recuerdo que estaba delante, así que quizás yo”. Márquez: “Yo recuerdo que estaba por dentro, así que quizás yo”.

0 Comentarios

Para poder comentar debes estar Registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?

También te puede interesar