AUTOMOVILISMO

Cien periodistas en el debut de Mick Schumacher en la F-4

El hijo del heptacampeón Michael debuta este miércoles con un monoplaza sometido a la presión medíática que despierta su ilustre apellido.

Berlín
0
Cien periodistas en el debut de Mick Schumacher en la F-4

Un centenar de periodistas y fotógrafos acudirá mañana a la jornada para medios de la nueva Fórmula 4 para registrar el esperado estreno público de un gran protagonista: Mick Schumacher, hijo del heptacampeón de Fórmula 1, Michael.

El joven de 16 años viene probando su coche casi a puerta cerrada, pero mañana seguirá los tests en el circuito de Oschersleben, norte de Alemania, en medio de una enorme expectativa mediática y a dos semanas de que comience el campeonato de la Fórmula 4.

El salto de los karts a la Fórmula 4, primer paso del largo camino a la Fórmula 1, implica un desafío inmenso para cualquier joven. Pero la presión será aun mayor para Mick, que llevará a cuestas el ser hijo del piloto más exitoso de la historia. "Junto con la oportunidad que tiene, se le sumará la carga extra de tener que lidiar tan pronto con la presión", adelantó recientemente Sebastian Vettel, cuatro veces campeón mundial de Fórmula 1 y admirador y amigo del padre de Mick.

El mundo entero asocia el nombre Schumacher a la Fórmula 1, los récords y el registro difícilmente igualable de siete títulos del mundo y 91 victorias en Grandes Premios. Pero también a un destino que sigue teniendo en vilo al mundo: el de un campeón que lucha por recuperarse del accidente de esquí que el 29 de diciembre de 2013 lo dejó en coma durante meses. Desde septiembre sigue su rehabilitación en su casa de Suiza cuidado por su familia.

También ese drama rondará la cabeza de Mick cuando se suba mañana a su coche, un bólido de 160 CV de potencia que alcanza una velocidad de 210 kilómetros por hora. Es el único hijo varón del ex piloto de 46 años, que también tuvo una hija. Los organizadores prometen no hacer diferencias. "Mick será tratado como cualquier otro", señaló el club alemán del automóvil (ADAC).

Pese a su debut, es improbable que Mick se ponga frente a un micrófono ya esta temporada. La familia viene intentando resguardar la privacidad de un adolescente sometido ya a una enorme presión en un momento difícil de su vida.

Mientras tanto, los compañeros del subcampeón mundial y europeo junior de karts hablan por él. "Es un chico maravilloso y amable que tiene que seguir creciendo", contó en una entrevista con el diario "Die Welt" Frits van Amersfoort, jefe del equipo de Mick en la Fórmula 4. "Sabemos que su padre fue heptacampeón del mundo, pero quiero subrayar que Mick aún necesita tiempo para aprender la profesión de piloto".

El de Mick será sólo uno de los 42 coches de 18 equipos inscritos para la Fórmula 4 alemana. La temporada se disputa a lo largo de ocho fines de semana con tres carreras cada uno. El pequeño Schumacher viene familiarizándose con su coche, pero ahora probará por primera vez lo que se siente en medio de la presión mediática. Con ambas cosas tendrá que convivir estrechamente los próximos meses.