Estas leyendo

Stefano Domenicali: "No sé cuál es exactamente el problema"

FÓRMULA 1

Stefano Domenicali: "No sé cuál es exactamente el problema"

Stefano Domenicali: "No sé cuál es exactamente el problema"

GIAMPIERO SPOSITO

REUTERS

El jefe del equipo Ferrari confía en saber interpretar mejor los Pirelli y dice que la Scuderia sigue adelante con un programa para “estar listos en Spa”.

Sabemos que Maranello ha cerrado, en realidad todas las escuderías de Fórmula 1 tienen prohibido trabajar estas dos semanas, sabemos también que Luca Cordero di Montezemolo, el jefe de Ferrari, quiso suavizar sus palabras sobre Fernando Alonso para que las vacaciones sirvieran de bálsamo a todos. A todos. Pero pese a que las puertas de la Scuderia están cerradas a cal y canto, es inevitable que por debajo se cuelen algunas opiniones que hacer crecer las dudas. “No sé a ciencia cierta cuál es exactamente el problema”, afirma Stefano Domenicali, el jefe de equipo rosso, en una entrevista con la ‘Asociación de la Prensa Británica’.

Suele decirse no importa el problema, importa la solución. Pero para eso, el primer paso es saber cuál es el problema. Quedan dos semanas para que el Mundial de la F-1 se reanude en Spa-Francorchamps y los 39 puntos que Sebastian Vettel saca a Alonso suponen una presión extra sobre Ferrari, no sólo tercero en el Mundial con sus pilotos (Kimi Raikkonen se ha colado entre el alemán y el español), sino también en el de constructores (Mercedes ocupa el segundo puesto).

Red Bull, Mercedes y Lotus van hacia arriba, mientras que Ferarri va hacia abajo. “Parece que hemos perdido el colchón que disfrutamos en las primeras carreras, cuando nuestro ritmo era fuerte. No estamos donde queríamos estar, así que debemos interpretar si los neumáticos son la causa y saber cómo reaccionar. Es algo que debemos analizar detenidamente porque la actual estructura de los neumáticos es la que vamos a tener hasta el final de temporada”, declara Domenicali.

Habrá que seguir las pistas que los demás equipos dejan. Por ejemplo, Mercedes. “Parece ser que ellos han resuelto el problema, porque estaban sufriendo tremendamente durante las carreras”, apunta Stefano, que dice haber “seguido un programa para estar listos en Spa” y nos regala una perla para analizar: “Hemos mejorado el coche para la calificación, pero no para las carreras”. La fábrica cierra, pero sigue el debate.

 

Comentarios

Comentarios no disponibles

También te puede interesar