Estas leyendo

Pol Espargaró: "Un Mundial no se conquista antes de empezar"

MOTO 2

Pol Espargaró: "Un Mundial no se conquista antes de empezar"

Pol Espargaró: "Un Mundial no se conquista antes de empezar"

Jesús Rubio

Derrocha simpatía y a los 21 años no le afecta su condición de favorito al título de Moto2, lo que no da por hecho pese a que "Luthi era el que daba miedo y ahora está lesionado"

Siendo tan culé como es, ha elegido unos días muy curiosos para pasar por Madrid...

(Se ríe). Lo soy mucho y según venía por Madrid me iban entrando picores de piel... Pero nada, disfruto del fútbol y de los grandes partidos. Estuve en el Bernabéu viendo la ida del clásico de Copa. Me pareció un campo espectacular y no pensaba de verdad que fuera a existir tan buen rollo. Mi visita anterior había sido en un palco cerrado y esta vez estuvimos con la camiseta del Barça puesta, en plan guerrero, y sin ningún problema, con gente haciéndose fotos con nosotros.

Como pasa en los circuitos donde se puede ir con la camiseta de Pol o la de Márquez sin que ocurra nada...

Así es.

Yo vi a una pareja en la que ella iba vestida de Biaggi y él de Rossi.

Eso es amor. (Se ríe).

¿Qué recuerdo le queda de 2012, con cuatro victorias, once podios, ocho poles y el subcampeonato de Moto2?

Pues muy bonito. Al principio ves que eres segundo y piensas que eres el primero de los que pierde, pero en frío recuerdas el pasado y te das cuenta de que la evolución ha sido grandiosa. Gracias a temporadas así, creces. Luchando con Marc hemos aprendido un montón de cosas. Fue una temporada grandiosa, pero mirando los errores que costaron muchos puntos, como Holanda o Montmeló, te mosqueas y duele un poquito más.

Lo peor fue el mal rollo más allá de la pista con Márquez y su equipo a raíz del toque de Montmeló y la posterior guerra en los despachos con sanciones que aparecían y desaparecían. ¿Cómo lo recuerda?

Yo creo que la explosión fue mayor de lo que en realidad debió ser porque se trataba de la carrera de casa. Dos pilotos españoles, catalanes, corriendo delante de tanta gente en casa... Pasó lo que pasó y se generó conflicto, pero nos rehicimos bastante bien. Fui después a Silverstone mejor que nunca y ganamos esa carrera. Aquello que pasó fue un impulso de fuerza y nos enrabietó. A partir de ahí vino mi segunda parte del campeonato, que es la mejor que he hecho nunca.

Le faltó ganar a Márquez en el cuerpo a cuerpo. ¿Por qué no le ganó y por qué se quejó alguna vez de sus maniobras?

Hay muchas formas de luchar y en una última vuelta puede ganar cualquiera. A mí me ganó Marc y me quitó alguna victoria de cuerpo a cuerpo, pero me quejaba por adelantamientos en los que abre la trazada para que el otro se vaya fuera buscando el contacto.

¿Estilo motocross?

Sí pero no, porque en motocross no se alcanzan nuestras velocidades y ahí hay más trazada. Aquí, cuando te cierran la trazada y te empujan hacia el piano se complica la frenada y es más peligroso. Aún así, de esas batallas se aprende.

¿Lo hará en el futuro?

No, porque nunca lo he hecho y creo que nunca lo voy a hacer. Me gusta ganar las carreras como lo hacemos y, si es escapándonos, mejor, como en Australia.

¿Cómo se lleva ser el máximo favorito para este año? Ya no está Marc, es el subcampeón y se le ha visto el más fuerte en la pretemporada...

Aún hay que empezar. Mucha gente da como campeón al segundo y cosas peores han pasado. Ya hemos visto lo que pasó con Maverick el año pasado, que también se le daba campeón. Las cosas se suelen complicar y nunca son fáciles. Hay que esperar y empezar fuertes en Catar. Toco madera, pero las caídas influyen mucho. Ya se ve con Luthi, que iba a luchar con nosotros en las primeras carreras y no va a estar por lesión en las dos primeras, y a la tercera llegará magullado. Esto es muy largo, con muchos puntos y hay que trabajarlos mucho.

¿Su mayor rival es usted mismo?

Si hacemos las cosas como el año pasado, sí. También es cierto que estaba Marc, que me iba empujando y haciéndome mejorar. Tenemos que hacer las cosas igual que el año pasado.

¿Qué rivales ve?

Pilotos rápidos hay muchos, porque es la categoría más dinámica, la más complicada y luchada, por la igualdad del motor y puesta a punto. Pero bueno, Redding, que es un poco irregular, cuando llegan circuitos que le gustan es muy rápido, pero a final de carrera se viene un poco abajo por desgaste de neumáticos. Luthi era el que más miedo me daba para la primera parte de la temporada, pero llegará tocado.

Ya, pero el suizo en un final apretado nunca gana.

Sí, pero no es todo ganar sino regularidad y Luthi lo es en las primeras partes de campeonato. Va a perder 50 puntos, pero de eso no te alegras. Te pone en guardia y piensas que te puede pasar a ti. Aunque piensas que lo puedes tener un poco más fácil, piensas que podías haber sido tú y ahí te das cuenta de que un Mundial no se gana antes de empezar.

¿Se queda en Moto2 para subir como campeón a MotoGP?

No es sólo por el título. Lo principal es aprovechar mi juventud y subir con opciones de futuro, de hacer top cinco el primer año y ganar en los siguientes. Se tiene que subir con aspiraciones, ganas e ilusión y qué mejor que esperar para subir con las mejores armas.

Armado y de camuflaje se le ve en una foto...

Practico air soft cerca de casa y me lo paso en grande con amigos. Soy el sanitario de mi equipo y tengo un M4 y una escopeta recortada. Nos disparamos balines.

Volviendo al salto a MotoGP, ¿se atrevería con la Ducati?

No es de lo que más ilusión me haga. Tengo que aprender. Valentino, un tío con experiencia en poner motos a punto, no pudo. Y un rookie no podría hacerlo y se vería en problemas.

¿Cómo es posible que Smith esté subido ya a una Yamaha y Pol siga otro año en Moto2?

Son cosas de este mundo. Funciona por enchufes, dinero, patrocinadores, mánagers

Y el de Smith es de los mejores, Randy Mamola

Sí. Es grande, muy grande. Tenemos que ver cómo lo hace Bradley, pero sí que es cierto que ha habido otros pilotos, no sólo yo, más rápidos que él, pero tiene gente que ha trabajado bien para sus intereses.

¿Le puede condicionar para subir su pasaporte habiendo tanto español con moto buena como ya hay en MotoGP?

Todo depende de si ganamos. Somos demasiados y rápidos, así que es un problema.

El aficionado a disfrutarlo...

Por supuesto, porque hubo muchos momentos en los que no fue así.

¿Habría hecho usted con su misma moto la pretemporada que está haciendo Marc?

Hay que tener ambición y yo confío mucho en mí. No sé lo que hubiera hecho en su lugar pero, soñando, sí creo que hubiera podido. Marc ya ha hecho saltar las alarmas y hay que ser ciego para no ver que va a estar ahí. Tiene talento, ganas, juventud, mucha hambre y una moto buena. Disfrutaremos de un año bonito de MotoGP, en el que Marc estará ahí, pero yo me juego los cuartos por Lorenzo. Tengo esa vibración. Está en su mejor momento, es un piloto increíble que va muy rápido y la Yamaha funciona muy bien sin ese cambio seamless que parece que llegará. Se dice que ganan 0.3 por vuelta con él, así que Lorenzo tres décimas más rápido por vuelta sería la bomba. Y espero que Valentino también le dé vidilla al Mundial.

¿Por qué todos son un poco o mucho de Rossi?

Porque Valentino ha sido y será un grande. A la gente le gusta porque transmite alegría. Sólo con verle te sale una sonrisa. Mira que llevo años viéndole, pero aún me lo encuentro en un restaurante y me sube algo por el estómago y digo: ¡Ostras, es Valentino! Y tantas victorias, pero lo más importante es lo que transmite a la gente, una sonrisa, que es lo que la gente necesita.

Comentarios

Comentarios no disponibles

También te puede interesar