Estas leyendo

Alonso le recorta tres puntos al líder Vettel

Fórmula 1 | GP de Abu Dhabi

Alonso le recorta tres puntos al líder Vettel

Alonso le recorta tres puntos al líder Vettel

getty

Carrera de época que ganó Raikkonen, con Alonso segundo y Vettel, que salía desde el 'pit lane', en tercer lugar. El asturiano está ahora a diez puntos del alemán a dos grandes premios para el final del Mundial.

Alonso no conocía a nadie en los momentos previos a una carrera en la que debía hacer lo imposible para acercarse a un sueño. El español partía sexto en Abu Dhabi, mientras su principal rival por el título lo hacía desde las catacumbas. Sebastian Vettel, en esos momentos, hacia su vuelta previa con el Red Bull brillando entre fotógrafos.  

Alonso, sexto, Vettel, desde el pit lane. Remontadas imposibles. Las simulaciones advertían de que el español terminaría entre los cinco primeros y Vettel, entre los siete. Cerebros sin alma, falta el factor humano. Y el destino. Y la suerte. Pero sobre todo el talento. Para que Alonso terminara segundo en el aliento de Kimi Raikkonen y Vettel tras el español entró en juego todo eso y más. Factor humano. Sobre todo.

Lewis Hamilton, en el que parecía su gran premio, partía desde la pole en dirección al triunfo, salía bien el británico de McLaren con Raikkonen cerca, extraordinaria arrancada la suya para ponerse segundo desde el quinto puesto. Tercero era entonces Pastor Maldonado. Cuarto...

Para colocar su nombre en esa casilla, Fernando apeló a una cosa que se llama valor y en España lo asemejamos a la hombría. Dos milímetros y el muro de la recta de meta entre su Ferrari y el Red Bull de Webber, el australiano lo intentó, pero no pudo ante la furia del asturiano. A partir de ahí, varias vueltas detrás de Pastor. En esos momentos Kimi era segundo tras Hamilton. Y Vettel comenzaba su remontada. Porque sí, ayer remontó el alemán. No es la primera vez, ya lo hizo en Spa, aunque no fuera tanto. La extraordinaria carrera del alemán se cimentó en tres pilares: una brillantez como piloto fuera de duda, factores externos que ayudaron, como coches de seguridad en el momento oportuno y accidentes varios de pilotos que se desdibujaron; y el monoplaza más rápido de la parrilla.

Cuando el alemán era ya decimoquinto, salió el primer safety de la jornada y el líder del Mundial aprovechó para cambiar el alerón delantero y poner los neumáticos más blandos. De nuevo último, pero con varios coches ya fuera de carrera. Vettel se las vio con Grosjean, el primero de los pilotos que le pone en apuros. Antes, intentando pasar a Bruno Senna, se quedó a centímetros de tocarse con el brasileño. Pero salió ileso. Suerte del campeón. O no. Desde ahí Sebastian siguió pasando rival tras rival: los Caterham, Marussia, Toro Rosso, sin problemas, Schumacher, con menos problemas aún... 

Por delante, Hamilton abandonó. Alonso pasaba a Maldonado y era segundo tras Raikkonen, líder después del adiós de Lewis. Y más atrás Vettel seguía paseando en la noche del desierto. Pasó a Webber. "Viene Sebastian detrás, deja espacio", le dijeron desde el muro. 

Alonso entró a cambiar neumáticos y salió detrás de Vettel. Aún tenía que sustituir sus blandos el germano. Lo hizo y salió cuarto sólo por detrás de Kimi, Alonso y Button. Y una vuelta más tarde, segundo coche de seguridad. En ese momento Vettel estaba a 14 segundos de Button, a 16 de Alonso. Todos juntos y Seb con ruedas nuevas. Alonso intentó llegar a Kimi, casi lo logra. Y Vettel pasar a Button, lo consiguió. Ganó Raikkonen, segundo Alonso, tercero Vettel. Diez puntos, dos carreras. El sueño irreal aún es posible. Que gane el mejor...

También te puede interesar