Estas leyendo

Simoncelli pierde la vida

MOTOGP | GP DE MALAISIA

Simoncelli pierde la vida

Perdió el control de su Honda en la segunda vuelta e impactó con la Yamaha de Edwards, quedando inerte en el suelo sin el casco. Intentaron reanimarle en la clínica del circuito, sin éxito.

La vida es maravillosa, pero en ocasiones puede tornarse trágica. No hay otra forma de verla para intentar comprender cómo es posible que Marco Simoncelli haya perdido hoy la vida en un accidente mortal durante la segunda vuelta de la carrera de MotoGP en el GP de Malaisia.

El incidente ha sido muy rápido, a la salida de la curva 11 del circuito de Sepang. El italiano ha perdido el control de su Honda y, en un intento de recuperarlo para evitar la caída, se ha dirigido hacia la derecha de la pista ya prácticamente apoyado sobre el asfalto. Justo en ese momento, llegaban hasta él Edward y Rossi, que no han podido evitar impactar violentamente contra Simoncelli, cuyo casco ha salido despedido en la fortísima colisión, tras la que el piloto ha quedado tendido inerte sobre la pista.

La carrera fue suspendida inmediatamente y el piloto del Honda Gresini, un equipo al que ya le tocó sufrir la muerte de Daijiro Kato en Suzuka 2003, fue trasladado en ambulancia a la clínica del circuito. Allí intentaron reanimarle sin éxito y a las 16:56 (hora local de Malaisia) quedó certificada su muerte.

Michele Macchiagodena , director médico del Mundial, explicó así todo lo sucedido: "Debido a la caída que Marco Simoncelli ha tenido durante la carrera, en la que ha sido atropellado por otros pilotos, ha sufrido traumatismos muy graves en la cabeza, el cuello y el pecho. Cuando nuestro equipo médico ha llegado a él estaba inconsciente. En la ambulancia, debido a que sufría un paro cardiaco, se ha comenzó la RCP (reanimación cardiopulmonar). Inmediatamente, en el Centro Médico, con la ayuda también de la de nuestro personal médico de la Clínica Mobile y médicos locales, ha sido intubado y se ha podido extraer un poco de sangre del tórax. La reanimación cardiopulmonar ha continuado durante 45 minutos, ya que hemos intentado ayudarle durante el tiempo que pensamos que era posible. Desafortunadamente no ha sido posible hacer más y a las 16:56 (hora local), hemos tenido que declarar que había fallecido".

Aún está muy reciente el fallecimiento de Shoya Tomizawa en septiembre del año pasado, en el GP de San Marino disputado en el circuito de Misano. Sólo trece meses después, la tragedia vuelve a escena en la familia mundialista. Descanse en paz.

También te puede interesar