Estas leyendo

La vida de Niki Lauda llega al cine con la película 'Rush'

Medios

La vida de Niki Lauda llega al cine con la película 'Rush'

El actor Daniel Brühl interpreta al expiloto austríaco.

Hay pocos deportistas que, después de su retirada, se merezcan que tanto su vida como su trayectoria profesional queden reflejados en una película. No basta solo con haber ganado títulos o haber sido el mejor del mundo en la disciplina. Debe ser carismático, luchador y tener el cariño de la gente.

Todo esto lo encarna a la perfección Andreas Nikolaus Lauda, más conocido en el mundo del deporte y de la Fórmula 1 como Niki Lauda. Por ello, el director de cine Ron Howard, ha visto en su vida una perfecta trama para proyectarla en forma de película. Será su segundo trabajo basado en un personaje real. El filme, que llevará por título Rush, será protagonizado por el actor alemán Daniel Brühl, conocido por Goodbye Lenin o Malditos Bastardos.

El hilo central de la trama seguirá de cerca la rivalidad de Lauda con el piloto británico James Hunt, fallecido en 1993 y que será encarnado por Chris Hemsworth (Thor y Star Treck). Peter Morgan, que cuenta con el beneplácito del expiloto, ha elaborado el guión de la película. Según Lauda, "no soy experto en cómo hacer cine de Hollywood" pero lo que sí sabe es que "Peter Morgan es garantía de buena calidad". La prensa austríaca ha informado que el rodaje podría comenzar este mismo año.

La película reproducirá el brutal accidente que Lauda protagonizó en el circuito de Nürburgring (Alemania) en agosto de 1976. A causa de esto, el piloto sufrió graves quemaduras en la cabeza. Al austríaco se le recuerda por su veloz vuelta a la pista, tan sólo seis semanas después del siniestro. Sin embargo, esta espectacular recuperación no fue suficiente para dar alcance a Hunt en la clasificación general del Mundial. La diferencia solo fue de un punto pero el británico consiguió conquistar el título.

Lauda fue campeón del mundo de Fórmula 1 tres veces. En 1975 y 1977 lo consiguió con Ferrari y en 1984 hizo lo propio con McLaren.

También te puede interesar