Competición
  • Clasificación Eurocopa
Estas leyendo

Ron Dennis entrega hoy el mando de McLaren

Fórmula 1 | Un controvertido personaje

Ron Dennis entrega hoy el mando de McLaren

Ron Dennis entrega hoy el mando de McLaren

El gran jefe de la escudería británica, durante los últimos 27 años, cede el testigo a Whitmarsh como ya anunció en enero. Bajo su dirección han ganado 17 títulos de F-1 (diez de pilotos y siete de constructores)

En 1991, tras el GP de Bélgica, Flavio Briatore contrataba a un joven Michael Schumacher arrebatándoselo a Eddie Jordan que lo esperaba en su despacho para firmar por tres temporadas. Todo con la aprobación de Bernie Ecclestone a pesar de la flagrante vulneración de las normas. Jordan se sentía engañado por los grandes jefes de la F-1 y al cruzarse con Ron Dennis, éste le espetó: "Bienvenido al club de las pirañas".

Hoy, después de 27 años al mando de McLaren, uno de los que mejor se ha movido y miembro honorífico del club, cede el testigo a Martin Whitmarsh, el cuarto jefe de su historia. ("Es el momento de que sea el líder. Es una decisión 100% personal mía", dijo Ron en enero). Antes que Martin, lo fueron Bruce McLaren, Teddy Mayer (recientemente fallecido) y Dennis, que nació en Woking en 1947 y pasó de aprendiz en un garaje, tras dejar los estudios con 16 años, a tener el 100% de las acciones de McLaren en 1982.

Ron es un negociador implacable, meticuloso del orden y maniático con los éxitos, hasta el punto de hacer pagar a sus pilotos las réplicas de los trofeos ganados. Por supuesto, el original era para la escudería. Deja 17 títulos de F-1 y frases controvertidas como: "La mitad de los pilotos son unos negados", "No corríamos contra Kimi sino contra Alonso" (Fernando era parte de su equipo) o "Mi equipo y yo estamos para hacer historia. Vosotros sólo para contarla" (dirigida a la prensa), que reflejan un carácter que desquició a Montoya, Coulthard, Alonso, Prost

En 27 años sólo reconoce haber llorado dos veces. Al morir su, según sus palabras, único amigo, Ayrton Senna, y en el título de Hamilton. Hoy deja el mando del muro aunque mantiene el 15% del accionariado. La F-1 pierde un personaje clave en su historia y el club de las pirañas, un insigne miembro.

También te puede interesar