Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Premier League
  • Bundesliga
  • Copa Libertadores
  • Liga Portuguesa
LaLiga Santander
LaLiga SmartBank
Premier League
Bundesliga
Copa Libertadores
Liga Portuguesa
Estas leyendo

"Es una tragedia, el coche es competitivo"

Fórmula 1 | Actualidad

"Es una tragedia, el coche es competitivo"

"Es una tragedia, el coche es competitivo"

Ross Brawn, director técnico de Honda, no pierde la esperanza de estar en Australia: "Pese a haber perdido el motor, aún es posible"

Ross Brawn solía pelarse un plátano junto al muro de Ferrari cuando Michael Schumacher culminaba en la pista uno de sus planes maestros. Era el momento de la victoria, la miel de unos triunfos que besó en los siete títulos mundiales del astro alemán. Esta vez el ingeniero atómico, el más prestigioso y mejor pagado de la Fórmula 1 (se habla de más de tres millones de euros al año), se enfrenta a la peor carrera de su vida, la de reflotar la estructura de setecientos trabajadores del extinto equipo Honda: "Hay muchas tragedias en esta historia, sobre todo para nuestro personal, que se encuentra en la peor situación posible antes de Navidad. Es un drama humano. Pero la interrupción del proyecto también es una tragedia deportiva porque tenemos un gran coche para 2009. El dolor de la pasada temporada era el beneficio de la próxima. Así que pensar que ahora no vamos a obtener el premio es realmente frustrante".

Si encuentran un comprador antes de enero, el británico y hasta ahora director técnico está convencido de poder estar en la parrilla del 29 de marzo en Australia: "Ojalá podamos encontrar a alguien que nos rescate y obtenga los beneficios de lo que hemos hecho. El coche está completamente diseñado. Teníamos previsto estrenarlo a finales de enero y ahora, por la necesidad de cambiar de motor, podemos debutar con él a comienzos de marzo y presentar un pack algo menos competitivo de lo previsto en Melbourne". Son declaraciones a 'Autosport.com'.

Brawn asegura que no piensa marcharse del barco y seguirá hasta el final vinculado al mismo: "Estoy comprometido con este equipo hasta el final, pase lo que pase. Es una escudería muy buena, con buena gente y han trabajado muy duro en este monoplaza. Sería un error por mi parte hacer otra cosa que no fuera dedicar todos mis esfuerzos a mantener viva la estructura. A largo plazo, mi continuidad dependerá de otros factores, del nivel del equipo y de si quiero trabajar con los nuevos dueños. Si no encuentra propietarios con capacidad para competir, tendré que irme. No estoy en la F-1 para vivir en la parte de atrás de la parrilla".

Y termina contando cómo se sintió en la reunión del viernes con los jefes de Honda: "Fue un gran shock. Nick Fry y yo teníamos un plan para reducir costes, pero no nos esperábamos algo así. Éste es el desafío más grande al que me he enfrentado jamás, mayor que el de Malaisia 99. Dejé Ferrari porque me aburría. Aquí no me voy a aburrir".

También te puede interesar