Estas leyendo

El caso Mosley salpica al MI5

Fórmula 1 | Actualidad

El caso Mosley salpica al MI5

El caso Mosley salpica al MI5

Un agente del espionaje inglés dimite porque su mujer era una de las prostitutas de Max

El escándalo de Max Mosley con cinco prostitutas en un vídeo de connotaciones nazis y sadomasoquistas alcanza una nueva dimensión, la de la sospecha de una posible conspiración contra el presidente de la FIA. Un agente del Servicio de Inteligencia Militar (MI5) ha sido obligado a dimitir de su cargo después de reconocer que su mujer era una de las participantes en la orgía con Mosley. Así lo cuenta el 'Sunday Times' en su edición de ayer.

El MI5 se encarga de la seguridad en Gran Bretaña y de realizar labores de espionaje dentro del territorio británico. Y su oficial, del que no se ha dado el nombre por motivos de seguridad, abandonó el servicio el mes pasado después de conocerse que su esposa fue una de las cinco meretrices de la orgía. El servicio británico ha salido al paso negando la posibilidad de que la implicación de la mujer del agente tenga que ver con el propio servicio: "Cualquier sugerencia sobre la implicación del MI5 no tiene ningún sentido". El portavoz explica que su agente fue obligado a marcharse porque las actividades de su mujer podrían haber comprometido la seguridad del MI5: "No puedo hablar de casos individuales, pero nosotros esperamos unos elevados estándares en el comportamiento de nuestra gente, tanto personal como profesionalmente. Si uno de ellos no los cumple, entonces tomamos medidas".

Mosley, que ha renunciado a sus labores oficiales en Mónaco, le sustituirá el italiano Marco Piccinini, se enfrenta el 3 de junio a un voto de confianza ante la Asamblea General de la FIA. Max les ha avisado por carta que, si él se va, la Federación puede perder el control de la Fórmula 1, con la que negocian un acuerdo de 100 años.

También te puede interesar