Competición
  • Champions League
  • Mundial de Clubes
Estas leyendo

Márquez se pone a dieta para engordar

Motociclismo | Pretemporada 2008

Márquez se pone a dieta para engordar

Márquez se pone a dieta para engordar

álvaro rivero

Alzamora explica que su pupilo sigue un plan de alimentación para subir su peso y rebajar los 17 kilos de lastre que lleva su moto. Pesa 43 y ya ha ganado ocho en un año

Imaginen que en una acción tan rutinaria como ascender un tramo de escaleras nos incorporan una mochila con 17 kilos de piedras. Dificultaría mucho la historia. Pues eso es lo que le sucede a Marc Márquez cuando se sube a la KTM con la que afrontará su primera temporada mundialista a partir del 9 de marzo. El peso mínimo exigido en 125cc para el conjunto moto-piloto es de 136 kilos y la única forma de que el catalán llegue a esa cifra es lastrando su moto con 17 kilos, a base de placas de plomo.

El de Cervera (Lleida) cumplirá 15 años el 27 de febrero. Será el benjamín de la parrilla, y también el más menudo, pues sólo pesa 43 kilos repartidos en sus 150 centímetros de estatura, lo que le ha llevado a someterse a una dieta especial para ganar masa corporal.

De la mano de Márquez regresará a los grandes premios este año Emilio Alzamora, ejerciendo las funciones de representante y asesor deportivo del piloto, que está enrolado en la escudería Repsol KTM. El campeón de 125cc de 1999 explica el curioso caso de su pupilo: "Hay chicos y chicas más grandes que Marc con su edad, pero los estudios que le han hecho de los huesos dicen que llegará cuando desarrolle al 1,70 ó 1,75 de altura. Mientras esto sucede, el equipo médico que le controla le ha puesto una dieta especial para que se nutra bien e intente ganar más peso".

Esa dieta consiste en cinco comidas al día. Un desayuno con cereales, un bocadillo de embutido a media mañana, comida centrada en la fécula y la pasta, una merienda a base de bocata y un batido rico en proteínas de litro y medio y, para cenar, más pasta.

Según Alzamora, "todo se lleva con coherencia porque no se le pretende inflar. Marc, por su edad, no puede hacer mucho trabajo de pesas, y de lo que se trata es de controlar el sobreesfuerzo que él sí hace a diferencia de otros niños de su edad. Hay que tener paciencia. Está fuerte y va creciendo. La prueba es que el año pasado arrancó el CEV con 35 kilos, acabó la temporada con 40 y ahora mismo pesa 43. Ha ganado ocho kilos en un año".

Pese a esa ganancia de ocho kilos en una temporada, y a falta de que llegue el estirón del chaval, Alzamora asegura que el obligado lastre de los 17 kilos "se hace buscando un mono pesado y metiendo placas de plomo en la parte baja de la moto: la quilla, bajo el basculante y bajo el escape". También dice que "todo esto es una faena y dificulta los cambios de dirección y las trazadas a la entrada y salida de las curvas, por las inercias de los pesos. Es una faena enorme, pero él tiene un don innato para ir en moto y con ello lo resuelve".

Márquez asume el hecho con resignación, porque su maestro le ha inculcado que "sólo hay un camino para ser piloto profesional y pasa por el sacrificio y la dedicación absoluta. Es necesaria la disciplina y Marc lo lleva bien. Es un niño que pronto cumplirá los 15 años, pero lleva mucho tiempo en las carreras. Primero fue con su padre, en las minimotos, y desde los once años va en motos de gran premio. Le apasiona el motociclismo". Le empezaremos a disfrutar en el Mundial en breve.

Kallio y KTM confirman su potencial en el Ricardo Tormo

La primera de las tres jornadas de entrenamientos reservadas para las categorías de 250cc y 125cc en el Ricardo Tormo de Cheste confirmaron el enorme potencial de Mika Kallio y KTM en el cuarto de litro. El finlandés ya fue el ganador de la carrera valenciana de la pasada temporada y arrancó el año firmando el mejor tiempo en los ensayos de Jerez de la semana pasada. Ayer se quedó a menos de una décima de la pole que marcó en la última carrera y mandó a sus rivales muy lejos, a siete décimas, según los tiempos oficiosos facilitados por el circuito. Su más inmediato perseguidor fue Julián Simón, también con KTM.

En el octavo de litro, el más rápido fue Simone Corsi, con Sergio Gadea pegado a él, pero ninguno de los dos se acercó al 1:39.0 con el que Gabor Talmacsi (tercero) consiguió la pole la pasada temporada.

También te puede interesar