Gaming Club
Regístrate
españaESPAÑAméxicoMÉXICOusaUSA

Avance

Assassin’s Creed Mirage, impresiones. Un regreso al origen jugable de la saga

Jugamos a la nueva obra de Ubisoft Bordeaux, un título que reconecta con los orígenes de la saga y que se centra en el sigilo, el parkour y los asesinatos, ¿es la vuelta que estábamos esperando?

Actualizado a
Assassin's Creed Mirage, impresiones

El conflicto entre Asesinos y Templarios llega hasta la era contemporánea. En la ficción de Ubisoft, dos hermandades operan en las sombras y manejan el destino de la humanidad sin que nadie lo sepa. Bajo esa premisa, se introducen en el Animus y se sumergen en el pasado de antiguos miembros de la Orden. Ahora, los desarrolladores hacen lo propio con Assassin’s Creed Mirage, un juego que parte de su pasado para ofrecer una experiencia alejada de la fórmula RPG, presente en las entregas más recientes. Tras cuatro horas de juego podemos asegurar que ese objetivo se ha cumplido con creces.

En lugar de mundos abiertos gigantescos, los Assassin’s Creed anteriores a Origins se centraban en localizaciones más específicas, lo que no significa que fueran de pequeño tamaño. Mirage tiene lugar en la Bagdad del siglo IX, una ciudad cosmopolita que vive su época dorada: las distintas culturas se entremezclan, el comercio florece, la ciencia bulle y la vida sonríe a los ciudadanos, al menos a los más acaudalados —eso no ha cambiado nunca—. Pero no todo lo que reluce es oro: la corrupción subyace y las luchas intestinas se intensifican, todo ello mientras la Orden de los Ocultos y de los Antiguos continúa inmersa en su guerra ancestral.

De ladrón a maestro Asesino, Basim y la Bagdad del siglo IX

Basim Ibn Ishaq es una rata callejera en las calles de Bagdad. Despierta de una angustiosa pesadilla y se encuentra cara a cara con Nehal, su compañera de trapicheos, su amiga, su familia. El genio se ha introducido en sus sueños y ha reptado por su piel, le ha acariciado amenazador, dispuesto a arrancarle las vísceras. La demo comienza antes de que el protagonista, uno de los personajes de Assassin’s Creed Valhalla, se convierta en miembro de la Hermandad. Como suele ser habitual, esos primeros compases sirven para familiarizarse con las mecánicas básicas.

Uno de los objetivos de Ubisoft Bordeux era crear un juego que respetara la visión de los originales, por lo que decidieron acomodarlo entre tres pilares principales: el sigilo, el parkour y los asesinatos. Todo lo que hemos experimentado en Assassin’s Creed Mirage recuerda irremediablemente a los juegos de antaño, aunque el estudio también ha introducido alguna que otra novedad jugable, que aporta ciertos matices únicos.

Assassin's Creed Mirage, impresiones
Ampliar

Teniendo en cuenta que aquella Bagdad fue destruida casi por completo, el estudio se ha dado de bruces con el desafío de recrear una urbe que fue el centro neurálgico del mundo, pero que desapareció a la caída del Imperio Abasí. Los desarrolladores han sustentado su investigación en libros, descripciones medievales, hallazgos arqueológicos, edificaciones de la época que aún se erigen sobre el suelo, etc. El resultado es un entorno urbano que capta a la perfección el exotismo de aquella Bagdad rutilante y colorida.

Dado el amor que Basim siente por las pertenencias ajenas, robar es una de las primeras cosas que aprendemos. No lo hace por placer, puesto que sobrevivir no es sencillo y llevarse comida a la boca es una necesidad esencial. Al igual que en otros Assassin’s Creed, pulsamos un único botón cuando nos posicionamos detrás de la víctima, si bien en esta ocasión Ubisoft ha implementado un pequeño minijuego que consiste en pulsar el mismo botón en el momento adecuado. De tener éxito, el personaje se irá de rositas, de lo contrario...

Assassin's Creed Mirage, impresiones
Ampliar

Parkour, sigilo y asesinatos, puro ADN Assassin’s Creed

El parkour está presente desde el primer segundo y no difiere demasiado de lo visto en producciones anteriores: usando un único botón y el stick saltamos de un lado para otro. Nos enganchamos a las superficies, escalamos y alcanzamos las zonas más altas. Vuelven las atalayas, los saltos de fe, las tirolinas, los ganchos y otros elementos habituales de la saga. Sin embargo, el sistema de escalada introduce ciertos cambios: por ejemplo, en paredes rocosas solo podremos subir si ascendemos a través de puntos de anclaje. Al haber jugado en streaming, es difícil valorar si una de las sensaciones negativas que tuvimos fue porque el sistema de colisiones y de agarre no funcionaba del todo bien o porque se producía un pequeño retraso. A veces, al intentar aferrarse a un elemento concreto el personaje se engancha a otro diferente sin querer.

El diseño de las misiones sigue una línea parecida a la de los Assassin’s Creed clásicos. En ese sentido, no hemos visto nada particularmente sorprendente: infiltraciones, asesinatos y robos, aunque también algo de investigación. El sigilo tampoco cambia en exceso, por lo que resulta más que familiar. Esconderse en la hierba alta, silbar y llamar la atención de un soldado para así asesinarlo con comodidad, guarecerse en carros mullidos de paja... también disponemos de gadgets como las bombas de humo o los cuchillos arrojadizos, lo que sea para matar en silencio o escapar sin ser visto.

Assassin's Creed Mirage
Ampliar

La huida es parte intrínseca de la jugabilidad de Assassin’s Creed Mirage, otra de esas cosas que desprenden aroma a clásico. Escapar de los soldados es más difícil que nunca, sobre todo a medida que aumenta el grado de notoriedad de Basim. Se trata de un sistema que se representa a través de una barra, que al rellenarse, modifica el comportamiento de los enemigos. No solo estarán más atentos, sino que los ciudadanos también los alertarán en caso de que nos vean.

Cuando eso ocurra, pasar desapercibido puede ser bastante caótico, de modo que será necesario emplearse a fondo y esconderse lo más rápido posible. De lo contrario, la muerte está casi asegurada. Para no incrementar la notoriedad es crucial asesinar sin ser visto, ya no solo por los soldados, sino también por los civiles. Otro guiños a los videojuegos antiguos es que puedes romper los carteles de Se Busca para reducir el nivel de alerta. Es cierto que la dinámica de escapar y esconderse ha sido siempre una característica de Assassin’s Creed, pero tal vez necesite algún elemento más de modernización.

Desde el punto de vista narrativo, la segunda parte de la demo nos hace testigo de las pruebas de iniciación de los Ocultos. Roshan, la maestra de Basim, lo saca de las calles y lo entrena para que se una a la Orden de los Asesinos. La acción se traslada a la fortaleza de Alamut, un antiguo e imponente bastión de la Hermandad, localizado en plena naturaleza. La mentora exige al aspirante que escale hasta la más alto para realizar un salto de fe, una tarea que ejecuta sin demasiado éxito.

Assassin's Creed Mirage, impresiones
Ampliar

¿Cómo funciona el sistema de combate y la progresión?

A nivel mecánico, el juego aprovecha para enseñarnos lo fundamentos del sistema de combate, más cercano al de Origins, Odyssey y Valhalla que al de los anteriores: los gatillos se usan para desencadenar ataques ligeros y fuertes; fijamos el blanco del enemigo y nos movemos a su alrededor mientras asestamos espadazos y esquivamos los golpes del contrario. Es posible detener un ataque y realizar un contraataque letal, salvo si al enemigo le rodea un aura roja: entonces la única opción será esquivarlo.

Se enseñó en uno de los tráileres, pero Assassin’s Creed Mirage incluye un nuevo tipo de asesinato, el triple. Seleccionamos a los tres objetivos, fijamos el blanco e iniciamos una secuencia de muerte instantánea, que deja a los soldados secos en el suelo.

La progresión es mucho más simple y limpia que la de Valhalla. No hay niveles, pero sí puntos de habilidad que sirven para desbloquear habilidades, canalizadas a través de tres árboles distintos: fantasma, embaucador y depredador. Basim también puede modificar su atuendo, los accesorios, la espada y la daga, así como mejorar su equipamiento si dispone de los materiales necesarios.

Assassin's Creed Mirage, impresiones
Ampliar

Endiku, el águila de Basim, cumple el mismo papel que estos animales han venido desempeñando en otros capítulos de la saga. Así las cosas, podemos ordenar que sobrevuele la zona a fin de inspeccionar el terreno y de marcar la posición de los soldados. Como novedad, no podrá hacerlo si hay arqueros desplegados por la zona, de forma que será necesario asesinarlos antes.

La parte final de la demo da un salto en el tiempo. Manejamos a un Basim envuelto en su túnica de Asesino. Protagoniza una serie de misiones de infiltración, sigilo y asesinato, que lo conducen hasta una exclusiva subasta.

Cuando llegamos a la subasta debemos utilizar todas las técnicas de infiltración para descubrir la identidad de nuestro misterioso objetivo. Desde sentarnos en un banco a escuchar una conversación ajena hasta robar un objeto imprescindible de cara a conversar con nuestra víctima. El sigilo es continuista, pero se ofrecen distintas alternativas: una de ellas era robar oro y utilizar el soborno, si bien nosotros nos colamos por un agujero y conseguimos hurtar el broche que anhelaba la persona a la que teníamos que asesinar. Así nos concertó una reunión y le clavamos la hoja oculta en la yugular.

Assassin's Creed Mirage, impresiones
Ampliar

Dado que este título juguetea con la idea de volver a los orígenes, no parece que sea el más indicado para innovar o dar un paso en firme hacia un sigilo más maduro y complejo. No pedimos un Hitman porque nunca lo ha sido ni lo ha pretendido, pero tal vez sí más opciones a la hora de abordar las misiones.

Assassin’s Creed Mirage es lo que promete: un juego de la vieja escuela, con todo lo bueno y malo que ello conlleva. Al mismo tiempo, introduce pequeños ajustes en la fórmula, que tendremos que ponderar cuando juguemos al título completo. Saldrá a la venta el próximo 5 de octubre en PS4, PS5, Xbox One, Xbox Series X, Xbox Series S y PC.

Assassin's Creed Mirage

  • PS5
  • PC
  • PS4
  • XBO
  • XBS
  • Acción
  • Aventura

Assassin's Creed Mirage es una nueva entrega de la saga de aventura y acción histórica y mundo abierto a cargo de Ubisoft Bordeaux y Ubisoft para PC, PlayStation 4, Xbox One, PlayStation 5 y Xbox Series. Vive la historia de Basim, un astuto ladrón callejero que busca respuestas y justicia mientras recorre las bulliciosas calles del Bagdad del siglo IX. La antigua y misteriosa organización de los Ocultos cambiará su destino de una forma que nunca habría imaginado y lo convertirá en un Maestro Asesino letal.

Carátula de Assassin's Creed Mirage
7.8