Gaming Club
Regístrate
españaESPAÑAméxicoMÉXICOusaUSA
Betech
Ciencia y tecnología

APPLE

Apple tampoco dejará que sus empleados utilicen ChatGPT

Los de Cupertino prohíben a sus empleados tajantemente que no utilicen ninguna clase de inteligencia artificial generativa.

Actualizado a
Apple tampoco dejará que sus empleados utilicen ChatGPT

Apple ha destacado siempre por ser una compañía muy innovadora y con mucho potencial. La firma siempre sorprende con grandes novedades que llaman la atención de los usuarios tanto en hardware como en software, cosas que conviene mantener en secreto. Tanto es así que los de Cupertino han tomado una decisión drástica que no sorprende a muchos: dejar de usar ChatGPT.

Apple tampoco quiere que sus empleados usen ChatGPT

Si algo estamos aprendiendo de la inteligencia artificial es la rapidez con la que trabaja, y cada día más. Con cada nueva pregunta se hace más lista y es capaz de dar mejores respuestas y códigos más eficientes. Sin embargo, muchos olvidan que para que el programa funcione se deben procesar los datos a través de la plataforma de otra compañía.

Esto para cualquier perfirma puede suponer un problema ya que la herramienta que utilizan para trabajar puede revelar información a empresas rivales, filtrando así información de sus próximos pasos en lo que a creación de productos y servicios se refiere. Y es aquí donde Apple ha tomado una decisión muy importante: prohibir a sus trabajadores el uso de ChatGPT.

Ampliar

El motivo te lo acabamos de decir, y es algo que confirma The Wall Street Journal en sus líneas. La manzana mordida ha planteado esta solución tan radical, al mismo tiempo que ha decidido crear su propia IA generativa para que la información relacionada con el trabajo de la compañía se quede dentro de la misma, algo que también ha hecho Samsung recientemente y con el mismo pretexto.

ChatGPT no es lo único que ha prohibido Apple

En la casa de Cupertino ya tienen suficiente con las filtraciones de información habituales que nos dejan ver un poquito del futuro de sus aparatos. De aquí que no quieran que más datos se publiquen ‘sin querer’. De hecho, esta no es la única inteligencia artificial que ha prohibido, ya que otra de las cosas que ha condenado ha sido el uso de CoPillot. Para quien no lo conozca es una IA que ayuda en la creación de código, pero está está bajo las órdenes de GitHub.

Parece que cada vez más empresas quieren tener su propia IA interna para usarla como herramienta de trabajo al ver que la privacidad de los trabajadores y del devenir de la propia compañía pueden estar más comprometidos de lo que parece. Además, esta noticia llega en un momento muy curioso para Apple ya que no hace mucho que ha anunciado la app de ChatGPT para iOS.