BeTech: noticias de tecnología

SMARTPHONES

10 cosas que acaban con la la batería y acortan la vida útil de tu móvil

Desde los servicios de localización al brillo de pantalla, te contamos cómo puedes alargar la vida de tu smartphone.

0
10 cosas que acaban con la la batería y acortan la vida útil de tu móvil

Cuando cambiamos de móvil y el terminal es nuevo, la batería no la tenemos que cargar hasta el día siguiente -o incluso dos días. Pero cuando llevamos un tiempo, notamos lo de siempre: la carga le dura lo justo para pasar el día, o incluso ni eso y hay que llevar el cable encima…

¿Por qué se nos drena tanto la batería, si el uso que hacemos de él no ha cambiado? Cada smartphone es un mundo, pero lo que sí os podemos contar son 10 cosas que suelen acabar con la batería del móvil, que la drenan más de lo habitual, y por tanto acortan la vida útil de esta y del terminal en sí.

La pantalla en espera

Según varios estudios, la media en que se suele mirar el móvil es entre 85 y 150 veces al día. A veces es simplemente por consultar la hora si no tenemos mensajes o notificaciones, y lo volvemos a dejar sobre la mesa. Esto supone la misma cantidad de veces que encendemos la pantalla. Una de las opciones que podemos personalizar en un móvil es el tiempo que este permanece en espera antes de que la pantalla se atenúe y se apague. Pero si en vez de tener programado que se apague cada minuto o cinco minutos reducimos esa frecuencia a entre 10-20 segundos, la cantidad de tiempo que el móvil permanecerá con la pantalla apagada será mayor y por lo tanto menos consumirá y más tiempo de batería tendremos.

El brillo y la resolución al máximo

Las pantallas de los móviles ya son 2K, 4K y pueden emitir contenidos en HDR. Se ven increíbles, y su capacidad de brillo es cada vez más alta. Pero precisamente es la parte del móvil que más energía demanda y consume. Y cuanto más alto tengas el brillo, menos te va a durar la batería. Esto puede ayudar a prolongar la duración de la batería de forma significativa, especialmente en el caso de los dispositivos con pantallas más grandes y nítidas (es decir, con más píxeles). El único momento en el que probablemente necesites el teléfono con el 100% de brillo es al aire libre, al mediodía, cuando el sol está en su punto más brillante.

En cualquier otro momento, puedes reducir el brillo de tu teléfono al 75% o menos. Puedes ajustar esto en Android yendo a Ajustes > Pantalla o deslizando el dedo hacia abajo desde la barra de notificaciones. Los teléfonos más recientes también tienen un ajuste de brillo adaptativo, que permite que el dispositivo se ajuste automáticamente, y es buena idea tenerlo activado. De esta forma, al no estar siempre al máximo, tampoco subirá tanto la temperatura del terminal.

Otro tema es la resolución. Si tienes un móvil de gama alta y notas que la batería no te llega, prueba a bajarle la resolución de pantalla. Si lo tienes en WQHD+, prueba a bajarla a FullHD+ o a HD+. A menor resolución, menor necesidad energética de la pantalla y menor consumo por tanto.

Bluetooth y GPS todo el tiempo

Dos elementos que se funden la batería de un móvil, si necesitas estar constantemente localizable físicamente, entonces el GPS lo necesitas. Pero si no es así, prueba a quitarlo y ponerlo solo para buscar algo en Google Maps, y notarás cómo la batería parece que dura más. 

En cuanto al Bluetooth, si lo usas en conjunción con algún wearable tipo cascos, reloj, pulsera o en el coche, tenlo activado sólo cuando los uses. Cuando realmente no te haga falta, quítalo y así ayudas tanto a la batería del smartphone como a la batería del wearable en sí.

Sincronizar ON

Entre esos iconos del menú deslizante superior, veréis uno que pone Sync o Sincronizar. Es muy útil cuando el teléfono está conectado a Internet, porque gracias a él se sincronizan las apps y recibimos notificaciones por ejemplo cuando nos entra un correo en Google Mail (si no lo activamos tendríamos que ir a la app Gmail y sincronizarla manualmente). Pero Sync

  • A) Consume mucha batería
  • B) Cuando el móvil está offline no tiene mucho sentido tenerla activada. Incluso aunque debas dejar Datos o Wifi activados, quitarla desacelerará un poco el consumo de energía.

Adiós, Google Assistant

Vaya por delante que el Asistente de Google es una herramienta muy útil, pero también es una de las funciones de Android que consume constantemente la energía de tu teléfono. Está a la escucha de la orden de despertar, está conectado a tu ubicación para obtener resultados contextuales al instante, y mucho más. Si no lo sueles usar, ¿para qué tenerlo activado?

  1. Abre la aplicación de Google
  2. Toca tu foto de perfil y selecciona Ajustes
  3. Ve a Google Assistant > General y desactiva Google Assistant

También puedes pedirle que se desactive usando el comando “Oye Google, desactiva el Asistente de Google", luego toca la configuración del Asistente y desactiva el Asistente de Google desde allí.

¿Qué app tiene acceso al servicio de localización?

Muchas aplicaciones usan el servicio de localización del móvil en segundo plano, y esto es un elemento que drena bastante batería. Una forma de ahorrar es que eches un vistazo y veas cuántas apps están usándolo. Para ello entra en Ajustes > Localización > Permisos de apps y mira el listado. Si quieres que alguna sí tenga ese acceso constante, déjala, pero la mayoría puedes ponerlas para que se conecten solo cuando las estés usando, o directamente que dejen de estar conectadas si son aplicaciones que no necesitan ese servicio para su función.

Modo ahorro de energía desactivado

Es estupendo tener un móvil que responde al instante a todo, desde abrir tus redes a jugar, ver vídeos y scrollear en pantalla de forma siempre fluida. Pero eso también lo puede hacer ahorrando a la vez energía. Si activas el modo ahorro de batería, el móvil tomará una serie de medidas para hacer eso mismo. Funciones como Always On display se desactivarán, la CPU limitará su velocidad, el brillo de la pantalla se atenuará y cosas como el 5G se desconectará,

¿Qué le pasará a tu smartphone? A lo mejor tardará un poquito más en abrir una app, que el scroll en pantalla no lo verás como si fuese a 120Hz, etc. Pero si no necesitas tener el móvil funcionando siempre al máximo de su capacidad, esto te brindará más autonomía y a la vez hará que el terminal se caliente bastante menos.

Apps que más consumen

Abre Ajustes, entra en la sección de Batería y dale a Detalles / Uso o el comando que tengas para que te aparezca el detalle de consumo energético del terminal. Con él te saldrán las aplicaciones que más energía te están quitando del móvil, y puede que te sorprenda el ver algunas que ni siquiera usas o se supone que tienes cerradas. Si no quieres que estén drenando tanto, puedes ponerlas a dormir, para que estén funcionando en segundo plano de forma ocasional, o en modo sueño profundo para que sólo se activen cuando las abras.

Roaming activado

Al igual que el GPS, el 4G y el 5G pueden agotar la energía, sobre todo si tienes poca señal celular. Si viajas a una región remota o montañosa y la duración de tu batería es más importante que la conectividad, puedes desactivar temporalmente la itinerancia de datos. En Android, puedes hacerlo a través de Ajustes > Conexiones > Redes móviles. Una solución más rápida es activar el Modo Avión, aunque esto bloquea todos los servicios, incluido el Wi-Fi.

Modo Oscuro desactivado

La luz azul de las pantallas se ha convertido en un tema de gran importancia, y respecto a eso el modo oscuro tiene mucho que decir. Este tipo de luz afecta a nuestro cuerpo, haciendo que nos cueste más conciliar el sueño. Activar el modo Oscuro en una app que uses mucho por la noche o en general en todo el móvil te permitirá reducir ese impacto de luz brillante en tus ojos en condiciones de escasa iluminación.

Lo bueno del Dark Mode es que es beneficioso para el usuario y para su terminal, ya que en condiciones normales, son miles los pixeles de la pantalla del móvil que están activos. Con el modo oscuro varios de estos estarán apagados o se reducirá su brillo, lo que afectará a la batería del móvil y nos permitirá extenderla aún más.