Actualidad

Elvis ha abandonado el edificio. HBO Max se despide de las novedades de Warner tras los 45 días de su estreno en cines

La fusión de HBO Max y Discovery+ sigue haciendo ruido. Los estrenos de Warner en cines son ahora los perjudicados

Parecía que ya había amainado la tormenta. El cielo se encontraba nublado, sí, pero se había dejado atrás lo peor ¿verdad? Pues resulta que no. La fusión entre HBO Max y Discovery+ que ha quitado el sueño no solo a directivos sino también a los suscriptores, vuelve a la carga con malas noticias.

La cancelación de Batgirl a pesar de los 90 millones de dólares gastados en ella, la supresión de proyectos de series y el anuncio de nuevas fórmulas que implican la inclusión de publicidad habían hecho temblar HBO Max. La reciente reunión de accionistas parecía calmar las aguas. David Zaslov, el responsable del radical cambio de estrategia, estaba contento con la plataforma de streaming, y algunos autores comunicaban por sus cuentas de Twitter que sus obras no se encontraban en peligro (véase el caso de El pacificador). Y no os preocupéis, la serie de The Last of Us se encuentra en lugar seguro. O eso queremos creer.

HBO Max pierde una de sus principales bondades

El caso es que era habitual en Estados Unidos ver llegar a streaming los estrenos de Warner tan solo 45 días después de pasar por las salas. Pues se acabó tan suculento caramelo. Zaslav ha declarado que:

Esta idea de películas costosas que pasan directamente a la transmisión, no podemos encontrar un caso económico para ello.

Resulta sorprendente leer esto, porque creemos firmemente que la llegada de Dune, Batman o Animales fantásticos (vale, tal vez no tanto la última de Matrix), junto a la agresiva oferta de precio de suscripción que se dio por un tiempo limitado, han ayudado a inflar el número de suscriptores a HBO Max. El primer damnificado es el Rey del Rock y los que querían mover con él las caderas. Elvis, que debía estar a punto de caramelo para asomarse a nuestros hogares, ha abandonado el edificio sin fecha para su vuelta. Esperamos por lo menos que los sustos se queden aquí, y que con ello vayamos dejando atrás la incertidumbre.