Series

Stranger Things 4 – Volumen 2, crítica. Un final a la altura de una gran temporada

La Temporada 4 del bombazo de Netflix ponte el broche de oro a una historia intensa y repleta de sorpresas. Las cosas se van a poner interesantes en el futuro.

Stranger Things ha puesto punto y final a su Temporada 4 con el estreno del Volumen 2, que trae consigo los dos últimos episodios. Casi 4 horas de metraje que nos han mantenido pegados a la pantalla sin pestañear, deseando que nunca se acabe y que, por encima de todo, nos han dejado con ganas de más. Porque queremos volver a ver a Once, a Mike, a Max y compañía.

La serie de los hermanos Duff es uno de los mayores fenómenos televisivos de la última década, y durante su primer volumen, la cuarta temporada ha dado un importante salto de calidad con respecto a las anteriores, con permiso de la primera. Y ahora que todo ha acabado —hasta próximo aviso—, ya podemos contaros qué nos ha parecido el final de la batalla contra Vecna.

  • NOTA: Más allá de algunos elementos superficiales sobre algunos acontecimientos que hemos visto durante la primera parte de la temporada, las siguientes líneas están completamente libres de spoilers.

Los lazos que nos unen

Las relaciones entre algunos personajes se han forjado a lo largo de las cuatro temporadas de la serie, y en esta ocasión, los Duffer se han asegurado de que los espectadores queden satisfechos al ver cómo se cierran —o continúan— algunos círculos. Mike y Once, Joyce y Hopper, Dustin y Eddie, el problemático triángulo formado por el Doctor Brenner, Once y Vecna… Los sentimientos están a flor de piel durante toda la temporada, y no hay frase más cierta que la que Will espeta a Mike: el corazón es los que los une a todos, sin importar dónde esté la distancia que exista de por medio. Para bien y para mal.

Este mes de julio se cumplen seis años desde el estreno de la serie. Un total de 34 episodios en los que nos hemos encariñado tanto con el pueblo de Hawkins, como con la gran mayoría de sus personajes. Y en esta recta final de la temporada, ambos capítulos se toman su tiempo en impulsar a esos que todavía necesitaban dar un paso adelante, abrirse para mostrar sus sentimientos y emocionarnos gracias a ciertos momentos que difícilmente olvidaremos.

Max y Eddie, los reyes de la fiesta

No vamos a negar la importancia de Once, el Doctor Brenner o el propio Vecna, pero si hay dos personajes que brillan con luz propia en Stranger Things 4 son, sin lugar a dudas, Max Mayfield (Sadie Sink) y Eddie Munson (Joe Quinn). La primera, a la que conocimos en la segunda temporada, es una de las principales protagonistas de la recta final, pues juega un papel trascendental en la lucha contra Vecna. Un rol que es capaz de combinar con su desarrollo como personaje, logrando hacer frente a los temores ocasionados por su tortuoso pasado. Sadie Sink lo borda, y hay algo en lo que todos estamos de acuerdo: Max merecía destacar así.

Por su parte, podemos decir sin miedo a equivocarnos que Eddie es la gran sorpresa de la temporada; la auténtica revelación gracias a un Joe Quinn que está imperial en todo momento. Un personaje que rebosa carisma, desencantado de la vida y fantasioso como pocos. Como diría su inseparable amigo Dustin, todo el mundo debería conocer cómo es en realidad.

La otra cara de la moneda, y prácticamente la única pega que podemos poner a este intenso tramo final, es el arco argumental que se sucede en Rusia con Murray, Joyce, Hopper y Dimitri. En términos de acción y espectáculo no está mal, pero la historia se desliga un poco de todo lo que sucede simultáneamente en Hawkins, se alarga en exceso y en alguna ocasión da lugar a un importante corte de ritmo.

Un final a la altura de las expectativas, pero ¿y el futuro?

Stranger Things 4 – Volumen 2 es el broche de oro a una gran temporada, en la que hemos disfrutado de algunos de los mejores episodios hasta la fecha. Una intensa batalla contra el auténtico villano de la serie: Vecna, la enigmática criatura obsesionada con emular al mismísimo Freddy Krueger a través de terroríficas visiones y muertes especialmente violentas. Aunque sus planes van mucho más allá...

La temporada, especialmente en este segundo volumen de casi 4 horas de duración —aunque se nos ha hecho muy corto— ha puesto punto y final a la gran mayoría de incógnitas que teníamos. Por un lado, nos quedamos satisfechos tras disfrutar del cierre de casi todos los arcos. Por otro, nos morimos de ganas por descubrir lo que el destino tiene preparado para Hawkins… y para el mundo. Eso sí, los Duffer lo tendrán muy difícil para volver a superarse.

Stranger Things está disponible al completo en Netflix, consta de 4 temporadas y en el futuro recibirá la quinta, que supondrá el final de la serie. La espera será muy larga, tanto por la producción en sí, como por las expectativas, que se han disparado tras ver los últimos episodios. Además, sus creadores confirmaron recientemente que hay planes para un spin-off sobre la mesa, y que será “diferente a lo que todo el mundo espera”.