Reconstrucción

eFootball 1.0, impresiones: Konami vuelve a la senda de PES

Probamos durante varias horas la nueva versión del heredero de PES, con mejoras importantes y claves a nivel jugable. Ahora sí rueda el balón.

Cuando apareció eFootball, las sensaciones fueron malas. Habíamos estado un par de años esperando lo nuevo de Konami -con un más que sólido update de PES 2021 de por medio- y nos encontramos un juego que tiraba por la borda aquello que nos había enamorado en los últimos años. Ahora, cual FC Barcelona con la llegada de Xavi, eFootball quiere redimirse y volver a la senda del éxito. Hemos estado en Londres probando durante varias horas la versión 1.0, que cambia mucho y para bien lo que siempre ha sido importante en la saga: el fútbol. Este es el primer paso.

El modelo free to play de eFootball, con cross-play con todas las plataformas -incluido móviles- todavía tiene que desarrollarse y aportar mucho más para ser un éxito. Esto pasa por los eventos, modalidades y equipos disponibles, naturalmente. Pero mientras esperamos cuáles son los planes en este sentido, lo cierto es que algo era mucho más urgente de solucionar: la jugabilidad. El cambio de motor al Unreal Engine 5 fue dramático para el título, que llegó con un ritmo, físicas, reacciones y controles que no tenían nada que ver con los últimos PES. El juego fue muy criticado y la compañía se disculpó y decidió trabajar en silencio. El resultado son estas impresiones que nos aportan esperanza: hay muchos cambios acertados y necesarios.

Empezamos por unas sensaciones generales tras haber jugado decenas de partidos. La versión 1.0 de eFootball ha mejorado de forma evidente en ritmo, en respuesta de los jugadores, en animaciones, en situaciones de juego. Animaciones mucho más ágiles y realistas, choques, refriegas y físicas que nos recuerdan a los últimos PES y una mejora evidente en la velocidad de disparos y de pases, así como en la respuesta inmediata a nuestras acciones. Hemos tenido esa sensación que tanto nos gustaba: el poder sentir que es un juego pausado, pero no lento, donde un pase mal hecho se castiga pero por el contrario, la circulación de balón es una de sus grandes virtudes. El tiqui-taca brilla y vuelve a ser satisfactorio.

Todo esto se debe a una aplicación mucho más precisa y trabajada de lo que el equipo de Konami quiere para su juego de fútbol con el nuevo motor Unreal Engine 5. Ahora sí se le está sacando partido y eso se nota: ya no tenemos choques extraños, jugadores que se tambalean ante situaciones de juego normales ni movimientos estúpidos. El equipo se mueve como tal, el bloque va en armonía y no tenemos agujeros surrealistas en defensa ni desmarques poco eficaces en ataque. Todo es más PES, básicamente. Vemos saltos para luchar por un balón que son verosímiles, refriegas poniendo el brazo a nuestro rival que recrean situaciones reales, y muchos más detalles que nos convencen. Esto sí pinta bien. Y a todo esto, hay varias novedades en mecánicas que ayudan a convencernos del todo.

En defensa, eFootball es por fin otra cosa

Como decíamos, los jugadores se mueven de forma equilibrada y como conjunto sin grandes errores, pero son algunas mecánicas las que hacen que sintamos que tenemos de nuevo el control de nuestra defensa. Por un lado, mantenemos la presión con X, pero hemos añadido el poder presionar con un compañero con tan solo pulsar R1. Esto, que es básico, vuelve a la saga para dar otro aire a la defensa. Podemos mandar a la presión un compañero y acompañarlo con nuestro jugador, o en cambio, ir a tapar con nuestro central posibles huecos.

Las posibilidades vuelven a ser lógicas. Más cuando tenemos otras herramientas como el Matchup, que es básicamente mantener L2 para que el defensa se mueva de cara al que tiene el balón, aguantando con pasos laterales. A todo esto hemos añadido la carga con cuadrado, que nos permite poner el cuerpo con el hombro como nueva manera de intentar frenar a los rivales. La sensación es que tenemos un control de la defensa mucho mayor y mucho más eficaz, algo que se agradece, nos guste más retrasar la línea y esperar o presionar con varios jugadores a la vez. Ahora se puede decidir.

En ataque, más soluciones

En la parte ofensiva, con el balón en nuestros pies, también hemos notado mejoras importantes. No solo de dinámicas y movimientos automatizados, como desmarques, llegadas de segunda línea o roturas de defensas por el exterior, sino también en opciones. El sharp touch, que nos permite salir a un toque a un lado u otro cuando recibimos el balón, ahora es ágil de hacer y muy útil para superar una primera línea de defensa (simplemente pulsamos rápidamente R2 y luego, con el stick izquierdo, decidimos donde saldremos cuando recibamos el balón). Nos ha gustado su uso tanto en banda como en zonas interiores, aunque a veces la animación nos parece algo lenta.

Pero donde encontramos una diferenciación importante es en los stunning kicks, una mecánica nueva que permite hacer pases, centros y disparos de forma más incisiva y arriesgada. Para activarlo necesitamos pulsar a la vez R2 y el botón de acción que queramos. En lugar de tener una barra de energía verde-naranja como siempre, pasará a ser azul-lila, con muchas particularidades a tener en cuenta.

Lo primero es que se trata de un movimiento que no está pensado para usar cuando estamos presionados, ya que la animación de pase o disparo del stunning kick es algo lenta. Lejos de parecer un error, la realidad es que este sistema está pensado para usarse en momentos clave y de formas concretas. Nos explicamos: si lanzamos un disparo de estos desde la frontal con dos defensas delante, seguramente nos robarán el balón mientras estamos realizando la animación. En cambio, si hacemos un pase a la frontal y antes de que llegue el balón activamos este disparo, el jugador habrá iniciado la animación y, de primeras, lanzará un chut mucho más poderoso. Los disparos de este tipo son mucho más violentos y ajustados, por lo que vale la pena probarlos.

En el caso de los centros, lo mismo. Si un lateral o extremo tiene tiempo, este centro irá con mucha mala intención, más rápido y buscando ese punto muerto entre la zona de salida de un portero y la llegada del delantero. Son centros espectaculares, pero como antes, hay que hacerlos con cabeza: si estamos presionados por un defensa, no tendremos tiempo de lanzarlo como sí se permite con un centro normal. Pero en cambio, si abrimos a banda y lo intentamos de primeras, ganamos tiempo y puede ser exitoso. Naturalmente, si no tenemos rivales encima nuestro, podemos acomodar el balón y preparar este centro sin problemas.

Por último, también están los pases en esta modalidad, que sirven para, por ejemplo, romper líneas del rival fácilmente, pero por su naturaleza y lentitud -más en el centro del campo donde hay muchos más jugadores- no nos ha parecido tan efectivo como lo es, porque es similar en propuesta, el pase fuerte de un FIFA.

Fútbol con muchas más posibilidades

El resultado de todo esto es que nos encontramos con un juego mucho sólido y divertido de jugar. Con un buen ritmo, con mejoras claras en pases y disparos, y con una serie de opciones que nos permiten disfrutar más de lo que pasa en el campo. Las opciones de disparos y pases stunning abren un abanico para jugadas espectaculares en centros muy precisos o disparos violentos. Por otro lado, las opciones en defensa nos permiten controlar perfectamente cuando enviamos un central al corte y a la vez controlamos el lateral para que, con una diagonal, vaya a cerrar.

También ayuda y no de forma menor el añadido de mejoras en el plan de juego, que era pírrico en la salida del juego y ahora vuelve a tener enjundia. No se trata solo de escoger la manera de jugar, que se nota en movimientos y en como se estira o no el equipo (posesión, contragolpe, balones largos…) sino también la posibilidad de asignar acciones concretas a jugadores. Hacer que Busi baje y se coloque entre los centrales cuando no tenemos balón, que Alves suba la banda siempre que tenga ocasión o que De Jong rompa desde segunda línea, por poner tres ejemplos de instrucciones tácticas que tienen incidencia real y directa en cómo jugamos.

gavi efootball
Mejoras faciales evidentes.

A todo esto se le añaden las paredes, los desmarques, los controles orientados o los disparos de calidad que ya son santo y seña de la saga, dando un abanico de posibilidades interesante. Es verdad que a nivel de animaciones, donde vemos un sinfín de controles y pases al primer toque variados y espectaculares (y realistas), sentimos que con el balón en el pie es algo lento girar de un lado a otro, como también es cierto que al menos en esta versión que hemos jugado nos hemos encontrado con varias situaciones de rebotes extraños que pueden desesperar en algún momento. Pero en general, la experiencia a nivel futbolístico es más que satisfactoria, sobre todo porque sigue ofreciendo algo diferente a lo que estamos acostumbrados, y se agradece ver que también funciona como propuesta.

Mejoras visuales

A todo esto, hay que destacar cómo han mejorado los jugadores a nivel visual. Las recreaciones faciales son mucho más convincentes y sin problemas ni bugs como los que se vieron en la salida original del juego hace algunos meses, y con el añadido que muchos jugadores jóvenes promesas tienen sus caras bien recreadas, como puede ser Pedri o Gavi. También vemos diferencias en cuerpos, en ciertas animaciones (los porteros tienen un buen elenco de paradas, aunque alguna es algo extraño) y los campos licenciados como el Camp Nou o el Allianz están hechos al detalle, incluidos sus interiores cuando vemos escenas previas o posteriores al partido. Algo que no nos ha convencido es la iluminación en los partidos de día, algo extraña a la hora de generar sombras en el campo. En partidos de noche luce mucho mejor.

Aquí podéis ver cómo lucen las caras de los jugadores del Barça:

Todo esto es lo que eFootball 1.0 quiere proponer esta primavera para ser una opción real de jugar a fútbol de calidad de forma gratuita. Faltará probar a fondo nuevos modos que tienen entre manos, como el Dream Team con cartas de jugadores de distintas variantes que se pueden evolucionar, la eFootball League como modo PVP en temporadas de dos meses y conocer si se amplía y cómo la selección de equipos (jugamos con los que están actualmente). Pero si la base es solvente, el siguiente paso es dotarlo de contenido. Y poco a poco conseguir que eFootball alcance el éxito, o al menos la solidez, que PES consiguió recuperar tiempo atrás. El salto de calidad es evidente, y lo celebramos.

eFootball

  • PC
  • PlayStation 4
  • Xbox One
  • PlayStation 5
  • Xbox Series
  • Deportes

eFootball, desarrollado y editado por Konami para PC, PlayStation 4, Xbox One, PlayStation 5 y Xbox Series, es la entrega de deportes y fútbol de la saga PES correspondiente a la temporada 2021-2022 en formato free to play, con un juego base al que se irán sumando nuevos contenidos y actualizaciones. Este cambio señala el comienzo de una nueva era del fútbol virtual, con unos gráficos y una jugabilidad mejorados.

eFootball