Lo hemos probado

LEGO Star Wars: La Saga Skywalker, impresiones. Una galaxia en piezas

TT Games diseña su videojuego más ambicioso sin perder la esencia y con una aventura que engloba tres trilogías.

Después de años de espera, Warner Bros., TT Games y Lucasfilm están preparados para lanzar LEGO Star Wars: La Saga Skywalker, un producto que iba a comercializarse poco después del estreno de Episodio IX, pero que se ha retrasado en varias ocasiones desde entonces. Una de las razones por las que el desarrollo ha sido más complejo es por la cantidad de contenido, pero también porque se ha renovado el motor gráfico y se ha dado un paso adelante en casi todos los aspectos, todo ello sin perder ni un ápice de la esencia LEGO que lo caracteriza. En MeriStation hemos tenido la oportunidad de probar algunos de los niveles y te contamos todo lo que tienes que saber sobre el juego.

A pesar de que el título recoge historias que ya se han contado en anteriores productos, este videojuego es completamente nuevo. Incluye la trilogía clásica (Una Nueva Esperanza, El Imperio Contraataca, El Retorno del Jedi), las precuelas (La Amenaza Fantasma, El Ataque de los Clones, La Venganza de los Sith) y las secuelas (El Despertar de la Fuerza, Los Últimos Jedi, El Ascenso de Skywalker). Los jugadores pueden elegir la trilogía por la que quieren empezar, de modo que no encontramos barreras en ese sentido. Luego, los niveles se van desbloqueando a medida que superamos fases.

Sistema de combate renovado

Nuestra partida arranca en el Episodio IV, exactamente igual que la película. El Imperio Galáctico, con Darth Vader a la cabeza, aborda una nave que dice operar en misión diplomática. Sin embargo, el Lord Sith sabe perfectamente que los rebeldes esconden los planos de la Estrella de la Muerte en su interior. Tras varias secuencias en las que Vader hace de las suyas, siempre con el tono desenfadado de LEGO, tomamos el control de la princesa Leia Organa.

Los primeros cambios saltan a la vista: gráficamente es el producto LEGO más redondo, los monigotes han ganado en detalle y los escenarios lucen mejor que nunca. El ángulo de cámara se ha modificado para adaptarse mejor a los cambios jugables implementados: si disponemos de un bláster, como en el caso de Leia, podemos buscar cobertura en paredes y asomarnos para disparar con mayor seguridad. Esta vez, en función de la parte del cuerpo que golpeemos, la reacción del enemigo es diferente. Por ejemplo, al disparar en la cabeza a un soldado de asalto es posible que su casco vuele por los aires.

LEGO Star Wars: La Saga Skywalker, impresiones
Leia Organa y el capitán Antilles.

El manejo de las armas a distancia es simple pero efectivo, nos guiamos a través de una mirilla, que nos indica la parte del cuerpo a la que vamos a disparar. A esto hay que sumar que se añaden distintos arquetipos de enemigos, cada uno con sus características y habilidades concretas.

La desarrolladora ha introducido asimismo el combate cuerpo a cuerpo, que se basa en un sistema de combinación de botones bastante simple, aunque el resultado es satisfactorio. Está diseñado para evitar que el jugador pulse el mismo botón continuamente, por lo que es necesario utilizar patrones diferentes. Por otro lado, los Jedi hacen uso de los sables de luz, lo que les confiere un estilo de lucha diferenciado que nos permite utilizar variados combos. A todo esto hay que añadir los QTE y las armas que se encuentran desperdigadas por el escenario y que podemos montar rápidamente y sobre el terreno.

LEGO Star Wars: La Saga Skywalker, impresiones
Darth Vader irrumpe como en Rogue One.

Mientras Leia se abre paso por la nave, RD-D2 y C3PO viven su propia aventura. No son guerreros, pero disponen de herramientas para hacer frente a los imperiales. Las habilidades de hackeo del droide astromecánico le brindan la oportunidad de tomar el control de armas automatizadas, que emplea cuando la situación así lo requiere. También puede abrir puertas y otros mecanismos, momento en el que entra en juego uno de los puzles que hemos podido probar: consiste en mover distintas líneas con dibujos hasta que encajen con el mismo grabado. Como en otros juegos de la serie, algunos puzles o elementos son solo accesibles para personajes concretos, por lo que es importante ir alternando (también hay modo cooperativo, pero no lo hemos probado).

El encuentro entre Leia y R2-D2 por fin se produce, la princesa inserta los planos de La Estrella de la Muerte en su interior y los dos droides escapan valiéndose de una cápsula de emergencia, que llega a Tatooine. Es en este planeta donde apreciamos por primera vez las dimensiones y el impresionante detalle d ellos escenarios. Si bien la historia del juego se desarrolla de manera lineal, la exploración en estas localizaciones es mucho más libre. De hecho, el juego nos avisa si deseamos seguir con la trama o continuar explorando. El aliciente es completar los tres desafíos que se esconden en cada fase, así como conseguir las piezas (monedas) que usamos para mejorar las habilidades de los personajes o cumplir misiones secundarias.

LEGO Star Wars: La Saga Skywalker, impresiones
Luke Skywalker repartiendo puñetazos (y R2-D2, desmontado).

Sistema de progresión basado en las habilidades

La progresión se ha construido sobre un sistema de habilidades que introduce un tronco común para todos los protagonistas, aunque también se bifurca en distintas ramas según la clase (común a un conjunto de personajes). De este modo, las posibilidades jugables se amplían según progresamos en las tres trilogías. Hemos jugado tan solo una porción muy breve de juego, así que todavía es pronto para valorar hasta qué punto adquiere profundidad.

En Tatooine, la historia sigue a la película: los droides son capturados por los Jawa y luego pasan a ser propiedad de Luke. El resto es de sobra conocido: el Imperio Galáctico sigue su rastro, calcina la granja de los Lars y el joven Skywalker se une a Obi-Wan Kenobi para rescatar a la princesa Leia de las garras de Vader.

LEGO Star Wars: La Saga Skywalker, impresiones
Recuerdos del joven Obi-Wan, en fotos.

Los Jedi no solo son maestros en el manejo de los sables láser, sino que también son capaces de utilizar la Fuerza, un poder que se traslada a la jugabilidad con acierto: las mentes débiles sucumben a estas habilidades, que en el juego se plasman tomando el control del enemigo.

Resulta que Luke, Kenobi y los droides necesitan llegar a la cantina para contratar a un piloto, pero se topan con un control imperial y con unas rejas que les cierran el paso. Ejecutamos nuestro truco (Influir) y manejamos al soldado de asalto para abrir las puertas. Salta otro puzle y ahora debemos memorizar las direcciones de flechas y acto seguido introducirlas en el panel. Otro uso de la Fuerza es a hacer volar a otro personaje para que alcance lugares a los que de otro modo sería imposible llegar. En combate, este impulso se utiliza para lanzar al contrincante por los aires.

LEGO Star Wars: La Saga Skywalker
Los poderes de la Fuerza.

Ambición y variedad con aroma LEGO

Las batallas más multitudinarias nos permiten experimentar y alternar entre todos los protagonistas para amoldarnos a cada situación, como ocurre justo cuando estamos a punto de huir en el Halcón Milenario. Aquí debemos acabar con los soldados a fin de dar tiempo a Chewbacca a reparar la nave. Debemos buscar varias piezas y utilizar los recursos del escenario para montar la defensa. Con solo un botón, reconstruimos una potente arma con las piezas de LEGO, que dispara su fuego letal contra el enemigo. Finalmente, tras varias oleadas, el Halcón emprende el vuelo.

La última fase que pudimos probar se sitúa en La Estrella de la Muerte, cuando el grupo se dispone a rescatar a Leia de su cautiverio. Toda la historia se narra con fidelidad y respeto hacia el producto original, pero con el toque de humor habitual de las producciones de LEGO. Nos quedamos con las ganas de experimentar con las batallas de naves, un aspecto que vimos en la presentación y que augura acción a raudales en el espacio.

LEGO Star Wars: La Saga Skywalker, impresiones
En misión de rescate hacia la Estrella de la Muerte.

LEGO Star Wars: La Saga Skywalker apunta a ser el juego más ambicioso de TT Games, un producto que sin abandonar la fórmula de antaño sí da pasos firmes hacia una evolución de la misma. Es similar a los anteriores, pero más completo y con nuevas mecánicas, un título accesible y que divierte nada más ponerse a los mandos. ¡Y con más de 300 personajes jugables!

El juego saldrá a la venta el próximo 5 de abril en PS4, PS5, Xbox One, Xbox Series X, Xbox Series S, Nintendo Switch y PC.

LEGO Star Wars: La Saga Skywalker

  • PC
  • PlayStation 4
  • Nintendo Switch
  • Xbox One
  • PlayStation 5
  • Xbox Series
  • Aventura
  • Acción

LEGO Star Wars: La Saga Skywalker, desarrollado por TT Games y editado por Warner Bros. para PC, PlayStation 4, Xbox One, PlayStation 5, Xbox Series y Switch, es una aventura de acción en la que recorremos las nueve películas de la saga basadas en el universo Skywalker. Disfruta de las nueve películas de la saga en un videojuego completamente innovador. Viaja por el espacio y visita los planetas más famosos de la saga en cualquier orden y en cualquier momento. ¡Una galaxia muy, muy lejana que jamás había sido tan divertida!

LEGO Star Wars: La Saga Skywalker