LoL

Arcane, crítica de los primeros cuatro capítulos. Un regalo para el fan de League of Legends

Hemos visto los cuatro primeros episodios de Arcane, la serie que se ha estrenado en Netflix sobre el universo de League of Legends.

Pospuesto su lanzamiento en un par de ocasiones y arrastrando bastante hype detrás, por fin se estrena la nueva serie de animación de Riot Games basada en el universo de League of Legends: Arcane. Por cortesía de la propia Riot hemos tenido acceso anticipado al primero de los tres actos que conforman la que suponemos será su primera temporada y al primer episodio del segundo acto. Es decir, hemos visto cuatro de los nueve capítulos del total y hay que admitir que han superado nuestras expectativas en prácticamente todos los sentidos.

Arcane es una serie plagada de guiños al jugador de League of Legends, que va a ver como por primera vez algunos de sus personajes más populares cobran vida más allá de las cinemáticas de exhibición que se han visto hasta ahora. Es un paso adelante sobre las historias cortas y los cómics que durante los pasados años han ido profundizando más y más en el lore del juego. Pero no es únicamente una serie pensada para los fans; es una serie pensada para el aficionado a la animación más adulta que quiera disfrutar de una serie de aventuras fresca con una trama enfocada más en el desarrollo de los personajes que en un subyacente leitmotiv.

Dicho de otra forma, la trama - por lo menos de momento - son los propios personajes y la serie ni abrevia ni escatima en recursos para mostrarte cómo son, por qué son como son y cómo han ocurrido las circunstancias por las que se ha llegado hasta allí. Es bonito y emotivo desde el punto de vista del jugador de LoL pero también interesante desde el prisma de alguien que vaya a conocer esos héroes por primera vez. Y además el conjunto es canon dentro del universo de League of Legends, lo que le añade un poco de empaque.

Como se pudo ver ya en el trailer, Arcane gira alrededor de Jinx, Vi y en general acerca de los integrantes de la ciudad de Piltover y lo que posteriormente se conoce como la undercity de Zaun. Las personalidades y nombres más importantes de la llamada ciudad del progreso tienen presencia (Jayce, Caitlyn, Heimerdinger) junto con algunas sorpresas que no vamos a desvelar. Es curioso que Riot haya optado por localizar su serie aquí ya que en el apartado absoluto de poder, estos personajes se encuentran bastante abajo dentro de una teórica lista del total de entidades del juego. Y no hablamos de poder dentro de una partida del LoL (que está todo mágicamente a escala), sino que en el gran conjunto que constituye el universo del juego los nombres citados más arriba son más o menos Yamcha comparándolos con Goku en la última transformación super saiyan, para que nos entendamos.

Cierto que el momento en el que se ambienta es históricamente importante pero nos alegra que hayan ambientado el argumento en una parcela mucho más humana de lo que muchos imaginaban que iba a ocurrir. Hay otros caminos muy seductores que Riot hubiera podido explorar - y que puede y tal vez hará en un futuro - (la senda de la magia en Demacia, la invasión en Ionia, las luchas de poder en Noxus, el triunvirato de los ninja, el Rey Arruinado…), con lo que entendemos que esto es el principio, ojalá, de algo todavía más grande que está por llegar.

Pero lo que hemos visto hasta ahora está francamente bien ejecutado; desde el dibujo a la animación, la interpretación o la propia fotografía cumplen sobradamente con su papel. Arcane pinta muy bien la dualidad entre la ciudad de arriba y la de abajo, las que en esencia hay en toda gran urbe y muy al estilo Final Fantasy VII, y se nota en cada plano de los 40 minutos que dura cada episodio. Y vemos por fin una Riot más desatada, menos preocupada de no querer mostrar violencia explícita o algo tan simple como alguien fumando. El tono de la serie puede que se aleje de lo que muchos consideran el target de League of Legends pero sin duda no resultaría extraño que alcanzara a un público que tal vez no conozca nada del juego y simplemente esté a la búsqueda de una serie de animación de este tipo en Netflix, donde no abundan. El universo de League of Legends es muy rico y muy tentador como para no usarlo como excusa, pero Arcane se sostiene por sí misma y eso es tal vez uno de los mayores piropos que se le pueden dedicar cuando la marca sobre la que descansan tiene el peso que tiene.

Un cuarto capítulo que cambia el color

Y como apuntábamos antes, Arcane es una historia de orígenes. Es una historia que quiere mostrarte los blancos, los negros y los grises de algunos de los personajes más carismáticos de su juego; no exenta de algún tópico, desde luego, pero consigue que empatices con todas las ramas que hasta ahora se van abriendo y su metraje pasa volando. Los primeros tres episodios hacen muy bien este trabajo y sientan a la perfección la base de lo que se antoja que sus creadores quieren desarrollar más adelante. El cuarto episodio es un cambio de tercio que empieza a darle color al trasfondo que las dos horas anteriores han dibujado sobre el espectador. Lo que hemos visto es entretenido y lleno de color, sin duda, pero también duro y crudo a veces sin necesitar descargo cómico de ningún tipo porque maneja la tensión de manera muy eficiente. Hay mucho cariño puesto en Arcane y unos valores de producción muy por encima de la media en cuanto a series de animación.

Hay muchas ganas de saber cómo continúa la aventura de Jinx y Vi, aunque en esencia ya sabemos cómo termina. Es también muy interesante ver cómo han gestionado, por el momento, el concepto de hextech y la magia y las intrigas de poder que arrastran no solamente a nombres conocidos de la escena del juego sino con nuevos personajes secundarios de los que hasta ahora no sabíamos nada. Hay con sinceridad muchas ganas de ver cómo Riot ha decidido hacer progresar la trama porque lo único que hay que lamentar es que haya que esperar una semana más para ver cómo sigue. Arcane es una serie que tenemos que recomendar a los fans del universo de League of Legends, porque es más que un regalo a la fanbase, pero también a cualquier fan de las aventuras en general que nunca haya tocado el juego. Y luego, tal vez, esa persona pueda tener ganas de ir a la grieta del invocador y ver a sus personajes de la tele en su hábitat natural.

League of Legends

  • PC

League of Legends, el título de debut de Riot Games para PC, es un juego estrategia y acción de corte free-to-play ambientando en un universo fantástico en el que dos equipos de hasta 5 campeones cada uno luchan en batallas en tiempo real por el control del nexo.

League of Legends