Crysis Remastered Trilogy
Crysis Remastered Trilogy
Carátula de Crysis Remastered Trilogy

Crysis Remastered Trilogy, análisis. Todavía un espectáculo técnico

Crytek recupera junto a Saber Interactive las tres entregas originales de la saga Crysis, con gráficos actualizados para sistemas actuales; las analizamos.

El lanzamiento de Crysis hace ya la friolera de 14 años supuso un antes y un después a nivel de benchmark gráfico en PC, apostando por un apartado visual que, según cuenta la leyenda, ni los mejores equipos de la época eran capaces de ejecutarlo al máximo. Más allá del misticismo que rodeaba al título de Crytek de 2007, con el paso de los años las diferentes entregas de Crysis se han ido prodigando por diferentes plataformas, entre ellas, unas PS3 y Xbox 360 que recibían sus respectivos ports con una evidente rebaja gráfica que, no obstante, funcionaban de forma bastante solvente. Años después, en 2020, llegaba el primer Crysis remasterizado para la pasada generación, un port a cargo de Saber Interactive no exento de ciertos contratiempos a nivel de bugs, algunos de ellos bastante preocupantes y que también se dejaron caer en el resto de plataformas.

Ahora, y tras pulir dicha remasterización, llega el pack completo con las tres entregas de Crysis remasterizadas en lo gráfico, manteniendo intactos el resto de apartados; esto es, tres FPS con las sensaciones a los mandos de hace una década con una puesta en escena revisada para la ocasión, con mayor resolución, ray-tracing, texturas mejoradas, nuevos efectos de partículas, mejor rendimiento y más. Eso sí, todas estas novedades se dejan ver en mayor menor medida dependiendo del sistema elegido, ya que Crysis Remastered Trilogy está disponible en PC, PS4, Xbox One y Nintendo Switch, con las versiones para la actual generación, es decir, PS5 y Xbox Series X|S, en formato retrocompatible con sus propios (y modestos) sets de actualizaciones, según el caso. Veamos qué tal le sientan a los Crysis, Crysis 2 y Crysis 3 el paso de los años y hasta qué nivel han sido puestos al día tanto gráficamente como en rendimiento.

Una remasterización con resultados dispares

Hace poco más de un año analizábamos la remasterización del primer Crysis en Nintendo Switch, a priori, la versión más sorprendente y que tanto dio que hablar durante su lanzamiento; no en vano, Saber Interactive tuvo serios problemas con el port al resto de sistemas, versiones que no llegaron hasta dos meses después. Ahora, llegan las secuelas remasterizadas, disponibles tanto en formato individual y digital como en un pack en consolas PS4 y Xbox One a 49,95 euros; Nintendo Switch debe conformarse con la versión digital de Crysis 2 y Crysis 3, ya que cuenta con el lanzamiento en cartucho de la primera entrega de hace poco más de un año.

A estas alturas no hace falta profundizar en aspectos como la trama o la jugabilidad, puesto que el verdadero motivo de interés de estos nuevos ports a cargo de Saber Interactive es el apartado visual y ver cómo le sienta al CryEngine el paso de los años y poner a prueba su rendimiento en plataformas actuales. Aunque para aquellos que no hayan disfrutado de las entregas originales tan solo apuntaremos que la trilogía Crysis mantiene la personalidad del género FPS de hace más de una década, especialmente en el original, el cual no ha envejecido especialmente bien a nivel de sensaciones a los mandos. Por el contrario, sendas secuelas sí se sienten más actuales en este aspecto a pesar de que apuestan por un desarrollo más lineal, especialmente en los entornos urbanos y más pasilleros de Crysis 2, en pleno Manhattan.

A grandes rasgos, la saga Crysis ofrece un acercamiento al FPS con una vertiente algo más táctica gracias a las ventajas del Nanotraje, una suerte de armadura cibernética que se adapta al usuario para proporcionar habilidades físicas superiores, así como una mayor resistencia o la posibilidad de camuflarse durante unos instantes. Saber combinar la duración de los diferentes efectos del Nanotraje con los frenéticos enfrentamientos a tiro limpio es el gran atractivo de la propuesta de Crytek. Aun así, la saga se siente desigual en varios aspectos según la entrega, desde los altibajos de acción de la primera parte o la reiteración de situaciones de la segunda (y su marcada linealidad) al recorte de horas y la trama insulsa de Crysis 3. Con todo, el pack nos ofrece la saga al completo (a excepción de la expansión Warhead del primero o el multijugador del tercero) a través de tres campañas que nos pueden durar conjuntamente unas 30 horas, todo ello mediante acción desenfrenada con un arsenal digno de los mejores blockbusters de Hollywood.

Blindaje gráfico al ¿máximo?

Aunque lo verdaderamente importante de Crysis Remastered Tilogy es su rendimiento y las diferentes características gráficas actualizadas a plataformas actuales. Y el balance es bastante positivo; los juegos lucen de forma más que notable, especialmente Crysis 2 y Crysis 3. El salto gráfico en consolas es evidente, pasando de los 720p de hace dos generaciones a los 1080p de la pasada generación a 30 fps o los 60 fps de PS5 y Xbox Series con resolución dinámica hasta 4K. Además, Crysis permite elegir entre un modo rendimiento y otro gráfico, no así en las secuelas. Junto a estas mejoras encontramos mejores sombras, efectos de partículas, reflejos e iluminación, texturas revisadas, modelados más complejos e incluso Ray-Tracing y DLSS en sistemas compatibles. Y a pesar de no contar con versiones nativas para la actual generación, en PS5 y Xbox Series se mejoran aspectos como las partículas o las sombras, además de contar con los citados 60 fps, a pesar de algunas bajadas que se dejan sentir en momentos de máxima carga visual. Lástima de no apostar por una actualización de verdadera nueva generación y no sacar provecho del SSD o las características del DualSense en PS5.

CONCLUSIÓN

Crysis Remastered Tilogy puede despertar el interés de los fans que jugaron los títulos en el pasado o aquellos que sientan curiosidad por vivir una de las experiencias FPS más icónicas de las últimas dos décadas, especialmente por lo que supuso a nivel de tecnología y potencia bruta. Aun así, el paso de los años se siente en sensaciones a los mandos que quizás hoy en día chirrían un poco (sobre todo en la entrega original), a pesar de lo atractivo del Nanotraje y sus diferentes ventajas tácticas. Es una lástima que no se haya ido un paso más allá para ofrecer un apartado visual aún más llamativo, especialmente por la falta de versiones nativas de nueva generación. Eso sí, con este recopilatorio tenemos horas y horas por delante de acción sin descanso con momentos verdaderamente épicos.

LO MEJOR

  • Tres experiencias FPS ideales para fans del género
  • Posibilidades tácticas del nanotraje
  • Divertidos y frenéticos y la libertad del primero
  • Todo un salto gráfico para jugadores de consola...

LO PEOR

  • ...Que en PC se queda a medio gas
  • Sensaciones a los mandos de otra época
  • El Crysis original no ha envejecido especialmente bien
  • Bajadas de framerate acusadas en ciertos momentos
7

Bueno

Cumple con las expectativas de lo que es un buen juego, tiene calidad y no presenta fallos graves, aunque le faltan elementos que podrían haberlo llevado a cotas más altas.