PlayStation

Cómo ampliar la memoria de PS5 con un disco duro SSD M.2; instalación, requisitos y compatibilidad

Te contamos todo lo que debes tener en cuenta para ampliar el almacenamiento interno de tu PS5 con un disco duro SSD M.2. Gana más espacio.

PS5 ya permite a la comunidad ampliar su almacenamiento interno. La nueva actualización de la consola de Sony da la posibilidad de colocar tu propio SSD a tu consola. Antes de nada hay que tomar varias consideraciones. Qué es un SSD M.2, requisitos y pasos… Repasaremos en esta pieza todo lo que debes tener en cuenta.

¿Qué es un SSD M.2?

La consola requiere un tipo de disco duro específico para ser compatible. Los SSD M.2 son una versión de alta velocidad de las unidades de estado sólido. Hay que puntualizar que las versiones SATA de estas unidades no son compatibles con PS5.

¿Cuáles son los requisitos del SSD M.2 de PS5?

A continuación os dejamos los requisitos que debe cumplir tu SSD interno complementario en PS5:

  • Interfaz: PCIe Gen4 x4 M.2 NVMe SSD.
  • Capacidad: entre 250 GB y 4 TB.
  • Sistema de refrigeración: “Usar un M.2 Ssd en tu consola PS5 requiere una disipación de calor efectiva con una estructura de refresco, como un disipador. Puedes añadir uno a tu M.2 SSD, ya sea en formato de un solo lado o doble. También hay otros modelos que incorporan su propio disipador”.
  • Velocidad de lectura secuencial: 5,500MB/s o más veloz.
  • Anchura del módulo: 22mm (los de 25mm no están soportados).
  • Factor de forma: M.2 de tipo 2230, 2242, 2260, 2280 y 22110.
  • Tipo de Socket: Socket 3 (M)
  • Tamaño total incluyendo la estructura de refrigeración: más pequeño de 110mm (largo) x 25mm (ancho) x 11.25mm (altura)
  • Largo soportado: 30mm, 42mm, 60mm, 80mm, 110mm
  • Ancho soportado: 22mm; la estructura completa no puede exceder los 25mm
  • Altura soportada: la altura máxima incluyendo la estructura de refrigeración debe ser menor de 11.25mm
  • Soportados los dispositivos M.2 SSD de un lado o doble.
  • Los M.2 SSD SATA no están soportados.
  • Notas: "no todos los juegos pueden ser jugados necesariamente con el mismo rendimiento que ofrece el SSD interno de PS5, incluso si la velocidad de lectura es superior a los 5500 MB/s".

¿Qué SSD M.2 del mercado son compatibles con PS5?

Existen varios modelos en el mercado, algunos con disipador integrado; otros, sin él. Nosotros os recomendamos que os hagáis con un SSD M.2 que lo traiga incorporado. De esta forma os ahorráis el pago extra y al mismo tiempo podréis probar si encaja bien en el hueco de tu consola. También tienes que tener en cuenta la velocidad de lectura: serán compatibles aquellos con velocidad de lectura mínima de 5,500 MB/s o superior.

Mark Cerny, el arquitecto de PlayStation 5, mostró en su cuenta personal de Twitter su elección personal. Se trata del Western Black SN 850, con velocidad de lectura de hasta 7000 MB/s. Este SSD se comercializa en las principales cadenas de tecnología de nuestro país.

A continuación os dejamos con algunos de los modelos recomendados.

  • Samsung 980 Pro (requiere disipador)

  • Crucial P5 Plus (requiere disipador)

  • MSI Spatium M480

  • Gigabyte Aorus NVMe Gen 4 7000S

  • Adata XPG S70 Blade

¿Cómo instalar un SSD en PS5?

El manual oficial de PlayStation señala al detalle los pasos que debes dar para instalar tu SSD M.2. Cabe destacar que la consola debe estar apagada en todo momento. Ten a mano un destornillador tipo Phillips del número 1 o cualquiera que tenga una punta de estrella.

  1. Apaga tu consola PS5. A continuación, retira todos los cables y dispositivos de tu consola PS5. Espera un momento a que tu consola PS5 se enfríe.

  2. Coloca tu consola PS5 en una superficie plana con una cubierta protectora y retira la base.

  3. Coloca tu consola PS5 de forma que el logotipo de PS esté orientado hacia abajo y el botón de encendido esté orientado en la dirección contraria a ti.

  4. Sujeta el borde de la esquina inferior derecha con la mano derecha y el borde de la esquina superior izquierda de la cubierta con la mano izquierda.

  5. Levanta suavemente la tapa con la mano derecha.

  6. Desliza la cubierta con el pulgar izquierdo mientras utilizas los dedos de la mano izquierda para estabilizar la consola PS5. La cubierta se levantará. Hay una cubierta rectangular larga sobre la ranura de expansión, fijada con un tornillo en la parte superior.

  7. Retira el tornillo de la cubierta de la ranura de expansión (A) y, a continuación, retira la cubierta.

  8. Retira el tornillo (B) con cuidado. Mueve el separador (C) a la ranura correspondiente según el tamaño de tu SSD M.2.

  9. Sujeta el borde de tu SSD M.2, alinéalo con la muesca del conector de expansión y, a continuación, insértalo con firmeza hasta el final, empezando en diagonal hacia arriba. Asegúrate de que la placa de circuito impreso del SSD M.2 esté apoyada a la altura del separador, sin que la estructura de refrigeración la obstruya. Si continúas con el siguiente paso y el SSD M.2 está mal insertado o no está encajado firmemente hasta el final en el conector de expansión, podría dañarse el terminal y la consola PS5.

  10. Inclina tu SSD M.2 hacia abajo y fíjalo al separador con los tornillos. Asegúrate de que tu estructura de refrigeración no obstruye el tornillo.

  11. Coloca la cubierta de la ranura de expansión y fíjala con el tornillo. Si la cubierta de la ranura no se cierra correctamente, es probable que tu estructura de refrigeración supere los requisitos de tamaño.

  12. Vuelve a colocar la cubierta a un par de centímetros del borde superior y deslízala hasta que encaje en su sitio. Oirás un clic cuando la cubierta encaje perfectamente.

  13. Conecta el cable de alimentación de AC, los cables y la base. A continuación, conecta la alimentación. Al encender la consola PS5, aparece la guía de formateo. Sigue las instrucciones que aparecen en pantalla para formatear tu SSD M.2.

Referencias: PlayStation | Eurogamer