BeTech: noticias de tecnología

TRUCOS

¿Por qué fallan las actualizaciones de Windows 10?

Estos son los problemas más comunes por los que las actualziaciones de Windows 10 no se instalan correctamente.

0
w10

Como ocurre de forma habitual, Microsoft pone al servicio de los usuarios actualizaciones periódicas para que su sistema operativo funcione correctamente. También ayuda a mantenerlo a salvo de problemas graves o de posibles ataques que vengan desde la Red. Pero no siempre estas mejoras funcionan a la primera y el resultado es que las actualizaciones de Windows 10 fallan de algún modo. Te contamos los motivos por los que pueden ocurrir para que los evites en la medida de lo posible

Windows no se actualiza, pero no es por ti

Como te hemos comentado, las actualizaciones de Windows 10 pueden fallar. Por esto se considera que el contador no se mueve en un rato o que debas ponerla en cola una vez más por algún error que haya ocurrido y del que tengas en conocimiento. Pero esto también puede ser un problema que escape a tu control por motivos de los más variados.

¿Y qué puede salir mal como para que las actualizaciones de Windows 10 fallasen? Pues un ejemplo es que tengas un corte de luz en casa o que tu portátil se quede sin batería en medio de la actualización. Sin energía no puedes recibir las mejoras, lo mismo que ocurre al abandonar el punto de acceso a Internet. Otra cosa que no puedes controlar es el estado de los servidores que te mandan la actualización. Si estos no están disponibles, cerrados por mantenimiento o simplemente no funcionan tendrás que esperar.

Los fallos en tu ordenador que sí puedes controlar

El hecho de tener actualizaciones que no funcionen en Windows 10 no solo tienen que ver con problemas externos. También se deben a otras circunstancias en las que tú también estás envuelto. El caso más concreto es aquel en el que has dejado las actualizaciones manuales y has dejado muchas pendientes. Con toda esta acumulación pueden pasar varias cosas, como que las descargas sean lentas, el tiempo para instalarlas también sea grande o que alguna bloquee el progreso del resto.

Esto último también tiene que ver con los controladores de tu máquina, los cuales reciben mejoras. Si alguna entra en conflicto por orden o por el tipo de chip que pertenecen, lo que puede necesitar un reinicio de la máquina antes de continuar con el proceso de descarga o instalación del resto.

Por último, y no menos importante, necesitas espacio disponible en el disco duro. Y es que aunque ocupen unos pocos megabytes en su gran mayoría, algunas pueden ser grandes ocupando gigabytes. Así que antes de instalar una ristra de actualizaciones y evitarte el fallo de estas comprueba que tu disco duro las puede albergar.