Black Book
Black Book
Carátula de Black Book

Black Book, análisis. Brujería eslava

Vasya nos llevará por el camino de las artes oscuras para recuperar a su esposo difunto.

Debemos muchísimas cosas a The Witcher, más allá de su revolución dentro del género fantástico y en los videojuegos de rol. Además de popularizar el grimdark como una respuesta a los convencionalismos de la fantasía heroica, la saga de Geralt de Rivia nos abrió una ventana a la cultura y mitología eslavas. Si bien las mitologías más representadas en el ocio digital son la griega y la nórdica, el folklore de los países del Este y de más allá de los Urales también aportan una inspiración muy interesante. Así, el diseñador Vladimir Beletksy, junto con el estudio Morteshka —creadores de The Mooseman— y Hypertrain Digital, nos presenta Black Book, un videojuego de rol que nos embrujará el próximo 10 de agosto en PC Windows y Mac, Xbox One, PlayStation 4 y Nintendo Switch.

Un pacto con el Diablo

Black Book es una de esas joyas que pueden pasar desapercibidas en la tienda de Steam. A fin de cuentas, su aspecto audiovisual puede resultar algo insuficiente en comparación con otros títulos del género. La estética sí es envolvente y nos anuncia el tono siniestro en el que se desarrolla la historia de la bruja Vasilisa, pero los gráficos de los escenarios y de los personajes en las partes de exploración sí pueden resultar pobres. No obstante, se aprecia aún más esmero en los retratos y en el diseño de las páginas del libro negro, que evocan los grabados medievales. Asimismo, el imaginario que muestra el juego es bastante perturbador, y sentimos que podría impactar más aún más si los gráficos estuvieran más cuidados. Por otro lado, tanto la música como las voces en inglés sí lucen más, y redondean el tono inquietante y mágico de la obra.

Pero a pesar de su apariencia, Black Book es un título sorprendente y muy original en cuanto a un gameplay que aúna la novela visual y el juego de cartas en un título que invita al jugador a implicarse en la historia, en su universo y su estrategia.

Como hemos mencionado anteriormente, nuestra protagonista es la joven Vasilisa, llamada Vasya por sus seres cercanos. Tras el recién suicidio de su esposo, la muchacha tiene un firme propósito: resucitar a su amado. Para ello, decide romper sus prejuicios contra la magia negra y emprende una carrera como bruja, tutelada por su abuelo, quien posee una amplia experiencia en las artes oscuras. Vasya obtiene el libro negro, protegido por siete sellos que deberá romper para alcanzar su deseo. Para una empresa que desafiará las leyes de la naturaleza y los mandamientos cristianos, la bruja deberá establecer un pacto con el diablo, y aliarse con demonios para poder romper los sellos.

Black Book nos propone una historia de moral dudosa, en la que deberemos perfilar la senda de Vasya a través de una ruta de por sí perversa. Nos situamos en una Rusia de finales del XIX, en una sociedad donde se aúnan las creencias cristianas y el paganismo, y deberemos hacer elecciones que afecten a la moralidad de Vasya y su visión sobre la brujería. Aun conscientes de que hemos escogido un estilo de vida turbio, deberemos lidiar con elecciones que puedan condenar nuestra. El medidor de pecados irá aumentando o disminuyendo según nuestras acciones y afectará a la percepción que los demás tengan de nosotros y al desenlace de la historia.

Novela visual, investigación y estrategia con hechizos

La aventura de Vasya se estructura en capítulos que siguen un orden de gameplay muy bien marcado. Cada jornada de la bruja empieza en su hogar, o en el alojamiento donde pase la noche. Por la mañana, podrá hablar con su abuelo y sus compañeros para conocer más detalles sobre las misiones que se avecinan. Además, deberá lidiar con dos tareas principales: enviar a sus siervos demoníacos a causar pequeñas catástrofes a los vecinos para evitar que nos torturen; y atender a las visitas que nos pedirán favores en forma de posibles misiones secundarias. Como extra, podremos jugar a durak, un juego de naipes tradicional ruso al que podremos entregarnos en diferentes partes de la historia.

Cuando terminamos de atender a nuestras visitas, nos pondremos en marcha para cumplir con la misión que tengamos entre manos. Se nos abrirá un mapa con una ruta marcada, en la que deberemos visitar diferentes puntos en el camino y resolverlos antes de llegar a nuestro destino. El narrador, que describe cada situación en segunda persona al estilo de un master de una partida de rol, nos plantea situaciones en las que deberemos hacer una elección. Otras veces, deberemos investigar la zona, y la interfaz a un point & click donde los controles y la velocidad de Vasya no son lo más agradecido.

La parte investigativa de Black Book es una de las más disfrutables, precisamente por cómo implica al jugador y le obliga a usar la capacidad de deducción. En ocasiones, se nos planteará una cuestión donde sólo una respuesta es correcta, y para dar con ella deberemos echar un ojo a las leyendas, cuentos y bestiario que se vayan añadiendo a nuestros archivos. La solución no siempre estará a simple vista, sino que deberemos aplicar un poco de comprensión lectora. Por supuesto, la historia seguirá avanzando si no acertamos con la respuesta, pero nos perderemos unos puntos extra de experiencia. Sin embargo, los textos sólo están disponibles en inglés o ruso, con lo que si no controlamos al menos de estos idiomas no podremos disfrutar de Black Book.

En el lado narrativo, Black Book es una delicia que celebra la fantasía oscura y el folklore ruso. Resulta inmersivo un mundo donde empatizamos con una bruja que se entrega a las artes oscuras, y que al mismo tiempo conserva su propia humanidad. Asimismo, descubriremos diversos matices en los demonios y otras criaturas mitológicas que nos acompañen, y conseguirán que empaticemos con ellos a pesar de haber sido concebidos como los eternos villanos.

Batallas a golpe de sortilegio 

Combinado con la parte de novela visual y exploración, encontraremos un combate por turnos en el que iremos armados con las páginas del libro negro, que harán las veces de cartas. En nuestro grimorio hallaremos dos tipos de páginas, blancas y negras, que corresponderán a los hechizos de protección y ofensa, respectivamente, junto con las cartas llave que cerrarán la secuencia. Cada mano que juguemos hará las veces de un hechizo cuyos efectos serán los designados en cada carta, con la posibilidad de crear combos sencillos. También podremos ver el siguiente movimiento del rival y sus estados alterados. En conjunto, las batallas resultarán muy asequibles, excepto las de tipo puzle. En estas últimas, sólo podremos derrotar a nuestro enemigo en un número determinado de turnos, con lo que muy pocas combinaciones son posibles.

A lo largo de nuestra aventura, podremos adquirir nuevas páginas para el libro negro y siempre debemos seleccionar las que deseemos usar, puesto que la capacidad del grimorio es limitada. También conseguiremos hierbas que nos sanarán y nos concederán bonificadores para la batalla. Los objetos que hallemos servirán para nuestra exploración, si bien equipados pueden concedernos algunos bonus. Y, al igual que en todo RPG que se precie, desarrollaremos un árbol de habilidades que comprenderá nuestra habilidad con la magia y nuestro dominio con los demonios a nuestro servicio.

En conjunto, Black Book nos ofrece una aventura arcana muy inmersiva, de unas 15 horas en las que nos envolveremos en una deliciosa historia de brujería, folk terror suave y una atmósfera inquietante. Es todo un placer jugar RPGs con una parte de investigación que incite al jugador a leer y deducir, y en un juego de cartas dinámico y disfrutable. Vasya nos abrirá a sus demonios, y descubriremos que la oscuridad y la magia prohibida son peligrosas, pero no por ello menos cautivadoras.

CONCLUSIÓN

Black Book es un título que, a simple vista, puede pasar desapercibido entre toda la oferta que encontramos en Steam. Sus gráficos resultan insuficientes, aunque sí luce un sentido estético muy envolvente. Con todo, nos encontramos ante un RPG muy inmersivo, en el que nos invita a sumergirnos en la mitología eslava a través del periplo de la bruja Vasya, quien emprenderá las artes oscuras para resucitar a su amado. Este RPG ofrece una novela visual muy interactiva, en la que el jugador deberá poner en marcha su capacidad de deducción; y un juego de cartas muy asequible, dinámico y disfrutable.

LO MEJOR

  • La parte de investigación involucra mucho al jugador y su capacidad de deducción.
  • Una ambientación muy inmersiva, con un lore muy rico.
  • Un enfoque muy original de la novela visual con juego de cartas.

LO PEOR

  • No disponible en castellano.
  • Los gráficos de las partes jugables resultan mediocres.
  • Controles imprecisos en la parte point & click.
7.5

Bueno

Cumple con las expectativas de lo que es un buen juego, tiene calidad y no presenta fallos graves, aunque le faltan elementos que podrían haberlo llevado a cotas más altas.