Proyecto cancelado

Así era el sorprendente prototipo de las cajas de juegos de PlayStation 2: Sony lo descartó

El diseñador de cajas de videojuegos Hock Wah Yeo presentó un diseño muy personal a Sony para los títulos de PS2, aunque el proyecto finalmente se canceló.

El diseño de las cajas de los videojuegos de PS2 podría haber sido muy diferente del que todos recordamos. Tanto es así, que ahora ha surgido un prototipo descartado en su momento por Sony Japón y que podría haber sido toda una revolución en el mercado de haber llegado finalmente a las tiendas. Así lo recoge el medio Gizmodo, presentando las fotografías de esta peculiar y arriesgada propuesta obra del diseñador de cajas de videojuegos Hock Wah Yeo.

Sony se decidió por cajas convencionales de DVD

Así, mientras Sony desarrollaba la que debía ser la potente sucesora de su primera PlayStation, encargó al diseñador de cajas de juegos Hock Wah Yeo una propuesta original y llamativa para los títulos de su nueva consola, “un último trabajo en la industria de los videojuegos” tras los años de actividad del diseñador. Desde luego, y tal y como demuestran las fotografías del prototipo, la propuesta de Wah Yeo era totalmente rompedora, más teniendo en cuenta el diseño de las cajas de PSX.

Tal y como podemos observar, el prototipo se compone de dos cuerpos diferentes, uno circular para el disco de juego y otra más rectangular para la carátula exterior. Además, el logo de PlayStation 2 en este caso va situado en un lateral mientras que en el diseño final se situó en la parte superior, algo que se mantiene hasta día de hoy en la marca. El diseño en sí era arriesgado, incluso futurista, pero poco práctico tanto a la hora de almacenar como de trabajar a nivel de diseño gráfico.

Con todo, y a pesar de que Sony quería diferenciar sus cajas de juegos de las cajas de DVD convencionales para que fueran más llamativas y personales, el proyecto se descartó en favor de las cajas típicas del formato, mucho más baratas de fabricar y más amables con el diseño de carátulas.

Fuente | Gizmodo