hands on E3

Tales of Arise, impresiones. ¡Ya lo hemos jugado!

Probamos una demo de la nueva entrega de la saga de Bandai en la que podemos ver los distintos personajes y sus habilidades.

Tales of Arise es uno de los juegos más esperados para los amantes de las producciones niponas. 25 años no son nada, dicen, pero en videojuegos demuestran que alguna cosa has hecho bien. Y es el caso de la serie de Bandai Namco, que se estrenó con Phantasia, nos enamoró a muchos con Symphonia y ha seguido sacando entregas de primer nivel durante mucho tiempo. Arise viene a ser el gran representante de un aniversario no menor, y lo hemos podido probar en una demo no muy extensa pero que nos permitía probar los distintos personajes disponibles, porque sí, no serán solo dos (Alphen y Shionne), sino muchos más. Las sensaciones son muy buenas.

La versión de prueba nos dejó explorar una zona pequeña pero en la que pudimos usar habilidades y lanzarnos a combatir con varios enemigos. Lo primero que saltaba a la vista era la mejora visual gracias a este estilo que parece que estemos realmente en un anime. Tanto los modelados de los personajes como los efectos especiales convencen y le da un toque mucho más atractivo que en anteriores entregas. Seguramente Bandai Namco y el equipo de Tales of ha dado, ahora sí, con una fórmula que transmite cohesión entre lo que vemos. Eso sí, los escenarios seguían siendo algo planos en detalles.

Tales of Arise, impresiones. ¡Ya lo hemos jugado!
Aunque las capturas están en inglés, lo pudimos jugar en castellano en nuestra partida

Naturalmente, hemos venido aquí a probar como responde un juego que su productor nos explicó en entrevista exclusiva en España que quería ser mucho más dinámico e inmediato. Es algo que ya notamos en anteriores entregas (Berseria) y que aquí ya es santo y seña. Una vez tenemos a nuestro personaje escogido, empezamos a explorar la zona hasta dar con los enemigos, que son visibles pero que se atacan tras una transición que nos hace pasar a la batalla. En estas, vemos que tenemos movimientos clásicos de los juegos de acción, como los ataques rápidos o una evasiva que si la hacemos en el momento justo, tenemos ventaja para hacer más daño a los enemigos.

El sistema es ágil y funciona como juego de acción al uso, con la diferencia que tenemos una serie de cristales de artes que se van gastando a medida que lanzamos ataques especiales –también rellenando-. Cada personaje tenía distintos tipos de ataques propiois, a los que se suman la capacidad de pedir a nuestros compañeros de equipo que lancen sus Artes según nuestras peticiones. Esto hace que sea todo tremendamente vistoso, incluso caótico en algunos momentos. La propuesta de combate tiene algunas características más que vale la pena explicar.

La primera, es que los ataques de nuestros compañeros tienen un tiempo de descanso una vez se han lanzado, por lo que hay cierta estrategia en la gestión de los mismos. La segunda, que podremos lanzar artes conjuntas en momentos concretos, consiguiendo así ataques espectaculares y muy dañinos. Por último, destacar que podemos asignar roles y maneras de actuar a todos los miembros del equipo: es bueno tener a alguien que se base en curar, porque al menos la partida que hicimos, el jefe final era lo suficientemente duro como para matarnos si no trazábamos cierta estrategia y gestionábamos bien las artes de todos.

Porque esa es otra: los grandes enemigos no son simples esponjas que van recibiendo daño a los que tenemos que esquivar y lanzar todos nuestros ataques. También tienen puntos concretos que podemos romper para dejarlos desguarnecidos y, entonces sí, hacer un All-out attack (en sentido figurado, que esto no es Persona). En este punto, el sistema para cambiar la fijación de enemigos puede hacerse poco precisa en algunos momentos (con LB).

Lo mejor que nos dejó el gran jefe de esta zona era la sensación que realmente, Tales of Arise puede parecer simple y machacón contra enemigos normales pero que ante enemigos de envergadura, ir pulsando el botón de ataque y lanzando las artes al tuntún no es una buena idea. El enemigo acabó con nosotros un par de veces que nos despistamos y no atendimos demasiado a nuestra barra de vida. A la tercera fue la vencida, esquivando y aprendiendo sus patrones para recibir menos golpes, focalizando los ataques donde tocaba y mandando a los aliados a acabar con enemigos extras que iban saliendo.

En el distinto uso de personajes nos encontramos que los combates variaban mucho entre sí. Alphen era el más tradicional, un espadachín con todo tipo de ataques a corta distancia. Por su parte, la otra gran protagonista Shionne, va armada con pistolas pero además, tenía artes que nos permitían potenciar y ayudar a nuestros compañeros (ideal para hacer que cuando ataquen de forma autónoma tengan mejores herramientas). También jugamos con Rinwell, con el perfil de maga con ataques a distancia a base de artes que tardaban más en cargarse pero que eran devastadoras. El plantel se completaba con Law, un luchador cuerpo a cuerpo muy ágil, con Kisara, que contra el jefe con su escudo haciendo de tanque solventaba algunos problemas y a Dohalim, seguramente el más equilibrado tipo Alphen con ataques a corta y media distancia con su bastón.

Durante nuestra exploración pudimos ver algunas conversaciones con NPC que nos indicaban qué pasos seguir en la historia, además de un sistema de acampada ideal para recuperar vida y un sistema de cocina de comida que nos podía aportar distintos beneficios. A lo largo de la zona explorable pudimos enfrentarnos a distintos enemigos con distintos patrones y particularidades, sirviendo de buen ejemplo para probar los héroes con los que vamos a jugar a lo largo de la aventura. Corto, intenso y con variedad de opciones. Es la manera más rápida de definir una demo que nos dejó muy buenas sensaciones: se veía bien, se jugaba de forma ágil y no nos habría importado haber jugado varias horas más a lo que se nos estaba mostrando. Y seguramente es este el mejor indicativo posible para cualquier juego.

Tales of Arise

Tales of Arise, desarrollado y editado por Bandai Namco para PC, PlayStation 4, Xbox One, PlayStation 5 y Xbox Series, es una nueva entrega de la saga de acción RPG Tales of. Durante 300 años, Rena ha gobernado el planeta Dahna, saqueando el planeta de sus recursos y despojando a la gente de su dignidad y libertad. Nuestra historia comienza con dos personas, nacidas en mundos diferentes, buscando cambiar su destino y crear un nuevo futuro.

Tales of Arise