Sin inversores

Smach Z, el híbrido entre PC y portátil español de Kickstarter, en peligro de bancarrota

El proyecto ha encadenado una serie de contratiempos que han puesto en peligro su viabilidad y es probable que los backers se queden sin su dispositivo.

Smach Z nacía en Kickstarter como uno de los proyectos españoles más interesantes en el sector del ocio digital y que pretendía ofrecer un híbrido entre PC y consola portátil; ahora, sus responsables de Smach Team, han publicado un comunicado oficial anunciando que pronto podrían entrar en bancarrota y que, muy probablemente, los backers de la fase de financiación colectiva de Smach Z se queden finalmente sin su dispositivo.

Se han quedado sin inversores

Así lo ha compartido el fundador de la compañía Daniel Fernández a través del foro oficial de Smach Team, publicado poco después en Reddit, argumentando que están inmersos en un periodo de incertidumbre financiera que podría provocar la bancarrota de la empresa y del proyecto en sí debido a la falta de inversores.

“Hoy tenemos una dura noticia para compartir con vosotros, y creemos que es mejor que todo sean lo más claros posible desde el primer párrafo: hemos perdido la inversión privada que sostenía este proyecto y, como consecuencia, pronto podríamos entrar en bancarrota”, aseguran desde Smach Team.

Todo ello a pesar de conseguir la mayor financiación colectiva en España, inversiones privadas y ayudas públicas del Estado; finalmente, y tal y como explican sus responsables, varios son los factores que han terminado por arruinar tan prometedor proyecto de hardware. Entre ellos, la pandemia global del coronavirus que obligó a la compañía a cambiar de proveedores (de China a España) o errores en la producción que llevaron al producto a no superar procesos de certificación.

Aunque el factor determinante ha sido la retirada de diferentes inversores del proyecto, dejándolo sin capital para seguir adelante. Aun así, desde Smach Team confían en encontrar nuevos inversores en los próximos meses para evitar la bancarrota, aunque “las posibilidades son bajas” de que, ni tan siquiera, los dispositivos lleguen a los backers de Kickstarter.

De ser así, está prevista una venta de activos de la compañía para tratar de reembolsar el dinero a los backers, aunque ni así pueden prometer que todo el dinero llegue a los usuarios que depositaron su confianza en este proyecto de financiación colectiva. “La alta dependencia de proveedores externos, debido a nuestra falta de experiencia en el sector industrial, junto con los recursos muy limitados que teníamos y un gran componente de mala suerte en momentos clave, definitivamente han llevado al proyecto a esta situación”, concluyen desde Smach Team.

Tendremos que esperar a los próximos meses para ver qué ocurre finalmente con el dispositivo Smach Z.

Fuente | Reddit