The Darkside Detective: A Fumble in the Dark
The Darkside Detective: A Fumble in the Dark

Darkside Detective: A Fumble in the Dark; Análisis PC. Aventura Gráfica sobrenatural

Analizamos Darkside Detective: A Fumble in the Dark, estupenda aventura gráfica detectivesca que mezcla lo sobrenatural con el humor más socarrón y divertido.

Sinergia, o el hecho de que el todo es mucho más que la suma de sus partes. Darkside Detective, aventura gráfica lanzada en 2017, no tenía ni los mejores gráficos, ni unos puzles maravillosos ni nos narraba una historia compleja llena de momentos inolvidables. Pese a que, a priori, no destacaba en nada, la valoración del juego de los usuarios en Steam (uno de los termómetros más fiables para saber la calidad de un título) era de “Extremadamente Positiva” hasta hace no mucho, situándose en “Muy Positiva” a día de hoy. Efectivamente, el cómputo global del título lo situaba muy por encima de lo que en un principio indicaría el análisis por separado de las partes que lo formaban. Si además resultaba ser un título tremendamente entretenido, de esos que se juegan con una sonrisa de oreja a oreja de principio a fin, lleno de multitud de referencias y gags y haciendo gala de un humor delicioso, no es de extrañar que tanto la crítica como los jugadores lo situaran como una de las grandes aventuras gráficas de los últimos años.

En esta casa somos enamorados acérrimos de la primera temporada de Darkside Detective, y es por ello que teníamos marcada en rojo en el calendario la fecha de lanzamiento de esta esperada continuación. Y desde ya, afirmamos que esta nueva aventura de la pareja de investigadores de lo paranormal más alocada del videojuego nos ha vuelto a conquistar, y nos ha gustado tanto o más que la primera. Es excesivamente continuista, sí. Sigue siendo una aventura gráfica muy ligera, con puzles no excesivamente complejos que no destacan por su brillantez u originalidad. Y sigue siendo un título que técnicamente no es ni mucho menos puntero, hasta el punto que sus protagonistas no tienen ni animaciones de desplazamiento. Pero nos da absolutamente igual.

Y es que estamos ante una aventura gráfica divertidísima, que se disfruta muchísimo y tiene ese “nosequé” que tenían las aventuras de antaño. Su mezcla de lo paranormal con el humor más socarrón e ingenuo nos sigue encantando. Su pareja protagonista sigue siendo enormemente carismática, y nos deja multitud de diálogos tronchantes que hacen que la sonrisa con la que jugamos no se nos borre hasta rematarlo. Los puzles son algo más complejos y exigen más deducción que en el primero, pero siguen sin ser difíciles y raro será que nos atasquemos con ellos, siendo eso sí gratificantes en general. Es por ello que estamos ante una aventura gráfica ideal para iniciarse en el género, pese a que también tenga suficientes bondades para atraer a los más veteranos del mismo. Disponible en Pc (Steam y GOG), Stadia, Nintendo Switch, y ecosistemas Playstation y Xbox, no podemos si no recomendaros que disfrutéis tanto de esta joya como de su primera parte en caso de no haberlo hecho aún. Y es que no disfrutábamos tanto de la fusión de lo paranormal con el humor desde que en los 80 4 chalados se pusieron a cazar fantasmas con rayos de protones…

La última línea de defensa contra el más allá… es el humor.

A pesar de que los sucesos de esta segunda temporada arranquen directamente al final de la anterior, no es necesario haberla jugado para ponerse con este (aunque repetimos, hacedlo porque lo vais a disfrutar muchísimo). Nuestros protagonistas son el intrépido detective Francis McQueen, y su inseparable compañero el agente Dooley (presente en cuerpo pero rara vez en mente…). Ambos forman la División Oscura, el brazo de las fuerzas policiales locales encargado de lidiar con amenazas sobrenaturales y similares. En una ciudad como Twin Lakes (comienzan las referencias…) donde la línea entre este mundo y el más allá es fina no, lo siguiente, es habitual que lo paranormal forme parte del día a día de sus ciudadanos. En la primera temporada de la serie, nuestra pareja debió resolver 6 casos, más otros 3 adicionales, donde se enfrentaban a criaturas del más allá, maldiciones y dioses antiguos muy enfadados entre otras muchas amenazas venidas del plano espiritual y el más allá, siempre desde el prisma del humor más tronchante y divertido. Al final del sexto episodio, el agente Dooley quedaba preso en la Dimensión Oscura, y precisamente la misión con la que comenzamos esta segunda temporada será traerlo de vuelta.

Tras una breve introducción donde se nos narran estos hechos por si no los hemos vivido, arranca el primero de los 6 casos que forman ahora mismo esta temporada. Este será el más largo con diferencia, y nos llevará a recorrer varias localizaciones de la ciudad para recuperar a nuestro compañero. Los 4 casos siguientes son historias independientes, casos inconexos que nuestra pareja deberá resolver, siempre con el nexo común de lo sobrenatural como motor de la trama. El sexto y último capítulo vuelve a conectar con el primero para cerrar la temporada. En el menú de selección de episodio se ve un séptimo caso, que todavía no está disponible, por lo que es de suponer que en esta ocasión ocurrirá lo mismo que en la primera temporada, donde se lanzaron 3 casos a mayores, de forma totalmente gratuita, donde se expandió el juego.

La historia narrada no es para nada compleja ni busca ser una epopeya de proporciones cósmicas, y basa toda su fuerza en el carisma de su pareja protagonista, el enorme humor que destila toda la aventura y unos diálogos punzantes e ingeniosos llenos del mejor humor ácido. Todo ello convenientemente sazonado de infinidad de referencias a la cultura popular, películas, series, videojuegos y cómics presentes de forma continua a lo largo del videojuego. Y la verdad, la fusión de lo sobrenatural con el humor más tronchante funciona de maravilla y es una de las principales señas de identidad de esta fenomenal saga. La aventura dura entre 8 y 10 horas, y pese a que por lo mucho que se disfruta se pasa en un suspiro, nos deja satisfechos por lo bien que nos lo hace pasar. Y como ya hemos comentado, tendremos algún caso más a mayores, esperamos que de forma totalmente gratuita de igual modo que en la primera temporada.

Combate lo paranormal haciendo click

Jugablemente, estamos ante una aventura gráfica tradicional, que basa su desarrollo en los habituales puzles de inventario, donde habrá que buscar una serie de objetos por los escenarios para emplearlos en los sitios y elementos adecuados. Como nota curiosa, no podremos desplazar a nuestros protagonistas, ya que no cuentan con animaciones de movimiento. Las pantallas son estáticas, y alternamos entre ellas pulsando en el icono de la esquina pertinente que comunique con la siguiente pantalla. Desplazando el cursor por el escenario, recogeremos objetos, interactuaremos con ellos o entablaremos conversaciones con personajes, pero siempre sin la necesidad de desplazar los protagonistas de la posición donde aparezcan en cada situación. Si algún elemento es interactuable, se resaltará su nombre en pantalla al pasar el cursor sobre ellos para hacérnoslo saber.

A mayores, habrá pequeñas y sencillas secciones con puzles de lógica y algún pequeño minijuego, para darle algo de variedad al desarrollo. Como ya hemos comentado, se ha subido un poquillo el listón en lo tocante a la cantidad, dificultad y complejidad de los puzles con respecto a la primera temporada, pero el nivel sigue tirando a bajo, por lo que raro será el caso de que nos atasquemos gravemente. Habrá que dar eso sí varias vueltas y estar atentos a todos los elementos en pantalla. Nos ha gustado mucho la forma en que los propios comentarios del protagonista nos dan sutiles pistas a medida que vamos probando cosas, de manera velada e inteligente. Es por todo ello que estamos ante una aventura gráfica ideal para acercarse por primera vez al género. Los puzles no son excesivamente complejos, son lógicos (casi siempre) y en general muy satisfactorios. Cierto es que para los aventureros más veteranos quizá resulten algo simples y faltos de chispa, pero el juego cuenta con otras bondades para hacer que la experiencia les resulte satisfactoria también a ellos.

Todos los textos de la aventura cuentan con una correcta traducción al castellano, por lo que el idioma no será barrera para poder disfrutarlo plenamente. No es fácil de conseguir, pero esta saga tiene ese toque especial que hace que sea un verdadero placer jugarla. A nosotros también nos encantan las aventuras gráficas de reto mayor, pero cierto es que muchas veces apetece jugar algo así, más ligero, con un equilibrio perfecto entre ese desafío que te plantea y el ritmo de la aventura para hacerte disfrutar en todo momento sin que el proceso ni sea un paseo ni provoque atascos innecesarios. Si todo ello está repleto del mejor humor punzante e ingenuo, y amenazas sobrenaturales, como es el caso, mejor que mejor.

La magia del pixel art

Si bien hay un ligero avance y se note cierta mejoría, visualmente A Fumble in The Dark sigue las líneas maestras de su antecesor. Y la verdad es que nos encanta. Su apartado gráfico pixel art es minimalista, pero por dirección artística, paleta de colores e incluso iluminación, consigue ofrecer un resultado muy atractivo, y sobre todo en consonancia con la personalidad del juego. Los diseños refuerzan el tono humorístico de la aventura, y su puesta en escena resulta encantadora. Ni el hecho de que los personajes no cuenten con animaciones de desplazamiento consigue desmerecer un gran trabajo artístico en lo visual. Visitaremos además una buena variedad de entornos, desde un castillo irlandés a una curiosa feria encantada, pasando por parajes del más allá, y los grafistas han hecho una magnífica labor a la hora de recrear estos entornos, siendo un placer visitarlos.

En el apartado sonoro, el hecho de que los personajes no cuenten con voces es un arma de doble filo. Por un lado, es un placer imaginarnos en nuestras cabezas esos cómicos diálogos poniéndoles voz a los personajes. Pero por otro lado, nos habría gustado que contaran con actores adecuados a la personalidad de cada uno para darles voz y reforzar dichas personalidades. Suponemos que el presupuesto no daba para más, pero la verdad se echa de menos el trabajo de doblaje. La banda sonora cumple su función sin alardes, recuperando melodías de la primera entrega y añadiendo alguna más, realizando una buena labor de acompañamiento cuando se la necesita pero sin acaparar ningún protagonismo.

CONCLUSIÓN

Darkside Detective: A Fumble in the Dark es una aventura gráfica que nos ha encantado. Es totalmente continuista con respecto a su antecesor, pero lo que funcionaba entonces lo sigue haciendo aquí de maravilla. Su estupenda mezcla de temática sobrenatural con el humor más socarrón y afilado es genial y es su principal seña de identidad. Si bien hay más puzles y son algo más complejos que en la primera parte, la dificultad sigue estando por debajo de la media del género, pese a que no es ni mucho menos un paseo. Estamos pues ante una aventura gráfica ligera que se disfruta con una sonrisa de oreja a oreja de principio a fin. Su carismática pareja protagonista, sus tronchantes diálogos y sus alocadas situaciones nos ofrecen un grandísimo videojuego, ideal para adentrarse por primera vez en el género y que seguro que nos hará pasar unas horas muy entretenidas. Le falta un puntillo de ambición, pero sin duda es una de las opciones más disfrutables del género, al igual que su primera parte. Y es que enfrentarse a terribles amenazas del más allá en compañía del inspector McQueen y el agente Dooley, con el humor más afilado como principal arma, es un auténtico placer que nadie se debería perder.

LO MEJOR

  • Su estupenda mezcla de temática sobrenatural con el humor más afilado.
  • Diálogos tronchantes y muy divertidos, llenos de referencias a la cultura popular.
  • Aventura gráfica ligera, que sin ser un paseo es ideal para iniciarse al género.
  • Se disfruta con una sonrisa de oreja a oreja de principio a fin.

LO PEOR

  • Algo más de chispa y variedad en los puzles le habría sentado bien.
  • Se echa de menos el doblaje de los personajes.
7.8

Bueno

Cumple con las expectativas de lo que es un buen juego, tiene calidad y no presenta fallos graves, aunque le faltan elementos que podrían haberlo llevado a cotas más altas.