Falta de componentes

PS5 y Xbox Series: La escasez de semiconductores continuará hasta 2022, asegura Foxconn

La COVID-19 seguirá afectando a la fabricación de componentes de productos de Apple, Microsoft, Google y otras empresas de electrónica de consumo.

La escasez de chips y componentes semiconductores continuará hasta el segundo trimestre de 2022, ha estimado el CEO de Foxconn, la mayor fabricante de componentes electrónicos del mundo. Young Liu, director general, ha explicado en su último encuentro con inversores que los flujos de fabricación y distribución se verán interrumpidos por falta de componentes clave a causa de la COVID-19 hasta bien entrado el próximo año; lo que afecta directamente a PlayStation 5 y Xbox Series X|S.

La información, reportada por Nikkei Asia, genera gran preocupación tanto en las tres grandes multinacionales tecnológicas del planeta —Apple, Google y Microsoft— como incluso el mercado del automóvil o las tarjetas gráficas de ordenadores, dependientes de algunos de estos componentes semiconductores. El directivo no se ha mostrado optimista y espera que esas líneas de fabricación cuenten con diferentes restricciones a lo largo de todo 2021, como ya anticipó él mismo el pasado enero, aunque con mejor pronóstico que ahora.

Xbox Series X y Xbox Series S
Xbox Series S (izquierda) y Xbox Series X (derecha)

La cadena de suministros de estos dos primeros trimestres ha estado acorde a lo pactado con los clientes, pero “hemos comenzado a ver cambios este mes” de marzo, indica el líder de la gigante taiwanesa, que concreta la distribución durante este último periodo en un 10% por debajo de lo esperado.

Sony espera mejoras en el stock de PS5 en la segunda mitad de 2021

Ante esta situación, de la que dependen muchos factores, la fabricación y ensamblaje de unidades de consolas como PlayStation 5 y Xbox Series X|S no alcanzará un flujo estándar hasta nuevo aviso. Sony estimó el pasado mes de febrero que el stock de su nueva consola doméstica mejorará en la segunda mitad de 2021 y que el ritmo de producción está “aumentando contantemente”. AMD, encargada de fabricar los procesadores y chip gráficos de las dos consolas de nueva generación, también indicó el pasado enero que los problemas de stock se extenderían hasta la segunda mitad de 2021.

Sin embargo, las estimaciones de Foxconn plantean ahora nuevas dificultades para alcanzar esos objetivos, que no dependen ni de Sony ni de Microsoft.

A finales de este mes de abril conoceremos las estimaciones de distribución de los fabricantes japoneses (Nintendo y Sony) para este ejercicio fiscal iniciado el 1 de abril y que terminará el próximo 31 de marzo de 2022.

Fuente | Nikkei Asia; vía Screen Rant