BeTech: noticias de tecnología

TRANSPORTE

Los ovnis rusos que agilizarán el transporte global de mercancías

No es un platillo volante, sino un dirigible de enormes naves de carga que pueden transportar hasta 600 toneladas.

Los ovnis rusos que agilizarán el transporte global de mercancías

La crisis y pérdidas a nivel global provocada por el carguero de mercancías que ha atascado esta semana el Canal de Suez ha dejado patente una cosa: Se depende en demasía de las vías fluviales, y apenas se usan las aéreas más para el transporte de mercancía que otra cosa. Por ello, varias compañías trabajan en aprovechar la tecnología de los drones para trabajar en futuros aviones de carga que resuelvan el problema actual.

Y es que un carguero de 260.000 toneladas que lleva mercancías de Asia a Europa vía China - Holanda puede tardar 7-10 días en hacer ese viaje, mientras que por aire se tardarían 7-10 horas solamente. La firma rusa AIDBA (Airship Initiative Design Bureau Aerosmena), especializada en la fabricación de aeronaves, también sabe de la importancia de pasar de los mares a los cielos para las cargas de mercancías. Y está trabajando en un proyecto con un toque retro.

Los OVNIS de Aerosmena

Un OVNI es un Objeto Volador No Identificado, y siempre se ha asociado a naves de extraterrestres desde el accidente de Roswell en Nuevo México en 1947. También llamados Platillos Volantes -de su traducción literal ‘flying saucer’, su forma es inconfundible. Y a ellos remite el diseño que Aerosmena ha elegido para su proyecto: naves de carga capaces de transportar hasta 600 toneladas de una vez en forma de dirigibles.

Dirigido por el experimentado diseñador de aviones ruso Orfey Kozlov (tristemente fallecido a causa de COVID-19 el año pasado), el dirigible de carga de la empresa será capaz de realizar “operaciones de carga y descarga sobre el terreno sin necesidad de infraestructuras terrestres”. Esto significa que no necesitará puertos, carreteras, aeropuertos o pistas de aterrizaje. Incluso podrá planear sobre el terreno y recuperar la carga mediante un sistema de poleas.

Bendin también señala que el coste de una hora de vuelo utilizando el carguero de Aerosmena sería "aproximadamente inferior al de un avión de transporte".

Un OVNI de plástico multiuso

Pero, ¿por qué darles esa forma como de platillo volante de la peli Mars Attacks hecho de goma? Aerosmena dice que esta forma circular hará que el dirigible gigante sea más fácil de maniobrar y aterrizar con vientos cruzados que otros proyectos de dirigibles que utilizan una forma de casco alargada más tradicional.

Este eficiente diseño -si llevan usándolo los extraterrestres cientos de años terrestres será por algo- sería clave durante las misiones de carga en zonas y terrenos de difícil acceso para los aviones tradicionales. El dirigible podría ayudar a apagar incendios forestales y a transportar cargas útiles a terrenos montañosos.

El diseño de la aeronave incluye también dos cámaras de gas para proporcionar elevación. Para el modelo de 600 toneladas, se utilizarán 620.000 metros cúbicos de helio para conseguir una flotabilidad prácticamente "cero". Una gran cavidad llena de aire calentado a 200 grados Celsius (392 Fahrenheit) por los gases de escape de ocho motores de helicóptero se encarga de elevar la carga útil.

Dirigibles para transportar mercancías y pasajeros

Aerosmena tiene previsto fabricar diferentes modelos de sus naves, con capacidades que van de 20 a 600 toneladas y una autonomía de hasta 8.000 km, alcanzando velocidades de hasta 250 km/h.

El director general de Aerosmena, Sergei V. Bendin, afirma que la empresa pretende construir primero la versión de 60 toneladas de su dirigible, tras lo cual "se llevará a cabo una evaluación de ingeniería de [su] rendimiento de vuelo para [luego] crear plataformas aéreas con una capacidad de carga de 200 y 600 toneladas". Bendin añadió que una futura versión para pasajeros sería incluso capaz de "dar la vuelta al mundo en condiciones de hotel volador de lujo".

Si todo va bien, pronto podrían verse cargueros gigantes con forma de platillo surcando los vientos sobre las grandes ciudades. Sobre todo si se tiene en cuenta que Aerosmena no es la única empresa que trabaja en naves aéreas gigantes. Por ejemplo, la empresa de dirigibles del cofundador de Google, Sergey Brin, está desarrollando un modelo enorme.