Top 10

Las 10 mejores películas del Universo Cinematográfico de Marvel

La redacción y los colaboradores de MeriStation eligen sus películas favoritas del Universo Marvel: Vengadores, Black Panther, Capitán América y más.

El Universo Cinematográfico de Marvel es uno de los mayores fenómenos del séptimo arte de todos los tiempos. Establecida como franquicia de medios, hablamos de una sucesión de películas más o menos interconectadas que, de hecho, ahora cuentan también con series (sin ir más lejos, en 2021 tendremos un total de seis en Disney+). Pero todos convendremos en el hecho de que tras la llamada Fase 3 se ha trazado una línea, un punto de inflexión, que refleja el final de una gran etapa iniciada en 2008; aunque también inicia, al mismo tiempo, otro periodo donde nuevos iconos tendrán que tomar el relevo.

Las 10 mejores películas de la Saga del Infinito [Fases 1-3]

El hogar que congrega a esa lista de 23 películas, lo que entendemos como Saga del Infinito, está disponible —casi—al completo en la plataforma Disney+ (todas menos El increíble Hulk, Spider-Man: Homecoming y Spider-Man: Far From Home, por no tener sus derechos de distribución) que cuenta ya con 100 millones de suscriptores en todo el mundo. Es ahí también donde se pueden ver el resto de series y contenidos relacionados con Marvel. Si tenéis una PS4, Xbox One, PS5 o Xbox Series X|S, existe una app oficial para ver todo el contenido de Disney+ con una cuenta activa.

La redacción de MeriStation y sus colaboradores han votado por sus películas favoritas dentro de este sello; una selección estrictamente subjetiva donde, seguramente, muchas posiciones sean distintas para algunos de vosotros. Por nuestra parte, recomendamos que las veáis todas en orden cronológico, pues es así como mejor se entenderá no solo el transcurso de los hechos, acorde a la visión de sus creadores, sino también la evolución que ha experimentado la saga en todos los frentes.

10. Spider-Man: Homecoming (2017)

Conocíamos al Peter Parker de Tom Holland desde Civil War y no dudamos que el actor se iba a adaptar a la perfección al personaje. Spider-Man: Homecoming no es ni mucho menos perfecta; es una película de transición tanto para la figura del hombre araña como para el UCM en ese momento. Los espectadores no sabíamos aún lo que se nos venía encima con Infinity War, así que tomamos esta entretenida cinta como la tercera interpretación del trepamuros tras la visión de Sam Raimi con Tobey Maguire y Marc Webb con Andrew Garfield.

10.Spider-Man Homecoming
Spider-Man Homecoming

Aquí nos encontramos con una mezcla entre el Spider-Man de Ultimate iniciado por Michael Bendis y las historietas donde Parker se encuentra más cómodo con su condición de adolescente. Aquí lo es de verdad; no es un tipo en etapa laboral, sino que tiene las preocupaciones de un chaval. Por eso Homecoming es una vuelta a empezar, una presentación volcada con el contraste entre humor y responsabilidad; un proceso que narra la asimilación del personaje en un novato estudiante de secundaria. La película te deja claro que este Spider-Man es aspirante y, para ello, nos pone sobre la mesa al rival de la Spider-Man 4 de Raimi que nunca tuvimos: El Buitre. Un fantástico Michael Keaton devoró la pantalla con una interpretación de ensueño; sumado a una Marisa Tomei que salvó a la perfección la papeleta de ser una tía May más joven, distinta.

La recta final estuvo muy bien, y aunque a la película le fallan algunas cosas, como la falta de momentos estrictamente memorables, puso los cimientos para un personaje del que nos esperan —si no hay problemas de acuerdos con licencias— muchas más historias en las que Parker asumirá un rol mucho más prominente en los posibles nuevos Vengadores.

9. Los Vengadores (2012)

Cuatro años después de Iron Man, el UCM mandaba un mensaje a todo el mundo: el UCM es un universo cinematográfico de verdad. El primer gran crossover de la casa de las ideas en la gran pantalla se tradujo en aplausos y sorpresa; una quizá superada por quienes vinieron después, pero de esas que no faltan en las listas de favoritos. Está justificado.

¡Los Vengadores
Los Vengadores

Iron Man, Hulk, Capitán América, Black Widow y Ojo de Halcón juntos, porque juntos son más. Joss Whedon quiso verlo así y así nos lo contaron. Ellos tenían un ejército, pero nosotros teníamos a Hulk. Lo cierto es que hubo de todo. Humor, acción, minutos de gloria para cada personaje, un buen villano, una trama con giros inesperados y, de un momento a otro, esta película convirtió el nombre de los Vengadores, los Avengers, en una marca comercial todopoderosa que en cuestión de un lustro batiría todos los récords posibles en el cine.

Costó que drama y épica se dieran de la mano, costó que una gran productora diese luz verde a este costoso y arriesgado cruce de caminos con protagonismo para más de un personaje (Los 4 Fantásticos nunca lo consiguieron en el séptimo arte), así que hubo que empezar a trabajar antes, para que el colchón sobre el que se situasen Los Vengadores no fuese un territorio hostil. Ahora, cuando han pasado nueve años desde su estreno (¡casi una década!) sigue siendo tan disfrutable como en ese inolvidable año 2012.

8. Black Panther (2018)

Black Panther llegó en 2018, como otras tantas cintas de una Marvel dispuesta a no dejar de ser noticia. Un personaje sin tanto peso como otros en el cómic, no era una empresa fácil al tener que dar protagonismo total a un icono menos asentado. Así que tocaba situar a T’Challa donde seguramente llevaba tiempo mereciendo. El próximo rey de Wakanda supuso un aire distinto al Universo Cinematográfico de Marvel por su estructura, su enfoque, alejado de la trama previa, y con un toque personal en representación de toda una comunidad.

Black Panther
Black Panther

Su recepción fue triunfante, por fin había un icono superheroico en este universo con el que el público afroamericano pudiese verse reflejado. Por encima de todo, una película entretenida que nos narra el proceso de aprendizaje del personaje interpretado por el ya eterno Chadwick Boseman, cuyo papel pasó de defender y representar a su país a tomar un peso prominente en la gran guerra que estaba a punto de tener lugar.

Black Panther es una película muy significativa, transmitió positividad a una comunidad que sigue luchando socialmente y que trascendió, en definitiva, más allá de la propia pantalla. Sin estereotipos ni complejos, Black Panther arrasó en Hollywood con nada menos que tres Premios Oscar a Mejor Banda Sonora (Ludwig Goransson), Mejor Vestuario y Mejor Diseño de Producción.

7. Guardianes de la Galaxia (2014)

Quién nos iba a decir que Los Guardianes de la Galaxia, que no eran ni mucho menos la licencia más popular del mundo del cómic, iba a dar el salto con tantísima personalidad y carisma. Si antes citábamos a Los 4 Fantásticos como un caso poco alentador para reunir a superhéroes en la gran pantalla, este primer volumen de James Gunn se alejó de propuestas como X-Men y se fijó en lo que se había venido cocinando en el UCM de Marvel Studios, cogió al grupo de Star Lord y compañía y engendró un fenómeno comercial abrazado al merchandising, con momentos humorísticos y icónicos y la rebeldía que caracteriza al grupo. ¿El resultado? Imprescindible, a decir verdad.

Fue aquí donde se dejaron claras las intenciones humorísticas más marcadas que luego tomarían otros como Waititi y, aunque algunos dicen tiene que ver con lo que leímos muchos años atrás en el cómic, otros opinan que se capturó a la perfección la idea original de Dan Abnett. En cualquier caso, ¿qué más da? No fue el objetivo replicar el papel, sino trascender en la gran pantalla.

Guardianes de la Galaxia
Guardianes de la Galaxia

Quizá le sobró un cierto deseo constante por gustar a todo el mundo y quedó algo sobrecargada, se acogió a tópicos y no contó nada demasiado sorprendente; pero conectó con las familias, enamoró a los niños y abrió las puertas a mucho más. De hecho, derribó los muros que antes del estreno se impusieron sobre los Guardianes de la Galaxia. Vaya si fueron capaces, ahí están los resultados en taquilla. Aquí convendremos muchos: esta cinta tuvo alma y supo conectar con las grandes masas.

6. Thor Ragnarok (2017)

El dios del trueno no se pierde la cota en este ranking con su tercer episodio. Dirigida por Taika Waititi, nos encontramos ante un enfoque muy distinto a las anteriores propuestas del personaje en la gran pantalla. Sello propio de su director, no cabe duda. Thor Ragnarok es amada y odiada a partes iguales; o quizá no tanto, pero las voces a las que no les gustó el rumbo de esta cinta se han hecho escuchar repetidamente.

Thor Ragnarok
Thor Ragnarok

De la oscuridad al tono naif; humor por doquier al más puro estilo Guardianes de la Galaxia, una trama plagada de referencias, guiños y comedia. Aquí se exageró todo y las cosas no se tomaron tan a la tremenda. De hecho, el paso del tiempo está dejando en mejor lugar a este cierre de trilogía de Thor, porque se puede ver sin tanta necesidad de estar conectado con el UCM, porque se sabe independiente y en cierto modo autoconclusiva. Esa independencia, que se percibe desde el primer acto de la producción, permite que sea también una caja de sorpresas: puede pasar de todo.

Al final, recordamos interpretaciones como la de Cate Blanchett y nos olvidamos de otros como el de Tessa Thompson. Hay dos opciones: o encajas con su propuesta y llegas hasta el final sin darte cuenta, o te ves totalmente fuera de una idea muy particular.

5. Iron Man (2008)

Todo tiene un principio y un final. Iron Man fue, para el Universo Cinematográfico de Marvel, el comienzo de una saga que ni siquiera sus responsables imaginaban que cosecharía esta dimensión. Tras los intentos de Sony con Spider-Man y una cuarta parte de Sam Raimi que jamás llegaría a los cines, una Marvel dispuesta a sobreponerse de una década de los noventa para el olvido finiquitaba una transición lenta, que se iba a cocer a fuego lento, pero apoyada en la voluntad de hierro del personaje ideado por Stan Lee.

Iron Man
Iron Man

Robert Downey Jr. en un papel más que notable para contarnos el nacimiento de un exoesqueleto motorizado brillante como pocos. Y es eso lo que más recordamos: una película excelente, imperfecta, pero cuyo ritmo sigue siendo más de una década más tarde un ejemplo de cómo introducir a un personaje, un ejemplo de cómo adoptar una personalidad suficiente para olvidarse de las incómodas comparaciones con otras manifestaciones culturales, y un equilibro en su trama donde no faltó humor, amor, acción y fanfarroneo. El Hombre de Hierro en su salsa poniendo sobre la mesa los cimientos de algo muy bonito. Seguramente sea la mejor película de Iron Man de su respectiva trilogía, aquí hay bastante consenso. ¿Su mayor mérito? Crear escuela y hacer que no solo los locos del cómic se acercasen esa primavera de 2008 a ver al enésimo superhéroe de la gran pantalla. Todo lo demás es historia.

4. Vengadores: Endgame (2019)

Hubo que esperar solo un año para la penúltima película de la Fase 3 del UCM, la conclusión de una tormenta que dio la vuelta al mundo. Los hermanos Russo se enfrentaban aquí al más difícil todavía: superar a Vengadores: Infinity War. Como todo, hay quienes se quedan con esta conclusión; otros prefieren la anterior. Otros, incluso, creen que ese entusiasmo no es para tanto. La realidad es que la culminación de once años de películas nos dejó momentos para el recuerdo, dando carpetazo de manera declarada a muchos iconos; tomándose todo el tiempo necesario para despedir, uno a uno, a quienes nos habían acompañado hasta ahora. Un adiós, también un hasta luego, que dejó patente la importancia que ha tenido el nombre de los Vengadores en toda una generación de jóvenes y no tan jóvenes.

Vengadores Endgame
Vengadores Endgame

Larga, muy larga fue Vengadores Endgame. Con algunos momentos que nos dejaron con ganas de más, que hubiésemos contado de otra manera o que abultaban algo este extenso metraje. Más de tres horas de película donde los de Kevin Feige destrozaron de nuevo muchos récords, entre ellos, la película más taquillera de todos los tiempos a escala mundial.

3. Capitán América: Civil War (2016)

Capitán América: Civil War se estrenó en 2016 para dar el pistoletazo de salida a la Fase 3 y dejar claro que la cosa se ponía serie. Se introdujo en la trilogía del Capitán América, pero en realidad podría haber sido considerada perfectamente como un largometraje de Vengadores. El cómic original de Mark Millar y Steve McNiven es extraordinario (2006-2007), una historieta crossover que se situó en lo más alto de los conflictos cruzados del cómic en la década inicial de los 2000.

La idea, original de Brian Michael Bendis, se trasladó al cine con acierto, con diferencias y licencias que no gustaron a todo el mundo. Es normal, pero la virtud de esta película es cómo supo diferenciarse del cómic para contarnos una nueva Civil War coherente y cohesionada con el UCM. Además, fue la primera incursión de Tom Holland como Peter Parker; se presentó muy bien a cada personaje con mínimo protagonismo, como El Soldado de Invierno.

Capitan America: Civil War
Capitan America: Civil War

No podemos negar que este arranque de la Fase 3 fue sensacional, para muchos excelente y, seguramente, en ese momento se situó como la mejor película de los ocho años del Universo Marvel. Tony Stark y Capitán América en dos papeles sublimes, escenas para el recuerdo y un ritmo muy notable. Por momentos pareció una orquesta aderezada de acción, golpes y sentimiento. ¿Le falló su final? Bueno, para algunos es lo que le impide estar más alto en esta lista, pero Civil War es una grandísima película.

2. Capitán América: el Soldado de Invierno (2014)

Es quizá esta una de las películas que nos demostró que Marvel no solo quería centrarse en el humor con películas volcadas en homenajear a cada personaje del cómic, sino que aquí se estaba buscando algo más; continuar un relato que iba a desembocar en un conflicto mayúsculo que, como bien ha dejado constancia la sucesión de los hechos, el grado de epicidad iba a ser muy acentuado. Capitán América: el Soldado de Invierno es una gran película, en general; recomendada no solo para fans de Marvel o aficionados al personaje, como por ejemplo pasaba de forma más aproximada con la primera cinta de Chris Evans.

Capitan America: el Soldado de Invierno
Capitan America: el Soldado de Invierno

Para empezar, El Soldado de Invierno es distinta en su planteamiento, dejó mimbres para lo que sería mucho más adelante Infinity War. La herencia de los Russo es innegable, está su impronta desde el primer minuto. Es complicado despegarse de la pantalla viendo el desarrollo de su historia: es muy entretenida.

Supo conjugar muy bien los momentos de tensión con los más relajados, sin dejarse cosas en el tintero, con todo bien terminado. Si se le premió por su dirección es, seguramente, por no dar respuesta a todos los interrogantes hasta el final; por generar dudas en el espectador y despertar el deseo de llegar al final. Al salir del cine no nos dimos cuenta de su importancia en el futuro del UCM, pero al ver las siguientes entregas de la Fase 3 fuimos entendiendo muchas cosas. Seguramente no haga falta decir nada más si sabéis de lo que hablamos. Recordamos El Soldado de Invierno con una sonrisa en la cara. Grandes Evans, Johansson, Mackie y Samuel L. Jackson.

1. Vengadores: Infinity War (2018)

La quinta película más taquillera de todos los tiempos es también una de las más recordadas, queridas y valoradas del UCM. Es la película de Thanos, la pericia donde todo lo que podíamos pedir a la reunión iniciada en 2021 terminó pasando. Un crossover en toda regla repleto de superhéroes, como en el cómic, con la salvedad de que esto era una película de un presupuesto superlativo, con personajes con los que llevábamos años empatizando, iniciando una historia que se concluiría más adelante con Endgame.

Vengadores Infinity War
Vengadores Infinity War

Hubo de todo en Infinity War. Planteamiento argumental, epicidad, tristeza, drama, protagonismo pocas veces visto para un villano con gran reputación en las grapas… El paso del tiempo ha situado a esta cinta como uno de los mayores fenómenos mediáticos de siempre, pues fue un acontecimiento, no solo una película, en la que diferentes intangibles se juntaron para que narrar la historieta de la Gema del Poder se trasladase de manera tan satisfactoria a las salas oscuras. 149 minutos que concluyeron con un enorme silencio, un punto y seguido que nos hizo salir del cine con la sensación de haber acontecido algo imperfecto histórico; a pesar de una estructura algo atropellada en ciertos tramos.