It Takes Two ya está terminado

It Takes Two y la fórmula Josef Fares

Repasamos la obra del peculiar y controvertido Josef Fares, de director de cine a uno de los creadores de videojuegos más talentosos actualmente.

De unos años a esta parte, el sueco-libanés Josef Fares, que pronto lanzará su nuevo juego, It Takes Two, es uno de esos creadores que no solo no deja a nadie indiferente, sino que hace de cualquier aparición pública una noticia destacada. Seguramente su célebre salida de tono en The Game Awards 2017, acompañado de la sonrisa cómplice de Geoff Keighley, sea su momento más recordado, pero precisamente estas actuaciones son el árbol que no nos deja ver el bosque, y es que hablamos de uno de los creadores más talentosos de la actualidad.

Lo que queda claro es que el impulso del momento es lo que guía a Fares, un tipo capaz de abandonar su prometedora carrera cinematográfica en pos de su verdadera pasión, que queda patente son los videojuegos. Sí, y es que antes de desarrollar su primer título, Fares había dirigido nada menos que seis películas, habiendo estado una de ellas (Zozo, 2005) incluso seleccionada por la Academia de Suecia para representar a su país en los Oscar de dicho año, aunque finalmente no pasara el corte para estar entre las nominadas al galardón.

Una prometedora ópera prima

Solo tres años después de dirigir su última cinta, en 2003, lanzó su primer videojuego: Brothers: A Tale of Two Sons, con el que Fares no perdió la costumbre de recibir buenas críticas con su obra, consiguiendo una media en Metacritic por encima del 80 en todas sus versiones de sobremesa y llegando al 90 en PC, quedándose en el 79 en su port para Nintendo Switch. Pero reviews y notas aparte, sin lugar a dudas se trata de un juego tremendamente arriesgado en su concepción sobre todo jugable, y es que pocos títulos nos ponen a los mandos de dos personajes de manera simultánea.

Para su desarrollo, Fares unió fuerzas con el estudio sueco Starbreeze, no de los más populares de Europa pero sí capaz de crear títulos notables como The Chronicles of Riddick: Escape from Butcher Bay, el peculiar The Darkness, Payday 2 o Syndicate, el juego de acción basado en la popular obra de estrategia de Bullfrog y que quedó lejos de ser considerado un éxito comercial para Electronic Arts. De hecho, y aunque no se trata en absoluto de malos juegos en ningún caso, no podemos hablar de ninguno de ellos como un juego que encandilara al público de manera masiva, y por ello los nórdicos tuvieron que centrarse en un proyecto menor, en formato exclusivamente descargable, pero con el riesgo de contar con la dirección de un tipo que acababa de abandonar la industria del cine y daba sus primeros pasos en la del videojuego.

Pero sí, Brothers: A Tale of Two Sons tuvo una recepción muy destacada, y desde los primeros instantes en que somos testigos de la muerte de la madre de sus dos protagonistas queda evidente que la narrativa será uno de los pilares, no solo de este juego en concreto, sino de toda la obra de Fares en general. La aventura de estos hermanos les lleva a buscar el Agua de la Vida, el único remedio que podrá devolver la salud a su padre y evitar que ambos se queden completamente huérfanos, y a partir de ahí Fares nos sitúa en la primera dificultad, y es, como decíamos antes, manejar a ambos a la vez. De una forma original, controlamos a cada uno de los hermanos, pro decirlo de alguna manera, con cada mitad del mando, es decir: stick y gatillos derechos para uno, stick y gatillos izquierdos para el otro. Esto resulta en un control al principio, y como es obvio, complicado, pero que se resuelve perfectamente al ser la mayoría de puzles cuestión de ingenio más que de velocidad o habilidad al mando.

Ante el inminente lanzamiento de It Takes Two, Brothers: A Tale of Two Sons es una buena manera de descubrir la obra de Fares, ya que es uno de esos juegos que podríamos llamar “de una tarde”, ligero y con una duración de entre apenas 3 y 4 horas. Se juega muy fácil y la intriga por descubrir el desenlace de la historia nos puede mantener fácilmente enganchados durante ese tiempo tan reducido. Pero ni mucho menos es el único título de nuestro protagonista, y es que hace ya dos años nos brindó otra aventura de corte narrativo y también con una propuesta muy arriesgada.

Jugar juntos es mejor

Y es que se atrevió a lanzar A Way Out -bajo el paraguas de EA pero ya desde su propio estudio, Hazelight- como un título única y exclusivamente cooperativo, local u online. Alejándose de muchos de los males actuales de la industria, tuvo a bien incluso permitir disfrutar del juego a uno de los jugadores sin necesidad de pasar de nuevo por caja, ya que teniéndolo tan solo uno de ellos, el otro podía descargarse una copia de manera completamente gratuita. Puede parecer una condición sine qua non para el éxito del juego, pero al fin y al cabo, no deja de ser una muestra de generosidad absolutamente inhabitual en el mundo de los videojuegos de hoy en día.

Sea como fuere, A Way Out nos propone ponernos en la piel de dos reos con la fuga de la prisión como objetivo, en una fórmula a pantalla partida -aunque no siempre de la misma manera- en la que hay momentos de sigilo, de acción, más narrativos, minijuegos, quick time events -tal vez demasiados-… pero todo llevado con un ritmo excelente a lo largo de las aproximadamente 8 horas que nos puede durar la aventura. Sorprendente, así podríamos definir uno de esos juegos que aunque la crítica no eleve en absoluto a los altares, es muy difícil encontrar a alguien que lo haya disfrutado hablar mal de él.

Así llegamos hasta It Takes Two, con el que Fares ha vuelto a aliarse con Electronic Arts bajo el sello EA Originals -para juegos más pequeños de la compañía canadiense-, y de nuevo, siendo una experiencia exclusivamente cooperativa gracias al “pase de amigo”. Este nuevo título nos hablará de las dificultades de la convivencia a través de una historia fantástica que una vez más, y como es habitual en este peculiar creador, a buen seguro nos sorprenderá a cada momento de las 14 o 15 horas que, según él mismo, nos llevará completarlo. Lo descubriremos a partir del próximo 26 de marzo en consolas y PC.

It Takes Two

It Takes Two es una innovadora aventura de acción cooperativa a cargo de Hazelight Studios y Electronic Arts para PC, PlayStation 4, Xbox One, PlayStation 5 y Xbox Series en la que una mecánica muy diversa y una narrativa emotiva se entrelazan en un fantástico viaje. Embárcate en la aventura más loca de tu vida con It Takes Two, un juego cooperativo multigénero. Invita a un amigo a acompañarte gratis con el Pase de amigo en una emotiva historia repleta de desafíos deliciosamente rompedores.

It Takes Two