Little Nightmares 2
Little Nightmares 2
Carátula de Little Nightmares 2

Little Nightmares 2, análisis: de vuelta a una pesadilla

Analizamos Little Nightmares 2, una secuela muy esperada que nos permitirá adentrarnos en una nueva aventura de suspense llena de misterio y mucha tensión.

Desde su presentación oficial en la Gamescom 2019, Little Nightmares 2 logró crear grandes expectativas a lo que sería una historia llena de secretos inquietantes. Introduciendo diferentes novedades en jugabilidad y mecánicas, aunque manteniéndose un poco torpes, y con una doble duración a su anterior entrega, volveremos a disfrutar de un mundo imaginativo y surrealista, dónde la fantasía se hace realidad y nosotros tendremos que escapar de esta pesadilla. En esta ocasión manejaremos a Mono, un joven atrapado en un mundo distorsionado por una malvada transmisión y que será ayudado por una chica con chubasquero amarillo. Desarrollado por Tasier Studios y publicado por Bandai Namco, Little Nightmares 2 estará disponible el 11 de febrero para PC, PlayStation 4, PlayStation 5, Xbox One, Xbox Series X|S y Nintendo Switch.

Suspense en compañía: Mono y Six

Introducirnos de nuevo en este mundo de terror y encanto es mucho mejor en compañía. En esta ocasión no manejaremos a nuestra anterior protagonista, Six, si no que estaremos en manos de Mono, un joven que se siente atrapado y quiere descubrir los inquietantes secretos de una torre de señales, de la cual se siente atraído. Compuesto por pequeñas pesadillas, tendremos que viajar de un sitio a otro para averiguar lo que está pasando. Little Nightmares 2 se cuenta sin narración y sin diálogo, pero si con gestos, señales y mucha adrenalina. Mono y Six parecen dos completos desconocidos, pero no, se conocen más de lo que ellos mismos se creen, y ambos podrán compaginar perfectamente cada acción para lograr avanzar sin ningún temor.

En momentos de sigilo ella estará a nuestro lado, pero si queremos confiar en que se mantendrá junto a nosotros podremos cogerla de la mano. Siendo una novedad muy importante en jugabilidad, Six se convertirá en nuestra guía, habrá ocasiones que nos llevará por el camino correcto para trepar, correr y/o escondernos, teniendo una ayuda que en ocasiones se hace más que necesaria. Pero eso no es todo, podremos llamarla e intuir si nuestra opción es la correcta o no, nos ayudará a saltar para abrir puertas, subir cajas o coger objetos, en definitiva, se disfruta compartir esta aventura a su lado.

Una aventura escalofriante llena de puzles

Si de algo destaca la serie Little Nightmares es por saber crear una verdadera pesadilla y hacerte sumergir en un mundo repleto de cosas antinaturales que sin duda llaman la atención. En esta ocasión lo han vuelto hacer y conseguir, el mundo de Little Nightmares 2 es una clara pesadilla y un lugar dónde no estaremos seguros. Al igual que su antecesor, esta secuela contará con cinco niveles y cada uno de ellos muy bien tematizados, jugando con cada objeto relacionado con el lugar y consiguiendo que admiremos cada esquina por la que pasemos. Por ejemplo, estaremos sumergidos en un colegio en el que contaremos con una profesora muy peculiar y unos alumnos desquiciados, pero el lugar destaca por todo aquello que nos rodea. Creando lugares oscuros y siniestros, no podemos dejar atrás otro lugar como un hospital, todo repleto de cuerpos esparcidos, decapitaciones y alguna sorpresa más que nos estará esperando.

Al igual que la primera entrega, en este título seguiremos jugando de manera lateral, pero en tres dimensiones, siendo el manejo de la cámara totalmente imprescindible tanto para correr, saltar o resolver algún puzle. El manejo del personaje sigue siendo igual que el anterior con la función de saltar y agarrar, aunque en ocasiones se sienten imprecisos y su jugabilidad se hace pesada al tener un personaje que en ocasiones hace lo que quiere. Sin embargo, nuestra misión será encontrar una salida y escapar lo antes posible sin que nos vean, para ello se animará a que interactuemos con nuestro entorno convirtiendo cada zona en un puzle. Tendremos que explorar cada lugar y encontrar el objeto que nos ayude, ya sea logrando una llave, arrastrando un taburete o moviendo una manivela. También habrá puzles más elaborados teniendo que prestar mayor atención para lograr la solución. Se convierte en un videojuego tan variado y detallado, que logra no sentirse repetitivo o aburrido, al revés, cada puzle es diferente y sencillo de averiguar, por lo que no presenta una gran dificultad.

¿Quién anda ahí?

Nos hemos introducido en esta pesadilla con la consecuencia de que no estamos solos, tendremos diferentes enemigos de lo más peculiar y con una caracterización que sorprende bastante. Un cazador que nos persigue con su escopeta, una profesora con un cuello kilométrico o un “doctor” que trepa como las arañas estarán esperándonos para darnos una no tan buena bienvenida y atraparnos entre sus brazos. Lo peculiar de Little Nightmares 2, al igual que su antecesor, es que no nos enfrentamos directamente a ellos, si no que jugaremos con el sigilo para pasar desapercibidos y así lograr alejarnos de ellos lo antes posible. Pero en esta entrega si han querido añadir alguna novedad referido a los combates, ya que nos podremos enfrentar a pequeños enemigos muy incómodos que también quieren atraparnos.

Habrá combates que necesitaremos un objeto, ya sea un hacha o una tubería, para acabar con ellos, pero también tendremos un encuentro con enemigos que jugará con la luz y las sombras. Contaremos con una linterna que podremos utilizar y será muy útil, no sólo para enfocar el camino, sino también para que los enemigos dejen de perseguirnos. El juego muestra muy poco margen de error en los enfrentamientos, los cuáles si el primer golpe está mal ya estaremos eliminados y tocará volver a intentarlo. Sin embargo, el combate no es lo que más destaca en este videojuego, si no las carreras hacia nuestra escapatoria. Al igual que el sigilo es muy importante y pasar desapercibos más todavía, habrá ocasiones que tendremos que escapar de los enemigos saltando obstáculos, teniendo en cuenta el camino y siendo habilidosos y rápidos a la vez. ¿Qué estamos tranquilos? No os preocupéis, pronto podremos vivir un momento de intensidad y adrenalina corriendo sin mirar hacia atrás.

A diferencia de otras ocasiones, cuando cogemos un objeto que tendremos que utilizar más adelante no siempre será necesario llevarlo arrastrándolo, si no que tendremos una especie de “inventario imaginario” dónde se guardará dicho objeto y solo con la cercanía se utilizará. En esta entrega también tendremos coleccionables: los sombreros y los vestigios disfuncionales. Los sombreros que encontraremos podremos utilizarlos y cambiar la estética de nuestro personaje, y los vestigios disfuncionales son una especie de recuerdos/traumas que estarán situados en determinadas localizaciones y con la cercanía se activarán. Al crear grandes expectativas se esperaba que esta nueva entrega tuviese una duración mucho más larga que la anterior, pero en prácticamente unas 6 horas aproximadamente te lo logras acabar, salvo que busques coleccionables que puedes tardar un poco más.

Un ambiente inquietante con sustos asegurados

El ambiente de Little Nightmares 2 mantiene la esencia de una escalofriante y perturbadora pesadilla, en donde la tensión es notable gracias a todas las animaciones que presentan cada enemigo. Su diseño seguirá mezclando lo surrealista con lo ridículo y creativo, logrando esterilizar unos personajes muy desagradables y deformes, a la vez que un protagonista lleno de deseo por escapar de ahí. Las animaciones entre ambos personajes también serán esenciales y muy bien creadas. Además, también emplea cada objeto de nuestro alrededor para hacerlo protagonista y partícipe de la escena, creando espacios muy detallados y lúgubres. Los lugares son oscuros, llenos de tensión y en ocasiones jugará con las luces y las sombras, provocando una incertidumbre de que ocurrirá después. Este ambiente no lograría ser así solo por su aspecto, sino también por la música y los sonidos. La música contará con un papel muy importante, acelerándose en momentos en el que somos perseguidos por algún enemigo, siendo necesaria para resolver algún puzle y, sobre todo, para introducirnos de lleno en esta terrible pesadilla. Tendrá un control parcial en nosotros, provocando mucha tensión y algún susto asegurado.

CONCLUSIÓN

Little Nightmares 2 continua la aventura de esta pesadilla de una manera única, logrando superar sus expectativas introduciendo diferentes novedades. El detalle de incluir un segundo personaje agrega novedad y un rasgo muy diferenciador con respecto a la primera entrega, además de incluir diferentes aspectos de jugabilidad. Enfrentarnos a algunos enemigos, tener objetos utilizables o incluso tener diferentes skins para cambiar de aspecto a nuestro personaje, logra que no se sienta igual que su primera parte. No obstante, su duración no es muy larga, aspecto que me decepcionó pensando que podría seguir en esta aventura un poco más. Los controles se siguen manteniendo un poco torpes, provocando una sensación de impotencia cuando el personaje continúa haciendo lo que quiere, además de no tener mucho margen de error ni en los combates ni en las escapatorias. Aun así, esta secuela se convierte en una pesadilla como nunca antes la has vivido, manteniendo su esencia y su mundo lleno de inigualables criaturas, dónde nos proporcionará una experiencia inolvidable, única y con momentos llenos de tensión.

LO MEJOR

  • La novedad del segundo personaje y la interacción entre ambos.
  • La introducción de pequeños combates.
  • La originalidad a la hora de utilizar diversos objetos.
  • Puzles sencillos sin mucha dificultad.
  • La creación de una verdadera pesadilla con ambientes tenebrosos y escalofriantes, además de utilizar el aspecto sonoro como protagonista.

LO PEOR

  • Expectación de un duración superior.
  • Controles imprecisos.
  • Poco margen de error en enfrentamientos.
8.6

Muy bueno

Juego de notable acabado que disfrutaremos y recordaremos. Una buena compra, muy recomendable para amantes del género. Está bien cuidado a todos los niveles.