Puzles

Immortals Fenyx Rising: Un nuevo Dios, impresiones del primer DLC de expansión

El Panteón de los dioses tiene una plaza vacante y Fenyx quiere ocuparla, pero para ello tendrá que superar duras pruebas.

Ubisoft Quebec, los autores de Assassin's Creed Odyssey, sorprendieron con uno de los títulos más interesantes de 2020. Immortals Fenyx Rising logró combinar algunas mecánicas de The Legend of Zelda: Breath of the Wild con otros aspectos tomados y adaptados directamente de su anterior proyecto. Lejos de quedar desdibujado como una copia mal infusionada, el estudio canadiense supo construir un producto con identidad propia. Apenas dos meses después de su llegada al mercado, la desarrolladora ha lanzado Un nuevo Dios, el primer DLC de expansión, que forma parte del pase de temporada. En MeriStation lo hemos jugado en profundidad y te contamos nuestras impresiones finales.

El contenido no está disponible dentro del juego principal, sino que Ubisoft ha optado por separarlo dentro del menú. Por supuesto, el usuario tiene la opción de trasladar su partida guardada para mantener la progresión y las modificaciones estéticas. Cabe destacar, sin embargo, que el propio juego mejora los atributos de salud y resistencia con el fin de que la dificultad esté bien nivelada (y en este título los saltos y el vuelo son mas exigentes que antes). Ni que decir tiene que lo recomendable es haber completado la aventura anterior, pues esta historia transcurre justo después de los acontecimientos narrados en el juego base. Por tanto, en el texto también se trazará el contexto general del argumento. Cuidado, vienen destripes.

Una vacante en el Olimpo

En Immortals Fenyx Rising, los dioses habían sucumbido ante el malvado Tifón. Zeus, desesperado, recurre a la ayuda de Prometeo, el titán que regaló el fuego a los mortales y fue castigado por el padre de las divinidades. Su recomendación es que ponga todas sus esperanzas en manos de un mortal (o una mortal, porque es posible elegir el género). Fenyx, el hermano de un gran héroe griego, quizá también tenga madera de guerrero, ¡y vaya si la tiene! Lo que él no conoce es la identidad de su progenitor, un detalle que se descubre al final del juego. Resulta que ni siquiera es un mortal, sino que forma parte de la familia de deidades.

Un nuevo Dios parte de esa premisa. Fenyx ya no se encuentra en el mundo heleno que recorrimos en el título original, sino que viaja hasta el Panteón con una meta en el horizonte: conseguir una silla en el Olimpo. Sin embargo, no basta con que la sangre de Zeus recorra las venas del héroe, ya que todos los candidatos deben superar las duras pruebas impuestas por los propios dioses. Fenyx aterriza con sus alas en alto y con el firme compromiso de triunfar.

Esta propuesta sigue las directrices del título principal, de modo que la narrativa irreverente con un puntito de sátira continúa protagonizando las líneas de diálogo de los distintos personajes. No todos los gags son divertidos, pero la experiencia resulta simpática. Pese a que la historia tiene su peso, el DLC se apoya más en su faceta jugable, que no solo mantiene el nivel, sino que ofrece un nivel de reto aún mayor.

La expansión se articula en torno a las distintas pruebas de los dioses, todas ellas pensadas para que no se siga un orden lineal. Es decir, en lugar de poder realizar los desafíos de cada una de las divinidades de manera consecutiva, Ubisoft ha decidido optar por un progreso que invita al usuario a alternar entre los diferentes tipos de retos. Habrá que desbloquear nuevas habilidades y resolver los enigmas para ganarse el acceso a algunas pruebas. Como no podía ser de otra manera, además de las misiones principales, también podremos disfrutar de otros contenidos extra, que completan un producto de una duración nada desdeñable. Casi podríamos decir que es una especie de secuela.

Más y mejores puzles

Cada prueba se ha diseñado con un tipo de rompecabezas en mente, que se plasma en escenarios amplios separados en secciones. Esto significa que para avanzar en la prueba habrá que completar áreas de puzles que abren, a su vez, el camino hacia la recompensa final, un tesoro que nos otorga una habilidad, un objeto o materiales. Por si eso no fuera poco, han implementado puzles opcionales, de modo que también han escondido cofres ocultos con armas y otras piezas de equipamiento.

En Immortals Fenyx Rising, los rompecabezas se equilibraron de forma que no resultaran frustrantes, pero al mismo tiempo, Ubisoft Quebec procuró que el nivel de dificultad fuera lo suficientemente desafiante como para que jugador tuviera que pensar sus próximos movimientos. Un nuevo Dios asume que el usuario ha aprendido de la experiencia anterior, ha transitado por la curva de dificultad hasta alcanzar el cielo del Olimpo. Y allí las pruebas también son más duras, algo que se refleja en la complejidad de los puzles. Todos los elementos que hallamos en el videojuego original se han incorporado a esta aventura, pero el equipo ha implementado varios tipos de puzles inéditos. Por ejemplo, ciertos postes electrifican las cajas, que debemos usar para insuflar energía a otras cajas y receptores. Cuando todos ellos chisporrotean y reciben el flujo energético la puerta del fondo se abre.

En esta producción se reutilizan elementos anteriores, aunque el estudio nos sorprende con giros de tuerca, ya que introducen a la ecuación alguna novedades frescas. Mover rocas era algo que hicimos con anterioridad, pero ahora podemos valernos de portales de teletransporte en puzles concretos, lo que implementa nuevas opciones para resolverlos. Y esto es solo un ejemplo de las novedades jugables.

Físicas, combates y más expansiones

El punto negativo lo marca el errático comportamiento de las físicas en según qué circunstancias. Nos ha ocurrido que sabiendo exactamente lo que teníamos que hacer, mover un objeto de un lado a otro termina siendo un pequeño dolor de cabeza, porque el objeto en cuestión actúa de modo caprichoso y después de caer rebota y se precipita al abismo, con el inconveniente de verte obligado a repetir un proceso tedioso. Nos da la impresión de que el factor suerte actúa en esas circunstancias.

Pese a que los rompecabezas son protagonistas casi absolutos, el combate regresa con las mismas mecánicasy con más jefes finales. Golpes fuertes y débiles manejados con los gatillos se mezclan con movimientos de defensa y dash, así como con habilidades especiales. Más de lo mismo, sí, pero tremendamente entrenido. Lo mismo ocurre con el vuelo y los saltos, solo que esta vez la precisión es más necesaria que nunca.

Immortals Fenyx Rising: Un nuevo Dios es un producto que está a la altura del juego principal. Proporciona horas de juego y de desafíos, que preparan el terreno para los otros dos contenidos DLC que formarán parte del pase de temporada. Mitos del reino del Este estará ambientado en China y presentará a un nuevo héroe, mientras que Los dioses Perdidos nos pondrán en la piel de Ash. A diferencia de los otros dos DLC, Ubisoft añadirá cambios sustanciales a la jugabilidad, lo que se traducirá en un sistema de combate renovado.

Si disfrutaste de la propuesta y quieres seguir explorando esta Grecia clásica preñada de humor, Un nuevo Dios combina todos esos ingredientes y los presenta en un plato digno de los mejores paladares. Pero solo si superas las pruebas podrás sentarte en la mesa junto a las demás divinidades.

Hemos jugado a la versión de Xbox Series X.

Immortals Fenyx Rising

De la mano de los creadores de Assassin's Creed Odyssey llega una aventura de leyendas sobre un héroe olvidado y su gesta para salvar a los dioses griegos. Zarpa rumbo a la Isla de los Benditos, que ha sido tomada por peligrosas criaturas mitológicas. Demuestra tu heroísmo legendario eliminando a su líder, Tifón, la criatura más letal de la mitología griega, en un combate que pasará a la historia. Explora un hermoso mundo de fantasía en el que te esperan enrevesados rompecabezas, mazmorras misteriosas y proezas heroicas. Las penurias y las recompensas de tu viaje serán tan magnas como tu destino final. Immortals: Fenyx Rising (conocido anteriormente como Gods & Monsters) es una aventura de acción a cargo de Ubisoft Quebec y Ubisoft para PC, PlayStation 4, Xbox One, Switch y Stadia.

Immortals Fenyx Rising