MOBA español

The Immortal Mystics: primer acercamiento a la propuesta de Mindiff

Os traemos nuestras primeras impresiones de la creación del estudio español Mindiff, The Immortal Mystics, una aproximación personal a género MOBA

Desde hace unos años el género MOBA parece haber llegado para quedarse en la rutina de los jugadores aficionados a la competición y el trabajo en equipo. Títulos como DOTA 2 y League of Legends están en constante actualización para mantener el interés de sus jugadores, los cuales han tenido que superar una barrera de entrada considerable para empezar a disfrutar en sus partidas. En este contexto aparece The Immortal Mystics, la propuesta del estudio español Mindiff Games que ofrece su propio punto de vista sobre el género. Hemos tenido la oportunidad de charlar con los desarrolladores y probar de primera mano el juego. Os contamos nuestras impresiones a continuación.

¿Qué es The Immortal Mystics?

Cualquier jugador aficionado a los MOBA encontrará familiar un fotograma de The Immortal Mystics . Con una cámara isométrica, un equipo de jugadores se enfrenta a otro, cada uno de ellos interpretando un rol en el equipo y con el objetivo de acabar con las estructuras y la base del rival. Entonces, ¿qué ha impulsado el nacimiento del título de Mindiff? Según las palabras del propio equipo, han tratado de dar vida a un juego similar a los que les gusta disfrutar pero solventando algunas deficiencias e inconvenientes que suelen encontrarse en ellos. Nos han aclarado que el producto se encuentra terminado en un 90%, y que el porcentaje restante está enfocado principalmente a pulir detalles y a la optimización. Por lo tanto, os podemos hablar tanto de modos de juego como del enfoque que quiere darle el equipo de cara a su lanzamiento.

Por un lado estará el mapa clásico de los MOBA de tres calles y una jungla pensada para enfrentamientos cinco contra cinco. Sin embargo, el modo de juego que hemos probado se localiza en otro mapa, compuesto de una única calle y una jungla superior e inferior. Por último, también han hablado de un mapa más pequeño, pensado para partidas rápidas que puedan servir para atraer a jugadores casuales o que no tengan tanto tiempo. De hecho, la reducción del tiempo de las partidas ha sido una de las metas principales del equipo y quieren que sea un punto diferenciador con sus competidores. En el mapa clásico las partidas tienen una duración que no alcanza la media hora, en el que pudimos probar la media se encuentra entre los 16 y 18 minutos, y en el más pequeño se calcula que las partidas están en torno a los 10. El propósito que reside tras esta reducción de tiempos es que todo el tiempo que el jugador se encuentre en partida esté ocupado, que no existan tiempos muertos. Para ello han implementado otros añadidos, como diferentes portales que nos pueden llevar a determinadas estructuras del mapa a cambio de oro. De esta forma el jugador se ahorra tiempos en los que simplemente recorre el mapa simplemente para continuar con la contienda.

El sistema de compra y mejora de objetos es similar al de otros títulos, al igual que la progresión de las habilidades por nivel. De forma previa a la partida, el jugador puede hacer una serie de selecciones de cara a una buildear al personaje según el rol que interpreta. De este modo está la selección del tipo de armadura según el tipo de daño o papel que tengamos en el equipo y una habilidad elemental que funciona tanto de forma individual como en combinación con la del resto de compañeros. La armadura en cuestión se va cargando según avanza el tiempo hasta el punto en el que se puede emplear como una habilidad activa y cuyos atributos se pueden modificar según coloquemos una serie de gemas que obtendremos durante la partida. Es decir, nos da la posibilidad de adaptarnos a las diferentes situaciones que se pueden dar según pasen los minutos. Es un sistema algo complejo y que puede tener varias capas de profundidad, algo que probablemente guste al perfil de jugadores que suelen frecuentar este tipo de títulos.

Las habilidades elementales y sus quince posibles combinaciones entre sí remarcan la intención del estudio de que el trabajo en equipo sea fundamental. Buscando que la importancia entre el microagme y el macrogame estén equilibrados, Mindiff ha asegurado que pretenden que el trabajo en equipo se vea especialmente recompensado. También han implementado dos roles propios en el plantel de personajes: el criador y el estratega. Ambos cumplen papeles tácticos y fortalecen el enfoque de juego en equipo. En esta línea también han añadido dos monstruos que afectan a la partida a nivel global, el coloso que ataca a las estructuras enemigas y el general, que otorga bonificaciones en línea.

En cuanto a lo técnico, no podemos hablar mucho de primera mano, ya que pese a haber jugado al título no teníamos los requisitos óptimos que actualmente exige el título. Sin embargo, hay que tener muy en cuenta que de aquí a su lanzamiento el equipo está volcado en su optimización y saldrá al mercado con unos requisitos accesibles para una amplia gama de ordenadores. Mindiff trabaja con su propio motor, desarrollado y elaborado durante años desde el año 2000 y especialmente enfocado al género MOBA, por lo que no nos cabe duda que en unos meses estará adaptado a un espectro variado de ordenadores.

¿Qué podemos esperar de The Immortal Mystics?

El título que propone Mindiff no es especialmente original ni trasciende el género MOBA aportando algo revolucionario. Si bien es cierto que se agradece la reducción de tiempo de juego vacío y penalizaciones que dificultan al jugador disfrutar y entretenerse durante la partida, sigue siendo un MOBA clásico con algunos añadidos personales. El tipo de arte permanece fiel a sus predecesores y la sensación jugable al teclado resulta inquietantemente familiar.

The Immortal Mystics tiene algunos conceptos interesantes, pero no estamos seguros de que jugadores que han invertido miles de horas y euros en títulos tan colosales como su competencia estén dispuestos a empezar de cero a cambio de nuevos personajes y reducción de tiempos de carga. En cuanto a potenciales nuevos jugadores, la barrera de entrada al título parece tan elevada como la de sus compañeros de género, aunque el modo casual del mapa pequeño puede jugar a su favor en este sentido.

La buena noticia es que el título saldrá al mercado dentro del modelo free to play, con cosméticos de pago pero la posibilidad de ganar sin invertir un solo euro. De esta forma es probable que diversos jugadores se animen a probar los personajes y modos de juego que ofrece The Immortal Mystics. Al fin y al cabo, lo más importante de este tipo de juegos competitivos en línea es su comunidad: si el concepto cuaja en un determinado número de jugadores, se creará una comunidad que disfrutará y dará vida al juego. Es cierto que las partidas son más dinámicas y frenéticas, al menos en el mapa mediano, por lo que tiene su atractivo para jugadores que quieran optimizar su tiempo. Y, a su vez, su sistema de mecánicas y buildeo es lo suficientemente profunda como para aportar versatilidad según las preferencias de juego de cada persona.

Tras cinco años de desarrollo y si no hay ningún retraso, el equipo espera que el título esté disponible para jugarse este mismo verano de 2021. Como ya hemos comentado, se ceñirá al modelo free to play y aseguran que se basan en un universo bien escrito y desarrollado, que esperan poder expandir de forma transmedia si se crea una comunidad interesada en The Immortal Mystics.

The Immortal Mystics

The Immortal Mystics es un videojuego free to play de estrategia y acción tipo MOBA a cargo de Mindiff Games para PC.

The Immortal Mystics