Twin Mirror
Twin Mirror
Carátula de Twin Mirror

Análisis Twin Mirror; el reflejo de la mente humana

Analizamos Twin Mirror, lo nuevo de Dontnod Entertainment, una aventura narrativa ya disponible en PC, PS4, Xbox One, PS5 y Xbox Series X/S.

El proyecto de Dontnod Entertainment que empezó siendo concebido como episódico y sufrió más de un retraso llega finalmente a nuestros PC, consolas PS4 y Xbox One y la nueva generación, con PS5 y Xbox Series X/S. Esta nueva apuesta narrativa en forma de videojuego, Twin Mirror, sigue la estela de otras producciones del estudio francés para presentarnos una historia cotidiana con ciertos elementos paranormales. Aun así, ¿está a la altura de otras como Life is Strange o el reciente Tell Me Why? Os lo contamos, al detalle.

Sam Higgs y el regreso a Basswood

Un par de años después de su accidentada marcha de Basswood, Sam Higgs, regresa a su pueblo natal para asistir al velatorio de su mejor amigo. Sin embargo, la pena no es el principal sentimiento que nubla su mente, sino que la culpa y el resentimiento campan a sus anchas por el palacio mental del protagonista. Desde que se marchó, no habló ni una sola vez con su amigo, quién acabó saliendo con su antigua novia y obteniendo el puesto en el periódico local que Sam siempre había ansiado.

Consigue apartar todo de sus pensamientos en cuanto la hija de su amigo le muestra su preocupación acerca de la misteriosa muerte de éste. Aparentemente fue un accidente automovilístico, pero la pequeña cree que hay algo más detrás del asunto y que en verdad se trata de un asesinato. Con claras referencias al célebre Twin Peaks de David Lynch, el espíritu detectivesco y periodístico de Sam despertará y haciendo uso de él tendremos que acompañarle a lo largo de las cinco horas en las que se desarrollará la trama en su totalidad.

Nos ha parecido un tanto conciso y el motivo puede estar en el hecho de que inicialmente se planteó como un juego episódico. Esto, sumado a los retrasos que ha sufrido en su lanzamiento, puede apuntar a problemas en el desarrollo del título. No obstante, es de agradecer el contar con historias cortas y que vayan al grano para poder intercalar nuestras partidas de obras largas con aventuras de este estilo, que podemos completar en una tarde o dos.

Por otro lado, y sin llegar a indagar en demasía en el argumento de Twin Mirror con tal de no entrar en terreno de destripes, debemos hacer mención de la familiaridad y cotidianidad que se siente al explorar Basswood. A pesar de no tratarse de un escenario muy grande, sino más bien de una serie de pequeños espacios conectados, encontraremos a varios personajes muy mundanos a los que sentiremos que conocemos desde siempre. Personalmente no hemos llegado a conectar realmente con ninguno, pero otro tipo de jugadores probablemente encuentren en ellos a amores rotos, amigos y conocidos con los que se pueden identificar.

El Palacio Mental y el doble del protagonista

Como bien sabréis si habéis jugado a algún título de Dontnod Entertainment, el esquema jugable de estas aventuras narrativas es bastante sencillo. Podemos presenciar una serie de escenas cinemáticas, movernos con libertad por determinados espacios para explorar cada rincón, mantener conversaciones en las que se nos presentan diversas decisiones definitorias y resolver determinados puzles cuya complejidad no es demasiado elevada.

En Twin Mirror todo ello está presente. Los acertijos que encontramos no son demasiado innovadores, ya que recaen en los típicos que ya hemos visto anteriormente en obras de estas características como, por ejemplo, el encontrar la contraseña de un PC bloqueado o de una caja fuerte. Sin embargo, la nueva mecánica del Palacio Mental convierte todas estas situaciones en algo más interesante y diferente a los mandos. A modo de curiosidad, este concepto proviene de una metáfora que San Agustín (santo de la Iglesia católica) compuso para hacer referencia a ese lugar virtual que tan solo existe en nuestra imaginación y a través del cual dividimos nuestros pensamientos en diversas estancias ordenadas.

En el juego de Dontnod esto se traduce en determinadas escenas clave y de investigación, en las que Sam debe poner en orden sus pensamientos e investigar una determinada estancia para desplegar todas las variables posibles de lo que pudo haber ocurrido allí. De esta forma, puede recrear la escena y así descubrir la verdad que se esconde en sus enturbiados recuerdos. Por otro lado, también dispondremos de secuencias algo crípticas en las que Higgs se ve atrapado en su propia mente y de la que debe escapar tras superar un laberinto de espejos, dobles de sí mismo y demás obstáculos.

Además del Palacio Mental, la otra novedad que aporta Twin Mirror es el doble del protagonista. Estará allí desde el principio para susurrar a Sam al oído su propia visión de los hechos y ayudarle a decidir qué hacer en cada situación. Podemos escucharle o no, ya que seremos los únicos que oiremos su parloteo. En función de lo que nos parezca más lógico en cada situación, podremos optar por unas u otras decisiones, que como bien sabéis acabarán por desembocar en un u otro final que puede cambiar sustancialmente en función del rumbo que tomemos.

Un apartado gráfico por debajo de las expectativas

Gráficamente, Twin Mirror nos ha parecido demasiado sencillo y por debajo de las expectativas que tenemos para un título que llega a las puertas de la nueva generación. En nuestro caso lo hemos jugado en PC y a pesar de poder moverlo en Ultra, detalles como las sombras, el contraste y la definición de elementos de escenario y de los personajes nos han parecido de una calidad bastante mediocre (tal y como podéis observar en la siguiente imagen). Sabemos que las obras de Dontnod no buscan el realismo gráfico, pero aun así nos ha parecido que esta entrega no está al mismo nivel que el reciente Tell Me Why, por citar un ejemplo.

En cuanto a su apartado técnico, nos hemos topado con algún que otro bug, pero por suerte ninguno de ellos ha impedido la progresión de nuestra partida, por lo que no los consideramos graves. De hecho, podrían solucionarse con la llegada de futuros parches en los que no dudamos de que el equipo de desarrollo ya se encuentra trabajando.

Por último, su apartado sonoro contiene una BSO con temas originales que acompañarán a la acción en cada escena y nos ayudarán a entrar en el ambiente que se plantea en cada momento. El elenco de actores y actrices de doblaje, con voces disponibles en inglés por el momento, no está nada mal y a pesar de que la localización podría haber estado un punto por encima de su estado actual, cumple con su papel y no encontramos errores gramaticales graves en español, por lo que la obra de Dontnod es perfectamente disfrutable en este sentido.

Nota: 7

CONCLUSIÓN

Twin Mirror es lo nuevo de Dontnod Entertainment, maestros en la creación de obras narrativas en forma de videojuego. Sin embargo, creemos que la obra que tenemos entre manos está por debajo de otras como Life is Strange o el reciente Tell Me Why, ya que presenta una historia algo previsible y un elenco de personajes con los que no hemos llegado a conectar. Dónde realmente brilla es en sus mecánicas innovadoras, el Palacio Mental y el doble de Sam Higgs, que darán mucho juego para permitirnos interpretar la trama de una forma distinta y tomar diversas decisiones que cambiarán el rumbo de la historia y desembocarán en un u otro final. En definitiva, se trata de una obra recomendable para todos aquellos amantes del género pero, eso sí, sería aconsejable rebajar nuestras expectativas un tanto antes de ponernos a los mandos de la nueva propuesta del estudio francés.

LO MEJOR

  • Las originales mecánicas del Palacio Mental y del Doble
  • Determinadas conversaciones y situaciones bien llevadas
  • Una duración concisa que es de agradecer en títulos de estas características

LO PEOR

  • Una historia algo simple y sin grandes sorpresas argumentales
  • Un elenco de personajes que no llega a marcarnos
  • Un apartado gráfico que no está a la altura de llegar a las puertas de la next-gen