Opinión

La identidad de Playstation: la alienígena, el Rubius y Astro Bot

Sony arranca la nueva generación conectando con todo lo que destaca en Internet, pero también con un homenaje a su historia.

Cuando Playstation llegó como nuevo contendiente en el mundo de las consolas, cambiaron muchas cosas. Sobre todo en las formas. Nintendo y SEGA se habían tirado años compitiendo con anuncios enfocados a la potencia, a la comparativa cuerpo a cuerpo. Estos juegos no son para niños, decían unos. Estos son imposibles en cualquier otra consola, decían otros. Te hacían incluso tablas con especificaciones que apenas entendíamos. Y llegó Sony. Y nos plantó una chica alienígena en las televisiones. Tampoco lo entendíamos, pero llamaba la atención. Mucho.

Con Playstation, Sony introdujo un concepto de publicidad y márketing mucho más adulto. Ya no se fijaba en destacar con un juego, comparando con el de al lado. Porque Playstation no quería ir al público del que tenía al lado. Quería abrir horizontes. Qué duda cabe que la experiencia de Sony en otros sectores, como el de la música, ayudaban a crear un discurso distinto al que estábamos acostumbrados.

Ese lenguaje, ese tipo de mensaje, ha ido evolucionando. Y esta semana, con el lanzamiento de PS5, la mayor inversión de Sony la hemos visto en un corto llamado Acceso Ilimitado. Más allá de lo que guste o no guste la propuesta, lo cierto es que de la misma manera que Sony sabía en el 94 como apuntar al público joven, en 2020 la compañía ha escogido las dos palabras clave en la era de Internet: alcance (reach) y visibilidad. El Rubius, Grefg, WillyRex, Mangel e Ibai suman más de 70 millones de suscriptores en Youtube. Y a pesar de eso, y aunque eso es así, son millonres también los verán ese vídeo y no sabrán ni quienes son. Por eso también están Pedrerol, Broncano, Joaquín Reyes, Santiago Segura o Michelle Jenner, entre otros. A muchos les parece una genialidad. A otros, la versión 2.0 del anuncio de Campofrío. Pero el impacto es innegable. Otro tema es tanto bombo para tan poca consola en tienda, pero esto es una carrera de fondo y el reclamo, un impulso más para una compra deseada, sobre todo cuando hay escasez.

Visibilidad y alcance: han sido los dos objetivos de la campaña de PS5. Pero la verdadera revolución la presenta un simpático robot preinstalado en la consola

Sony quiere que todo el mundo, digital y analógico, sepa que ha llegado PS5. De la misma manera que evocaba a un público más amplio en el 94, aquí amplifica la estrategia. Y abandona algunos tropiezos del pasado. De la generación empieza cuando nosotros lo digamos de PS3 a lo que te va a transmitir una PS5. Y aquí entra en juego la identidad forjada a lo largo de 26 años: Astro's Playroom.

Muchas veces hablamos de que más allá de números y de potencia, eso que en los noventa parecía ser lo único realmente importante, lo que define a las generaciones de consolas son aquello que nos aportan. Y PS5, que a nivel de números y características llega por detrás de su competidora, se presenta con Astro's Playroom integrado en la consola como experiencia indispensable para conocer a la verdadera nueva generación: el DualSense. En casa no me creían cuando dije que notabas, en el mando, que estaba lloviendo en una fase del juego. Hasta que lo cogieron y lo comprobaron. O que los gatillos hacían fuerza en según qué situaciones. O que el sonido también se traslada a un lado y a otro del mando.

Pero Astro's Playroom es también un homenaje a la identidad de Playstation. Un recorrido maravilloso en el que nos sentimos ante algo único por el mando, mientras repasamos una historia que muchas veces no recordamos. Los constantes guiños que han definido la consola (Devil May Cry, The last of Us, Uncharted, Ghost of Tsushima, Medievil, Siren, Final Fantasy VII, Silent Hill 2...), los descubrimientos en forma de artefactos (ni recordaba ya el ratón que se publicó hace más de veinte años o la PSP Go) y un mural que vamos construyendo y que repasa la historia de la compañía. De la primera PSX a la última. Con sus mandos. Sus accesorios. Todo con muy buen gusto, conscientes que sí, que nunca será tan veterana como otras históricas, pero a la vez presumiendo de su legado, igual de importante que otros para millones de jugadores.

A través de Astro nos adentramos a la generación con el DualSense, recordamos de donde venimos -el jefe final es todo un puntazo- y homenajeamos cinco generaciones de consolas sobremesa. La identidad de Sony también es esto. Si me preguntáis si prefiero que sea el Rubius quien me explique las bondades del mando o que sea Astro Bot, me quedo con el segundo. Porque al igual que en el 94, Sony ha entendido que la potencia ya se presupone, y que la nueva generación llega por lo que podamos sentir. Y en eso, Astro's Playroom es el camino. Por encima del Rubius, de Grefg y de Pedrerol.

Astro's Playroom

Astro's Playroom es un plataformas a cargo de ASOBI! Team y PlayStation Studios para PlayStation 5 protagonizado por el simpático Robot Astro y con el que explorar las capacidades del Dual Sense.

Astro's Playroom