Entre luces y sombras

Little Nightmares 2, impresiones: el hospital de los horrores

Probamos la nueva demo que nos ofrece Little Nightmares 2. Esta vez nos situamos en un hospital abandonado dónde los nervios y los sustos están asegurados.

El pasado mes de agosto tuvimos la oportunidad de poder probar los compases iniciales del esperado videojuego Little Nightmares 2, una secuela que está prevista para el 11 de febrero del 2021. La desarrolladora independiente Tarsier Studios junto con Bandai Namco ha querido continuar con esta aventura de suspense y misterio en un escenario de lo más oscuro y terrorífico, además, de mantener a nuestros dos protagonistas, Mono y Six. El viaje de ambos no será fácil ya que tendrán que enfrentarse a una galería de nuevos peligros provocado por los terribles habitantes de su mundo y en esta ocasión, lo hemos podido averiguar dentro de los escalofriantes pasillos de un hospital abandonado.

Sumergidos en la atmósfera de un manicomio

En un primer momento pudimos acudir a esta nueva aventura dentro de un bosque, pero en este nuevo contenido nos introduce vagando por los pasillos de un hospital que aparentemente demuestra ser más un manicomio. En lo que se supone que Little Nightmares debe de enfocarse en su terrible atmósfera, lo logró con creces. En esta demo de casi una hora, tuvimos la oportunidad de controlar a Mono mientras que Six, controlada por la IA, nos acompañará para proporcionarnos ayuda en determinadas ocasiones, como será a alcanzar alturas, usar un elemento el cuál no tenemos acceso personal o hacer algún tipo de acción que proporciona la propia historia. Como, por ejemplo, sujetar una puerta para impedir que nos ataquen o romper una lámina de madera para poder continuar hacia la siguiente habitación.

La atmósfera es inquietante y a la vez llena de misterio, pero el terror estará impregnado en cada metro que nos rodea. Una mirada surrealista a un mundo de fantasía con cuerpos esparcidos, brazos y piernas protésicas, decapitaciones, incluso cabezas. Nuestro cometido es continuar por cada pasillo desde un vestíbulo dónde podremos ver un ascensor que necesitamos abrir, pero para hacerlo nos tendremos que adentrar en el edificio y encontrar varios fusibles. Al igual que la primera entrega, en este título seguiremos jugando al estilo lateral, pero en 3 dimensiones, ya que el manejo de la cámara será imprescindible para resolver algún puzle o encontrar una escapatoria. Los colores tienen mucho que ver con la configuración de esta atmósfera: oscuros y apagados, como en la primera parte.

Enemigos de lo más perturbadores

Nos adentramos en una habitación sin un rumbo concreto, pero con la intención de conseguir algún elemento que sea clave para nuestra historia, y de pronto aparecerá nuestra primera prueba con un enemigo. Una mano cortada se desprende de un maniquí y nos perseguirá sin parar, aunque nos podremos mantener a salvo si nos subimos a una altura en la que no nos alcance. Si nos atrapa, el juego finaliza y tendremos que reiniciar desde el último punto de control, pero no te impacientes porque el juego tiene una solución para todo. Continuará persiguiéndonos hasta que podamos hacerle frente, encontraremos una tubería de plomo o un martillo para levantarlo y darle diversos golpes hasta acabar con ella.

Pero eso no es todo, lo mejor que presenta el videojuego es el gran uso de la luz y la oscuridad. La luz se convierte en un elemento más que fundamental, imprescindible. Como en la primera parte, nuestro protagonista irá equipado con una linterna que será muy útil, no sólo para enfocar el camino, sino para que los enemigos dejen de perseguirnos. Más de una vez necesitaremos apagar las luces y jugar con esta mecánica para beneficiarnos. Puede que esta mano que os comentábamos anteriormente sea la menor de nuestras preocupaciones, y es que ver maniquís inmóviles por todas partes es más que escalofriante. Avanzaremos por largos pasillos repletos de enemigos a oscuras, dónde algunos de ellos cobrarán vida si nos acercamos demasiado. Si les enfocamos con la linterna estos se paralizan, suena fácil, pero cuando aparecen un puñado de maniquís desde diferentes ángulos de la habitación, se convierte claramente en un desafío de repetir una y otra vez.

Lo que si hemos echado de menos en esta demostración es la oportunidad que nos puede otorgar nuestro entorno a la hora de escondernos y lograr no ser vistos por nuestros enemigos. Y es que, en cada encuentro utilizaremos la técnica de correr tan rápido como podamos sin mirar hacia atrás. Nos abriremos camino mientras gateamos por pequeños conductos de ventilación y treparemos algunos objetos para escapar, pero lo que si llega a ser emocionante es la parte en la que nos encontramos dentro de un pasillo rodeados de brazos que se mueven rápidamente intentando alcanzarnos. Al igual que esto conseguirá ser inquietante, le ganará el momento final al demostrarnos que hay un monstruo gigante en el sótano del hospital, pero ahí acabará nuestra demo.

Un videojuego que mantiene su esencia

Al igual que la primera parte, Little Nightmares 2 mantiene una tensión notable gracias a todas las animaciones que presentan cada enemigo, los ruidos sepulcrales cuando se esconde alguno de ellos provocando la incertidumbre de no saber si tendremos tiempo para golpearlo nuevamente, pero, sobre todo, cuando la música se acelera en el momento en el que somos perseguidos por alguno de ellos buscando una escapatoria. El sonido y la música es lo que realmente jugará con nuestros sentimientos a la hora de permitir que se nos otorgue más o menos tensión, según el momento y así poder coger aliento para la siguiente escena. Los sonidos de crujidos nos rodearán, si nos golpeamos con algo, si chocamos con algún elemento o incluso el sonido desesperante de nuestros pasos en un espacio vacío y con eco.

Si eres fanático de esta saga, el estudio sueco Tarsier Studios nos presenta con Little Nightmares 2 una deliciosa secuela con mucha emoción, escalofríos y momentos que realmente merecerán la pena vivir junto con Mono y Six. Con respecto a esto último, el detalle de incluir un segundo personaje agrega novedad y un rasgo muy diferenciador de la primera entrega en la que nos proporciona una experiencia de lo más agradable. Ahora queda pensar y preguntarnos qué relación tendrá este hospital con el bosque que pudimos ver al principio, pero no nos impacientemos y esperemos a poder ser partícipes de este mundo imaginativo y surrealista, y que sin duda nos acercará nuevamente a una buena historia imaginativa de nuestro protagonista Six.

Little Nightmares 2

Little Nightmares 2, a cargo de Tarsier Studios y Bandai Namco para PC, PlayStation 4, Xbox One, Switch, PlayStation 5 y Xbox Series X, nos cuenta la historia de Mono, un joven que está atrapado en un mundo distorsionado por las transmisiones de una distante torre de transmisiones. Junto con Six, la joven del chubasquero amarillo, iniciarán un viaje en pos de desvelar los oscuros secretos del mundo mientras huyen de los monstruosos residentes que quieren capturarlos.

Little Nightmares 2