The Survivalists
The Survivalists
Carátula de The Survivalists

The Survivalists, análisis: una aventura muy mona

Analizamos The Survivalists en PC, un sandbox de supervivencia dónde nos espera multitud de enigmas, sorpresas, amenazas y muchas aventuras.

Con la recién salida de The Survivalists nos hemos querido adentrar en su universo pixel art y disfrutar del nuevo título ambientado en el universo de The Escapists. La desarrolladora Team17 ha querido apostar por este nuevo proyecto, un videojuego de supervivencia, aventura, combate y con un cooperativo en línea que sin duda dará decenas de horas de jugabilidad. Nos pondremos en la piel de un náufrago y viviremos una experiencia en una isla inexplorada, evadiendo cada enemigo y expandiendo nuestra experiencia a otro nivel con la ayuda de algunos monos.

Sin una historia establecida, pero con un final

Como suele ocurrir con la mayoría de títulos similares a The Survivalists, no tendremos una historia definida que marque un principio y un final de nuestro camino, sino que nos permitirá poder jugar con mayor libertad. Además, tendremos la opción de crear a nuestro personaje a través de un editor en el menú dentro del juego, y de esta manera cambiar ciertos elementos de la cara y colores de nuestra ropa. El videojuego nos llevará a una isla perdida, la cual está creada de manera procedural haciendo que sea diferente cada una de nuestras partidas. Estará compuesta por una serie de elementos, distintos biomas y un gran número de recursos que tendremos que tener en cuenta para poder sobrevivir. Una vez logremos las condiciones necesarias, nuestra aventura dará por finalizada y podremos escapar.

Nuestro universo no deja de ser especial y mantendrá esa esencia de supervivencia para que todo parezca más real. Para ello incluye un ciclo de día y noche que será relevante para nuestras andadas dentro de la isla. No sólo te centres en esto, y es que tendremos que tener en cuenta que cada cierto número de días aparecerá la luna roja para resetear todos los elementos que hayamos destruido, enemigos que hayamos eliminado y mazmorras que hayamos limpiado. Sin embargo, nuestra resistencia dentro de la isla dependerá de dos elementos clave: la vida y el hambre, gracias a que la energía se regenera sola. Nos alimentaremos a base de recolectar frutas, conseguir carne de los animales eliminados y crear nuestras propias recetas en un caldero, por lo que siempre tendremos que llevar con nosotros algún tipo de alimentación si lo que queremos es mantenernos con vida.

Descubrir los secretos de nuestro nuevo hogar nos permitirá conocer más nuestro alrededor y el hábitat al que tenemos que estar preparados. Cada bioma que encontremos será un nuevo reto que superar: bosques, desiertos, lava, estas será las zonas que podremos visitar. Dentro de nuestros objetivos en la isla también está el de superar aquellas misiones que nos encargue un misterioso desconocido y que encontraremos en la orilla en una especie de botella. Y no, no estamos solos, The Survivalists presenta un catálogo bastante abrumador de animales salvajes, como son los jabalíes, tigres o tiburones, los cuales tendremos que enfrentarnos en cuanto nos crucemos en su camino. Pero cuidado, si realmente queremos estar a salvo, será mejor que construyamos nuestro propio refugio y lo protejamos, ya que podremos sufrir algún asalto de enemigos invasores. Los campamentos enemigos no están tan lejos como parece y seguramente no les haga mucha gracia nuestra presencia.

Crear, crear y crear

Tendremos que crear nuestro propio campamento y convertirlo en un hogar con todos los objetos que disponemos, además que será esencial construir una cama para poder guardar la partida. El secreto para poder sobrevivir radica en aprovechar al máximo todos los recursos que nos rodean, pero sobre todo saber dónde conseguirlos y como alcanzarlos. Cada bioma explicado anteriormente, estará compuesto por una serie de materiales totalmente diferentes y que nos permitirán ponernos en alerta cuando realmente necesitemos alguno de ellos. Puede que lo que busquemos sea un reto para nosotros y pueda estar en los numerosos templos que hay repartidos por toda la isla.

Sin embargo, hacernos con este botín puede que no sea del todo fácil y nos tengamos que preparar para vivir un combate intenso. Ahora, si lo que buscamos son objetos más especiales y complicados de conseguir, tendremos la oportunidad de visitar una tienda que se irá moviendo de manera aleatoria por todo el mapa y que variará los objetos en venta. The Survivalists presenta un sistema de farmeo y crafteo muy curioso y llamativo, que nos ayudará para crear aquellos objetos que necesitemos. Trata de combinar elementos para crear diferentes recetas estructuradas en árboles, es decir, estas se irán desbloqueando a medida que hagamos la receta anterior. Una manera de incentivarnos para conseguir toda nuestra paleta de recetas y lograr avanzar más rápido en esta aventura.

Crear, crear y crear, así será nuestro viaje, no pararemos en ningún momento de construir nuevos componentes, pero sobre todo de farmear. Como bien suele darse en este tipo de género, el farmeo suele hacerse algo costoso y en ocasiones un poco tedioso, pero esto no ocurre en The Survivalists. No nos exigirán tener una gran experiencia dentro de nuestra aventura para poder ampliar nuestros conocimientos o mejorar en nuestras habilidades, al revés, seremos libres de hacer y deshacer a nuestro antojo, así como viajar de un lado para otro sin mayor problema. El modo construcción nos ayuda a tener una previsualización de dónde colocar cada objeto y de esta manera hacernos una idea de cómo quedaría. Sin embargo, cuando le damos a nuestro personaje la orden de crear, este se centra en ello y no nos dan la opción de cancelarlo, por lo que si viene un enemigo y estamos en plena faena, tendremos que rezar por nuestra vida.

Con la ayuda de un ejército de monos

El elemento esencial y tan característico de este nuevo proyecto de Team17 es sin duda la jugabilidad con los monos. A lo largo de la isla encontraremos a estos adorables primates hambrientos o capturados por enemigos, que podremos domesticar y de esta manera convertirles en nuestros compañeros. Y te preguntarás, ¿para qué? Pues bien, su presencia incluye una amplia variedad de funciones que pueden realizar, siempre y cuando aprendan a través de los entrenamientos que realicemos. De esta manera, construir, luchar o incluso farmear no será tan tedioso como se plantea, ya que podremos recurrir a todos ellos para que nos echen una mano. Cada uno de ellos tiene un menú personalizado, ahí sabremos si lleva un objeto equipado, las acciones aprendidas y su nivel.

Tendremos un submenú especialmente elaborado para su control, dónde podremos elegir que nos sigan, entrenen y enviarles un objeto para que puedan ayudarnos en las tareas. Es simple, si no tienen una espada no podrán atacar. Este submenú pretende ser intuitivo, pero en un principio es algo complejo y a unos niveles que no llegan a comprenderse fácilmente. Podremos hacer uso de estas acciones no sólo con un mono, si no con más de diez, pudiendo elegir a cuáles si mandamos la orden y a cuáles no. Pero aquí es cuando viene la parte compleja, ya que al llamarlos se presentan todos en cuadrilla, unos encima de otros, sin apenas apreciarlos y se hace difícil mandar una orden individualmente.

La esencia del multijugador

No cabe duda que el modo multijugador le da otra esencia y una jugabilidad mucho más atractiva a este videojuego de supervivencia. Dado que la experiencia podrá ser de un único jugador, te recomendamos y aconsejamos que compartas tu isla con otro u otros jugadores, ya que este modo nos dará la oportunidad para hasta cuatro personas tanto en local como online. Podremos completar aventuras de manera conjunta, conseguir un botín y compartirlo, intercambiaremos nuestras pertenencias y como no, ayudarnos a sobrevivir mientras exploramos esta isla. Gracias a ello The Survivalists nos proporcionará horas y horas de rejugabilidad que en compañía es sin duda una faceta muy destacable.

Cabe destacar que la evolución de nuestro personaje no se perderá ni los objetos que llevemos en nuestro inventario en caso de acudir a la isla de un amigo, incluso los monos que hayamos conseguido podrán también acompañarnos. De la manera inversa ocurre exactamente lo mismo. De este modo podremos crear nuevas partidas y seguir con el mismo personaje que creamos desde el principio.

Un mundo lleno de vida y sonido

El estilo de este videojuego es claramente igual a The Escapists, el anterior trabajo de Team17, con una puesta a punto en su jugabilidad y fluidez, y un alto nivel en detalles. Claramente tiene un apartado visual espléndido con las características que un pixel art te puede ofrecer, con unos objetos claros y definidos, y unos personajes muy bien vistos. No cabe duda que está trabajado hasta el último punto de todo su gráfico, pudiendo disfrutar dentro de una isla muy original junto a una apariencia de lo más detallada. Con una visión isométrica podremos disfrutar de todo este apartado visual sin ningún problema. En cuanto al apartado sonoro, estamos ante una banda sonora que cumple muy bien, con sonidos de notas electrónicas y sintetizador, además de acompañarnos a lo largo de nuestra aventura. Esta se convierte en protagonista en los combates, ya que aumenta de volumen al tener un encuentro con un enemigo y disminuye al ser eliminados todos.

CONCLUSIÓN

The Survivalists es un videojuego que podremos disfrutar mucho más en compañía de nuestros amigos que en solitario. Con una dificultad aceptable conforme a nuestra preparación y equipamiento, pero que sin duda tendremos que ir con cuidado de no toparnos con algún enemigo. Además, han implementado un sistema de crafting muy completo que nos permite ver los objetos que podemos llegar a crear aunque todavía no lo hayamos hecho. El sistema de los monos es bastante original y sin duda es muy curioso, pero muestra un descontrol y una interfaz que aparentemente llega a ser un poco difícil de comprender. En definitiva es un juego bastante adictivo y entretenido, sin duda una apuesta hacia el género de supervivencia muy completa y divertida que no puedes dejar pasar la oportunidad para probarlo.

LO MEJOR

  • El sistema de crafteo.
  • El modo multijugador le da mucha vida y diversión.
  • La sensación de supervivencia que en ocasiones te exije.

LO PEOR

  • La interfaz del mono y su descontrol.
  • Ninguna explicación de los diferentes modos del juego.
  • No poder cancelar la acción de construcción.
7.8

Bueno

Cumple con las expectativas de lo que es un buen juego, tiene calidad y no presenta fallos graves, aunque le faltan elementos que podrían haberlo llevado a cotas más altas.