Damos la vuelta al vinilo y seguimos la fiesta

Canciones y tráileres de videojuegos: Cara B

Volvemos con la segunda parte del reportaje en el que vimos un buen puñado de tráileres de videojuegos en los que se escuchaban estupendas canciones

Hace unas semanas publicamos un reportaje sobre tráileres de videojuegos que eran especialmente reseñables por la canción que acompañaba las imágenes. Subtitulamos aquello como cara A conscientes de que nos había quedado tan cuco que podría tener continuación. Y así ha sido. Le damos la vuelta al disco dispuestos a disfrutar de los cortes que nos esperan en la cara B. La música que vamos a escuchar empieza así de la mejor forma posible, con el maravilloso sonido que hace la aguja al caer sobre el vinilo. Empezamos.

Assassin´s Creed

Arrancamos con un habitual en esto de mezclar canción molona e imagen promocional. Ya desde la primera entrega de 2007, el tráiler de Assassin´s Creed hacía sonar notas contemporáneas sobre su ambiente histórico (licencias del contexto realmente futurista en el que se enmarcaba, Abstergo mediante). Con todos sus peros, el juego resultaba sorprendente en las consolas de la época, y fue el primer paso en un brillante camino que sigue hoy su curso, tras diversos altibajos, en plena madurez. Altair recorre Tierra Santa a cámara lenta acompañado de la personal voz de Richard Ashcroft, el carismático cantante de Verve. Unkle compone un tema, Lonely Soul, que es pura elegancia. Ninguno lo sabíamos entonces, pero también era el comienzo de un fructífero binomio entre canción y saga que no dejaría de maravillarnos en los años posteriores.

Como en el caso de Revelations, la conclusión de la querida trilogía renacentista de Ezio Auditore. Aunque aquí lo visual le gana la baza a lo musical. Y es que nada podía hacer sombra a la emoción del momento, a la despedida de un largo viaje. En pantalla vemos nada menos que la vuelta de los escenarios de la primera entrega en Tierra Santa, a un Ezio envejecido y a un fantasmal Altair que sirve de guía a nuestro assassin más añorado. Con respecto a la canción que podemos escuchar acompañando estos épicos momentos… Es curioso, porque ya hablamos en el anterior reportaje de Woodkid, entonces poniendo notas musicales al tráiler de Dying Light. No dejéis de ver el potente clip original de aquel Run boy run, fuertemente influido por la imaginería de Donde viven los monstruos. Y es que el francés es un realizador de videoclips metido a músico por casualidad. El salto fue precisamente con Iron, que acompaña el siguiente vídeo del gremio de asesinos. Compuesta solo por la necesidad de expresarse visualmente sin las ataduras de un encargo, a la postre se convirtió en el primer paso de su carrera como músico.

Para terminar con el repaso por el gremio tenemos versión. El que posiblemente haya sonado de fondo en el programa de la casa de Bertin Osborne no le quita valor (todas las canciones que sonaban en ese programa era versiones cool de canciones más que conocidas). El acertado título Everybody wants to rule the world de Tear for Fears venía como anillo al dedo al ambiente revolucionario de Assassins Creed Unity. El tema de 1985 se volvía más íntimo y subterráneo en la voz de Lorde, que lo versionó en 2013, un año antes de la salida de Unity. Y sí, lo sabemos, el primer Assassins de la generación de PS4/One se hizo célebre por cuestiones ajenas a su voluntad pero, para ser justos, tras toneladas de parches es desde hace años un juego del todo estimable.

Infamous

PS4 ha llegado al final de su ciclo con unos cuantos buenos juegos. Estaba claro que The Last of Us Parte 2 sería uno de ellos, no tanto que esa alegría nos la daría también una nueva IP. Sucker Punch cierra con el notable Ghost of Tsushima su propio camino dentro de la consola de Sony. Y es que ellos fueron responsables de uno de los primeros títulos del catálogo de la exitosa máquina. InFamous: Second Son deslumbraba (nunca mejor dicho) por una de las señas de identidad tecnológica de la generación que empezaba a andar: la iluminación. Pero aquel concepto de protagonista con poderes venía de antes. Ya en PS3 pudimos liarla parda en varias ocasiones bajo el mismo título pero con distinto personaje.

En el tráiler del InFamous original que ponemos a continuación se repite la maravillosa concordancia entre música e imagen que hemos podido ver en el vídeo de Assassin´s Creed Unity, solo que esta vez es a ritmo de postrock. If These Trees Could Talk (precioso nombre, por cierto) enfatizan con guitarrazos cada golpe que vemos en pantalla. El postrock viene a ser una forma de poner al día, a mediados de los 90 y en un plano más underground, el clásico rock sinfónico setentero. If These Trees Could Talk se expresan en la línea más rockera de los abanderados Mogwai. Músculo e intensidad que en esta ocasión sirven para ponernos la carne de gallina entre descargas eléctricas y malos saltando por los aires.

Destroy All Humans!

Continuamos a tope con Rammstein. Estos fornidos alemanes dan voz en el siguiente tráiler a los extraterrestres que quieren acabar con nosotros los terrícolas en Destroy All Humans! Homenaje a las películas scifi de serie B (o Z) de los paranoicos años 50 norteamericanos sumidos en el terror de la guerra fría (Tim Burton hizo un estupendo homenaje con Mars Attack), su humor descacharrante se mantiene fresco como el primer día. Es estupendo que venga subtitulado, porque no tiene desperdicio.

Mirror´s Edge

Levantamos el pie del acelerador en la música, que no en el juego. Mirror´s Edge fue una agradable sorpresa en 2008, y junto a Dead Space encabezó una nada esperada apuesta de EA por nuevas IP. Ya sabemos que aquello resultó un espejismo, pero entonces celebramos alborozados la nueva línea que parecía arrancar en la compañía.

Mirror´s Edge, en una sincera declaración de intenciones, se presentó con un tráiler ingame mostrando parte de su primera fase en menos de dos minutos. Y qué sensación tan gozosa aquella. Transformaba los juegos de plataformas 2D en un título de parkour en primera persona. La sensación de fisicidad era increíble, sentíamos el peso del cuerpo de Faith, la protagonista, en cada salto y voltereta por cornisas entre rascacielos de un blanco inmaculado (juegos como Dying Light tomaron buena cuenta de ello). Cuando le cogías la medida, cuando dominabas los controles y el espacio en el que te movías, aquello se convertía en un precioso ballet perfectamente coreografiado. Y preciosa era la canción que solo se asomaba con unas notas al final del tráiler. Pudimos escucharla más adelante, Still Alive, una bella melodía interpretada por Lisa Miskovsky para la ocasión.

Como sabéis, aquel juego terminaba con un Continuará que quedó congelado en el tiempo. Para cuando llegó un tardío Mirror's Edge Catalyst en 2016 se trató de una precuela. Faith sigue esperando la conclusión de su historia desde la azotea de aquel edificio en construcción. No perdamos la, ejem, Fe.

Last Day of June

Es curiosísismo el caso de Last Day of June. Steven Wilson es un veterano músico curtido en el rock progresivo más elegante. El videoclip de Drive Home, dirigido por Jess Cope y protagonizado por muñecos de papel creados por Hallo Mueller está animado, en lo que parece, a la manera tradicional del stop-motion. Tanto la letra de la canción como la dirección artística sirven de base argumental y estética para lo que sería posteriormente el juego de Massimo Guarini. Aquí lo tenéis con subtítulos en español.

Como veis, tanto la historia como los personajes son los mismos que en Last Day of June. El evocador título de este hace referencia al mes, pero también al nombre de la chica. Un accidente de coche acaba con la vida de ella y deja postrado en silla de ruedas al protagonista. Se trata de un emotivo cuento sobre la culpa, el dolor y la aceptación de la muerte de un ser querido. El tráiler del juego incluye el épico tema de Steven Wilson, Pariah, cantado junto a Ninet Tayeb.

Wilson realizó la banda sonora del juego reuniendo en forma instrumental varios temas compuestos a lo largo de su carrera. El rock progresivo siempre ha tenido mucho de textura  cinematográfica, y el resultado que aquí vemos lo demuestra sobradamente. Como la canción Pariah es excepcional, cerramos el apartado a Last Day of June con el videoclip original, así la podéis disfrutar en todo su esplendor.

Metal Gear Solid 3

Como extra vamos a hacer trampa. Lo que viene a continuación no es un tráiler con canción molona sino los créditos iniciales de Metal Gear Solid 3. Posiblemente uno de los Metal Gear más celebrados y equilibrados (recordad, veníamos de MGS2, con sus interminables conversaciones por Codec, y después llegaría MGS4 con la mitad de su duración mostrada en cinemáticas). Al estar ambientado en los convulsos años 60, Kojima quiso darle un toque a su admirado James Bond. Tanto las imágenes como la música escrita por Norihiko Hibino e interpretada por Cynthia Harrell no tienen nada que envidiar a las originales que aparecen en las películas del agente 007. Estamos convencidos de que el compositor John Barry se sentiría orgulloso con el resultado.

La aguja se levanta del plato con un sonido seco y vuelve a su lugar de reposo. En la memoria queda el eco de lo escuchado. Esperamos que hayáis disfrutado con este viaje visual y sonoro. No dudéis en recomendarnos, en nuestras redes sociales, ejemplos que se nos han escapado y que encajarían sin problemas en este disco imaginario. Quién sabe, si recabamos suficiente material tal vez volvamos en el futuro con un nuevo Grandes Éxitos.

Assassin's Creed

En pleno 1191, en un mundo de civilizaciones en conflicto, la Tercera Cruzada de la Tierra Santa nos espera en este juego de acción.

Assassin's Creed