Detalles

Call of Duty Black Ops Cold War: todo lo que sabemos sobre el multijugador

Repasamos todo lo que sabemos hasta el momento sobre el multijugador de Call of Duty: Black Ops Cold War. Vuelven los cambios con el sello Treyarch.

Call of Duty: Black Ops Cold War ya se ha presentado en sociedad. Tras un evento en Warzone que publicó las primeras imágenes oficiales de la campaña, Treyarch y Activision mostraron a principios del mes de septiembre lo que podemos esperar del competitivo. Como es habitual en la subsaga Black Ops, el estudio aprovecha sus entregas para aportar a la fórmula su propio sello personal.

Con Cold War podemos esperar cambios más cercanos a la vertiente clásica de la saga. Mapas de tres líneas, la vuelta de silencio mortal como ventaja y TTK's más altos con respecto a Modern Warfare. El estudio ha borrado cualquier componente táctico introducido en el último trabajo de Infinity Ward.

Nuevos modos de juego: llega la guerra total

La filosofía all-out war estaba ligada especialmente a su máximo rival. En aquellas rivalidades de la pasada década, Battlefield y Call of Duty peleaban su puesto por ofrecer el shooter definitivo para las grandes masas. Mientras que DICE se centraba en el combate a gran escala e impredecible, la cartera de estudios de Activision hacía todo lo contrario: tiroteos rápidos que tantas y tantas horas han dado a los jugadores desde su fundación.

Black Ops Cold War rompe con esa tendencia a través de dos nuevas categorías de juego: Armas Combinadas y Equipo de Asalto. El primero nos introduce en una batalla de 12 contra 12 que, como su propio nombre indica, combina la acción de infantería con el uso de vehículos de transporte y asalto. En él se darán lugar varias formas de jugar; hasta el momento ha trascendido Dominio, donde ambos equipos se disputan el control del mapa a través de barias zonas capturables.

Por otro lado, Equipo de Asalto es quizá el modo más extravagante sobre el papel. 40 jugadores se dan cita divididos en 10 equipos de 4 jugadores cada uno. El equipo comenta que esta categoría ha sido diseñada para “permitir multitud de momentos épicos en entornos grandes y abiertos”. Se jugará en los mismos mapas de gran escala que en Armas Combinadas, salvo por los modos de juego, que diferirán en otro carrusel diferente. El primero de ellos, Dirty Bomb, se revelará cuando se acerque la fecha de su beta abierta.

El tamaño de los mapas vistos hasta el momento es similar a los de Guerra Terrestre en Modern Warfare 2019. El cambio viene de la mano del énfasis por el uso de los vehículos. Ya sean como medio de transporte o como maquinaria de artillería, podemos apreciar multitud de elementos que ofrecen otra escala en el combate. Tanques, motos de agua, motocicletas… Es otra forma de entender la fórmula Call of Duty. Hasta el momento habíamos visto destellos sobre este tipo de vertiente, pero nunca con la fuerza de la apuesta de Treyarch.

Aunque no se acerque a la relevancia de estas nuevas categorías, hemos visto otro modo de juego inédito: Escolta VIP. Estará centrado en la competición de siempre 6 contra 6, incluso con ciertos elementos de otros modos basados en rondas al estilo Buscar y Destruir. Un jugador del equipo defensor reaparecerá aleatoriamente con una pistola, una granada de humo y un dron espía de reconocimiento. Su equipo debe garantizar que este llegue sano a uno de los dos puntos de extracción repartidos por el mapa, mientras que el equipo atacante busca acabar con su vida. Sí, es la escolta clásica de toda la vida; el único cambio gira alrededor de las muertes. Al ser abatido por un enemigo no mueres directamente, sino que pasas a estar incapacitado. Deben rematarte para estar eliminado de la ronda.

Este es el Call of Duty de Treyarch

De eso no cabe duda. Por ello, veremos cómo algunas de las mecánicas jugables fundamentales cobran otro sentido. Es el caso de las rachas de bajas, que ya no se reiniciarán al morir. La forma en la que progresaremos entre ellas durante la partida estará ligado a nuestro rendimiento. Ya sea matar, cumplir con los objetivos, ayudar al equipo… todo sumará. Cuando alcancemos lo necesario para una, tras usarla pasará por una tasa de refresco que previene el abuso. A grandes rasgos es una versión alternativa a la clase de apoyo ya vista en otras entregas, iniciado en Modern Warfare 3. Sin embargo, ahora se pone a disposición del jugador bajo unas reglas que limitan su capacidad.

El minimapa tradicional está de vuelta, por lo que volveremos a ver los puntos rojos de cada jugador que dispare un arma sin silenciador. El tiempo por muerte (TTK en inglés) es más elevado que en la pasada entrega, aunque es un pelín más rápido respecto a Black Ops 4. Vuelven las barras de salud encima de los enemigos. Veremos qué daño realizamos desde la lejanía en la parte superior del personaje. Estos indicadores pueden desactivarse desde ajustes, incluido para los aliados.

Decimos adiós al sprint táctico. En Black Ops Cold War contaremos con un sprint ilimitado que contará con varias fases. Tendremos un impulso de velocidad nada más activarlo, el cual pasará de forma natural a la velocidad crucero pasados unos segundos. Si miramos los datos, es similar al sistema anterior. Ahora solo nos tendremos que preocupar de darle una única pulsación al botón.

El sistema de clases mantendrá el armero, con armas que tendrán hasta 54 accesorios de media. Silencio Mortal vuelve como ventaja equipable, en vez de como mejora de campo. También lo hacen las Wildcards, que permitirán a los jugadores extender su clase de diferentes formas, como poder diseñar un arma con 8 accesorios equipados. Casi nada. Y hablando de mejoras de campo, ahora estarán integradas en el mismo menú de personalización.

Hacia la beta

La siguiente parada de Call of Duty: Black Ops Cold War pasa por su periodo beta. En ella podremos probar un pequeño anticipo del armamento clásico de los años 80, el enfrentamiento por las calles de Miami y las nuevas formas de combatir. Como sabréis, el título estará integrado con Warzone, lo que significa que el progreso entre ambos será cruzado. Todo lo que hagas tendrá efecto en un único perfil de la misma forma que ocurre con Modern Warfare 2019. Lo mismo ocurre con los operadores. Y sí, las funciones de crossplay se mantienen: el futuro está unido al número completo de plataformas donde llega.

La beta abierta estará divida en dos fines de semana de octubre. A continuación encontrarás las fechas:

Primer fin de semana

  • Acceso anticipado en PS4 → del 8 al 9 de octubre

  • Beta abierta en PS4 → del 10 al 12 de octubre

Segundo fin de semana

  • Acceso anticipado en Xbox One y PC → del 15 al 16 de octubre

  • Beta abierta en PS4 → del 15 al 16 de octubre

  • Beta abierta en PS4, Xbox One y PC → del 17 al 19 de octubre

Para lograr acceso anticipado, deberás reservar el juego en formato digital a través de PlayStation Store, Microsoft Store o Battle.net.

Call of Duty: Black Ops Cold War llegará el próximo 13 de noviembre a PS4, Xbox One, Xbox Series X | S y PC. La fecha de lanzamiento en PS5 no ha trascendido.

Call of Duty: Black Ops Cold War

Call of Duty: Black Ops Cold War es un nueva entrega de la saga de acción bélica first person shooter a cargo de Treyarch junto a Raven y Activision para PC, PlayStation 4, Xbox One, PlayStation 5 y Xbox Series X que nos lleva a la convulsa época de la Guerra Fría.

Call of Duty: Black Ops Cold War