Videojuegos

Tencent Games no se verá afectada por la ofensiva de Trump contra WeChat y TikTok

El presidente de los Estados Unidos ha emitido una orden ejecutiva para bloquear cualquier transacción relacionada con WeChat, de Tencent.

Las restricciones contra TikTok y WeChat no afectarán directamente a Tencent Games como desarroladora de videojuegos, a pesar de que el gigante chino es propietario de una de estas aplicaciones. Donald Trump, presidente de los Estados Unidos, anunció que había presentado dos órdenes ejecutivas para impedir cualquier transacción realizada a través de estas aplicaciones. Sin embargo, al menos de momento, esta ofensiva no afectará a ninguna de las divisiones de juegos, tampoco a Riot Games o Epic Games Store, empresas en las que Tencent tiene participación.

El Gobierno de EE.UU ha realizado estas maniobras en un contexto beligerante entre el país norteamericano y China. Desde que la crisis del coronavirus eclosionó, el acercamiento inmortalizado en un acuerdo firmado por Donald Trump y Xi Jinping parece haber caído en saco roto, con una escalada verbal que amenaza con traer de vuelta la guerra comercial. Se trata de un problema con muchas aristas que no parece tener solución cercana, ni siquiera con un hipotético cambio de rumbo en la Casa Blanca si Joe Biden, candidato demócrata, logra vencer al actual presidente en las elecciones de noviembre.

Los argumentos de Trump

“Para proteger nuestra nación tomé medidas para hacer frente a la amenaza planteada por una aplicación móvil, TikTok. Medidas ulteriores son necesarias para hacer frente a una amenaza similar”, comentó el mandatario en unas declaraciones que recogen nuestros compañeros de Cinco Días. En el mismo artículo, explican que las medidas tomadas contra WeChat han provocado una caída de Tencent en la Bolsa china, con pérdidas del 10%.

El comandante en jefe de los Estados Unidos, por su parte, amenazó incluso con cerrar TikTok si estos no vendían su empresa a una compañía norteamericana antes de septiembre. Microsoft está negociando su adquisición, pero todavía no hay acuerdo. De acuerdo con la narrativa de Trump, la aplicación recopila datos de los usuarios. “Esta recopilación de datos amenaza con dar al Partido Comunista chino acceso a los datos personales y de propiedad de los americanos, permitiendo potencialmente a China rastrear las localizaciones de empleados y contratistas federales, construir expedientes de personal información para chantajear, y realizar espionaje corporativo”, aseveró.

Fuente | PC Gamer