Ránking

Los mejores juegos de la saga Halo

Ordenamos de peor a mejor los juegos de la saga Halo que forman parte de los shooters en primera persona. ¿Dónde estará Halo Infinite cuando salga?

Halo es una de esas sagas que ha marcado el nuevo siglo. Caballo de batalla de Microsoft en su entrada en el mundo de los videojuegos, y eso que el título estaba previsto como buque insignia para Apple en su momento, la obra de Bungie se convirtió en el ejemplo a seguir a la hora de realizar un FPS en consolas. Con Goldeneye hubo un milagro que siguió con Perfect Dark, pero la realidad es que la adaptación de los juegos de acción en primera persona y su estandarización a los mandos llegó y se expandió con el Jefe Maestro. Desde entonces, una saga millonaria que supo mostrar al mundo otra manera de afrontar el género, que fue capaz de competir y aguantar ante los mejores multijugadores y que llegó a su cénit con Xbox 360.

La saga cambió de manos, sobre todo por las ganas de Bungie de probar cosas nuevas (Destiny) y pasó a manos de 343i. Sobre el papel, una compañía novata, pero en realidad detrás de ella había buena parte del equipo original que había trabajado en la serie. Llegó Halo 4, ha llegado Halo 5 y ahora esperamos Halo Infinite. Aunque en esta generación la saga no parece haber dominado como lo hizo antaño, sigue siendo historia del videojuego. La llegada de Halo: Reach a PC o la reciente de Halo 3 han demostrado que hay un interés latente ante una franquicia que ahora quiere volver a reinar con Halo: Infinite.

No será hasta el próximo 23 de julio, durante el nuevo showcase de Xbox, cuando veamos por fin gameplay del título que quiere ir más allá de lo conseguido hasta el momento. ¿Cuál es el camino del Jefe Maestro? No lo sabemos, pero sí que como pasó hace años, volverá a ser juego de lanzamiento de una consola. Si consigue equiparar el impacto y el éxito de antaño, estaremos ante algo grande. Como siempre ha sido la saga. Por este motivo, nos hemos juntado los spartans Alejandro Castillio, Virgínia Mejías y un servidor para ordenar bajo nuestro punto de vista los mejores de la saga en lo que FPS se refiere, dejando a un lado los Halo Wars no por falta de calidad, sino por ser tan diferentes a la serie principal. Este es nuestro top.

7.- Halo 4

Fue el estreno de la saga en manos de 343 Industries, y aunque el primer impacto brillaba por muchos motivos, el tiempo va poniendo a cada uno en su lugar y Halo 4 acabó lejos de ser el juego que se podía esperar después de Reach. La cuarta entrega numerada era seguramente el techo técnico de Xbox 360, y presentó nuevos enemigos como los Prometeos, con patrones exigentes y nuevas manera de enfrentarnos a ellos. A pesar de esto, la IA no llegaba a las cotas de los Élite de Reach, y el tiempo ha dejado olvidado un multijugador que quiso ser muy innovador pero que acabó alejado de la esencia de la saga. Tampoco convencieron las Spartan Ops en lugar del modo tiroteo, por lo que la campaña, potente y por encima de la media de los FPS de la época, se quedó como el gran reclamo del juego.

6.- Halo 5

El salto a la nueva generación de consolas llegó con Halo 5 y ese cara a cara presentado ante el jugador entre el Jefe Maestro y el Agente Locke. Por desgracia, Halo 5 muestra otra cara diferente a la de la cuarta entrega, más completa como producto general pero con una campaña menos convincente, donde se desaprovecharon vehículos y novedades presentadas. Ni jugable ni argumentalmente se cerraba como esperábamos ni la IA estaba al nivel top de la serie, siendo buena. Entonces, ¿por qué consiguió buena recepción y estar delante del 4? el multijugador intenta recuperar cierta esencia (modernizada, naturalmente) de los anteriores. Y aunque el diseño de mapas no es el mejor, el ritmo y modos convencen y la voluntad competitiva está muy presente. Y al otro lado Warzone, una especie de fiesta loca del ítem y el vehículo para jugar a lo arcade por pura diversión. Halo 5 no tiene la mejor campaña, pero como producto consiguió avanzar dentro del desarrollo de 343i gracias a su multijugador.

5.- Halo ODST

Cuando salió ODST, muchos miramos con recelo. Pero el tiempo demostró que estábamos equivocados. Una experiencia imprescindible para los amantes de la serie Halo, donde la campaña toma un tono más oscuro y se nos presentan enfrentamientos de mucho nivel, y donde seguramente tenemos el mejor modo tiroteo de todos. ODST forma parte de la historia de Halo y aunque no se considere un juego completamente nuevo, la experiencia es lo suficientemente potente para que la tengamos en un lugar destacado, dentro del top 5 de la saga, seguramente de los mejores y más disfrutables si lo que nos gusta es jugarlo de manera cooperativa.

4.- Halo: Combat Evolved

El gran impacto, el inicio de todo. Cuando Bungie lanzó Halo: Combat Evolved, muchos nos sentimos en el futuro. En poder jugar a algo que parecía exclusivo del PC. No solo eso, sino que lo hizo con una propuesta rompedora que se ha convertido ya en marca de la casa. La IA enemiga, por encima de la media de los juegos con patrones, acciones y reacciones diferentes según cada caso. Los vehículos como elemento clave jugable tanto en solitario como en compañía, y un sinfín de opciones de juego que marcaron época. Tenía algunos niveles más irregulares que otros -esa biblioteca...- y el multijugador estaba lejos de ser lo que fue a posteriori, pero Halo demostró que el futuro del FPS era distinto al que imaginábamos.

3.- Halo 2

Y entramos de lleno en el Top 3 de la saga. Nos ha costado decidirnos entre el impacto de la primera parte y los argumentos contundentes de la segunda, pero finalmente dejamos a Halo 2 en el podio por varios motivos. A nivel de campaña, el avance era notable en muchos sentidos. Sí, tenía fases algo más pasilleras, pero las misiones con vehículos de por medio, como esa batalla de banshees, llevaban la acción a otro nivel. Como también la IA enemiga, que mejoraba exponencialmente y, a nivel técnico, se daba otro salto importante. Pero más allá de todo esto, Halo 2 instaura lo que conocemos como el multijugador competitivo por antonomasia. Los mapas casi perfectos, el ritmo de juego y el 'boom' del juego online de consolas no se entienden sin esta entrega. Un título que aportó novedades de peso en la campaña, en el multijugador y nos dejó atónitos, a pesar del final ciertamente abrupto de la historia.

2.- Halo Reach

El epílogo de Bungie con la saga Halo es también uno de los mejores fps que recordamos en consolas y una obra maestra sin discusión. La compañía quiso, a modo de precuela, repasar lo que había sucedido en el planeta Reach y que marca el devenir de los acontecimientos posteriores, y lo hace con una de las campañas más sólidas que recordamos. La IA enemiga de los Élite sigue siendo un referente más de diez años después, y la intensidad de los combates, el uso de potenciadores, la magia del cooperativo y cómo se usaban los vehículos, incluido el espacio exterior, fue simplemente magistral. Así como una bonita manera de ir cerrando etapas con los miembros del Noble Team, incluido un epílogo jugable que es de las mejores maneras que recordamos de cerrar un videojuego. Con Reach llegó el vicio con el modo tiroteo, intenso, variado y desafiante. Y también un multijugador que acabó demasiado pendiente de las habilidades, pero que era potente y entretenido. Sobre todo con un Big Team Battle que era simplemente maravilloso. Todo ello con una banda sonora de las mejores de la serie y un acabado técnico de primera para la época.

1.- Halo 3

Obra Maestra. 10 sobre 10. En 2007 nos llegó el cierre de la primera trilogía del Jefe Maestro con un juego único y atemporal. Halo 3 tiene seguramente las mejores misiones de toda la saga, los enfrentamientos más bestiales ante los Scarabs y uno de los finales más épicos que recordamos. Un título muy potente gracias a la cantidad de opciones y maneras de afrontar los combates, al uso de los vehículos, a la IA enemiga desafiando nuestra habilidad en cada nivel de dificultad y a un cooperativo a cuatro jugadores que debería ser de estudio obligatorio para quienes quieran hacer cooperativos. Es cierto que la campaña es algo más irregular que Reach por culpa de algunas misiones, pero cuando el juego se eleva, llega más lejos que ningún otro. Además, trajo consigo un multijugador casi perfecto, puro Halo con sus mapas medidos al milímetro, sus armas perfectamente equilibradas y la habilidad del jugador como principal reclamo. Por no hablar de como se expandió, del modo Forge o la increíble banda sonora de Martin O'Donnell en uno de sus mejores trabajos. La conjunción de acción, vehículos, desafíos y música pocas veces se ha fundido de manera tan perfecta. Y es nuestro favorito de la saga Halo.