Naughty Dog

Jefes tiranos, mentiras y rumores. Así se acusó falsamente a Druckmann y Straley

Mitch Dyer, actualmente guionista en Electronic Arts, narra la situación de presión a la que le sometieron sus jefes cuando trabajaba en prensa

Entre las oleadas de acusaciones de comportamiento indebido que se están viendo estos días, una ha sido particularmente llamativa por afectar a dos ex responsables de IGN, una de las publicaciones de videojuegos y entretenimiento más importantes del planeta. Todo empezó cuando Kallie Plagge, redactora jefe de análisis en Gamespot y ex-redactora de IGN decidió explicar en twitter su situación en el anterior trabajo y cómo dos de sus superiores, Steve Butts y uno de los co-fundadores del medio, Tal Blevins, la presionaron  y vejaron hasta el punto de que no podía ni hacer una pausa para almorzar en el trabajo, además de relatar diversos episodios de trato humillante en el trabajo.

Una historia sin fundamento

Hasta aquí, un episodio más en la larga lista de acusaciones e historias que se han mantenido en la intimidad durante años saliendo a la luz recientemente. Pero el testimonio de Kallie desencadenó una reacción en cadena, con varios integrantes presentes y pasados de la redacción de IGN apoyando las palabras de la periodista y contando sus propias historias de terror con los nombres mencionados. En particular, destacó el testimonio de Mitch Dyer, cara conocida del medio y actualmente guionista en Electronic Arts, que relató su propia experiencia con sus superiores, contando además un capítulo muy específico que afectó especialmente a Naughty Dog, en particular a Neil Druckmann y Bruce Straley.

Básicamente, cuando Amy Hennig abandonó Naughty Dog, IGN, bajo firma del propio Mitch informó que "según fuentes internas", la salida no había sido amistosa y había sido forzada por Straley y Druckmann. Hennig, guionista y co-creadora de Uncharted o Soul Reaver es una figura querida y respetada en la industria del videojuego, por lo que a raíz de esa información -multiplicada por todos los medios que se hicieron eco de la misma- crearon una imagen negativa y tóxica alrededor de los directores del estudio, de la que nunca se acabaron de librar. Fueron caricaturizados como manipuladores y ansiosos de poder, responsables de imponer una visión específica que sería duramente criticada por un cierto sector de aficionados.

Ahora, Mitch confiesa que esas "fuentes internas" nunca existieron para él. Steve y Tal "lo oyeron" y forzaron bajo amenazas a introducir esa parte en la historia, sin contrastar y sin permitirle acceder a la fuente directamente para trabajar en la historia; había que ponerlo y ya está. El redactor se negó primero y pidió que su nombre no apareciese en la pieza después, pero ambas cosas le fueron negadas y la noticia salió así. Cuando Sony salió públicamente a negar esa información y a pedir explicaciones por la historia, ninguno de los dos responsables dio la cara, dejando al periodista sólo y sin nada con el que poder defender su pieza. Un tiempo más tarde, ellos mismos publicaron otra noticia titulada "The Last Guardian ha sido cancelado" que también hizo un enorme ruido a nivel mundial y por la que el equipo de noticias pidió explicaciones que no fueron recibidas (al contrario, fueron reprendidos por no haber dado ellos mismos esa noticia, que a la postre sería falsa).

El actual guionista ha pedido disculpas públicas tanto a Bruce Straley como a Neil Druckmann y éstas han sido aceptadas por ambos, compartiendo además la frustración que sintieron en su momento. Bruce habla sobre lo que aprendió en sus carnes cómo eran las noticias de movimientos internos de los estudios que se reportaban ("20% de verdad") y Neil reconoció que estuvo mucho tiempo enfadado por esto y agradeció a Mitch haber contado la verdad de lo que pasó.

Los acusados, que salieron de IGN hace un tiempo y ahora hacen trabajos de consultoría, tienen cerradas sus cuentas en Twitter y no han respondido por el momento a estas acusaciones. Hennig no ha hablado específicamente sobre los motivos por los que salió de Naughty Dog, pero sí ha comentado en alguna ocasión su cansancio frente a lo que supone hoy en día sacar una producción AAA, lo que puede dar alguna pista-. Redactores actuales de IGN han confirmado que la situación interna ha mejorado mucho y ya no se producen estos episodios, mientras que tanto Mitch como Kallie se han esforzado en resaltar la profesionalidad de la plantilla de la revista americana.

The Last of Us: Parte II

The Last of Us: Parte II es la secuela de la aventura de acción The Last of Us para PlayStation 4 a cargo de Naughty Dog y Sony protagonizada por Joel y Ellie. Cinco años después, nos espera una aventura intensa, dolorosa y cargada de emociones. Ellie y Joel vuelven en un viaje épico en la secuela del aclamado juego de los creadores de Uncharted.

The Last of Us: Parte II